La historia detrás del Momento Stella


Cualquier momento es ideal para disfrutar de Stella Artois.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: cortesía Stella Artois

Hace 650 años, nace la historia de Stella Artois. En 1633 la cerveza Belga emprendió su camino al éxito, la cual hoy destaca por convertirse en una de las marcas más reconocidas a nivel mundial.

Lo que nació como una edición especial para desear los mejores deseos a sus fieles clientes durante las fiestas navideñas, resultó en la creación del nombre icónico de la cerveza. Guiando a sus consumidores por su logo innegable, la estrella roja de ocho picos persiste en transmitir en la mesa de sus consumidores, los valores que perduran con la cerveza: compartir y disfrutar en cualquier ocasión, a lo que la marca denomina como Momento Stella.

En la actualidad la marca invita a sus seguidores a encontrar el tiempo de vivir su Momento Stella día con día, un instante que simboliza el éxito notorio de sabor y calidad, donde la mejor manera de disfrutarlo es de la mano del Chalice, complemento perfecto de la botella, creado para destacar los atributos de sus ingredientes. A través del cristal, permite apreciar su color dorado y la textura de su espuma blanca. Las destacadas curvas ayudan a resaltar las notas del sabor suave pero intenso que caracterizan la lagger, mientras que su soporte ayuda a mantener la cerveza fría por más tiempo.

La cerveza premium por excelencia se ha convertido en referente de estilo de vida y nos enseña que cualquier ocasión es ideal para compartir un Momento Stella, instantes que celebran el rodearte de la mejor compañía de la mano de una gran cerveza.



comments powered by Disqus