La dualidad de Jonas Bjerre


¿Cómo mantener la autonomía dentro de Mew?


POR Staff Rolling Stone México  



Por Valeria Villegas

Ciertamente, Jonas Bjerre, vocalista de la banda danesa Mew, se caracteriza por poseer una tesitura que con sus sentidas interpretaciones ha afianzado la personalidad sónica de todas y cada una de las producciones del grupo. Su más reciente lanzamiento, + -, concreta una gran parte de su versatilidad musical, navegando entre ritmos atmosféricos, coqueteos baladísticos y dinámicos beats que harían pensar a cualquiera en los inicios de Mew, rompiendo con poco más de cinco años de silencio en cuanto a álbumes de estudio se refiere.

En entrevista con Rolling Stone, Jonas Bjerre reveló que el proceso de + – tuvo características que lo distinguieron de sus predecesores: Para empezar, el material se probó en vivo, dando una oportunidad de retroalimentación única para determinar el rumbo del álbum. Además, la entrada del bajista Johan Wohlert en la etapa primaria del proceso de composición y la salida del guitarrista Bo Madsen dejaron su huella en las interpretaciones y composiciones de este material. Bjerre caracteriza el estar en una banda como una “montaña rusa”, hecho que no deja fuera su enorme agradecimiento por vivir de la música e ir alrededor del mundo haciendo lo que más le gusta.

No obstante la enorme personalidad que empuja a Mew, Jonas Bjerre revela que sabe mantenerse autónomo con proyectos como Apparatjik, ensamble experimental con tintes electrónicos en el que milita junto con Guy Berryman de Coldplay, Magne Furuholmen de A-ha y Martin Terefe. Bjerre afirma que siempre hay tiempo para la diversión: “Estamos haciendo cosas de manera esporádica, porque todo mundo está muy ocupado. Pero estoy muy agradecido del tiempo que podemos pasar juntos porque todos tienen ideas que quieren explorar para salir de sus actividades normales. Para mí, es algo totalmente opuesto a Mew. Porque con Mew, queremos que todo sea perfecto, nos lo tomamos muy en serio, todo tiene que tener una cierta lógica que no sabemos de dónde viene, pero es la lógica que tenemos entre nosotros; con Apparatjik, es más algo de divertirse, hacer cosas locas. No digo que no nos divirtamos con Mew, pero la banda tiene una cierta identidad que hemos construido con los años; nuestra identidad es mucho más que la combinación de las identidades de los miembros, tiene una historia, así que necesitamos honrarla. Si acaso quisiera hacer un disco de hip hop [risas], lo haría fuera de Mew, porque el grupo tiene que seguir una progresión natural”.

La dualidad de Bjerre, quien sabe moverse con maestría entre Mew y sus otros proyectos, también se manifiesta en su colaboración al lado de Simon Le Bon, de Duran Duran, en el tema “Change the Skyline”, del disco Paper Gods. “Creo que es una gran mezcla de las voces, resultó en una atmósfera muy interesante. Estaba muy emocionado cuando me lo propusieron, porque no lo veía venir. Realmente me gustó la canción y me encanta lo que hace Nile Rodgers [quien también colabora en el disco]. No sabía si se habían acercado a mucha gente o si me querían específicamente a mí… tal vez me habían recomendado, les gustó mi voz y querían ver cómo resultaba, y yo estoy muy contento con el producto”, apunta.

Siempre versátil, Bjerre asevera que ansía volver a México para desplegar lo que ha hecho de Mew una unidad orgánica capaz de producir, al mismo tiempo, músicos que no temen romper las barreras del género que los hizo saltar a la fama… Y nosotros al fin podremos atestiguar el despliegue este 21 y 22 de noviembre durante el Festival Capital.



comments powered by Disqus