Soda Stereo en entrevista Rolling Stone


Fragmento de la entrevista Rolling Stone a Soda Stereo


POR Staff Rolling Stone México  



Fragmento de la entrevista Rolling Stone a Soda Stereo

*Fragmento de la entrevista de Ernesto Martelli. Cortesía Rolling Stone Argentina
Entrevista publicada en Rolling Stone México No 60. Octubre 2007
Fotografías cortesía Sony BMG

‘TEST’ PARA TRES. CHARLY, GUSTAVO Y ZETA EN LA PRIMERA SEMANA DE ENSAYO. REPASARON 40 TEMAS

“Todo este tiempo sin Soda fue muy enriquecedor para mí. Después de tocar en una banda tanto tiempo, necesitaba abrirme a compartir con otros artistas y abrir más el panorama musical. También hacerme cargo de mi propio rumbo, y esa perspectiva me hizo crecer mucho. Humanamente, pienso que el tiempo sirvió para cicatrizar heridas y mirarnos más francamente, aunque no seamos todo lo unidos que fuimos alguna vez. Recuperar el humor y pasarla bien con todo esto es la clave. Seguir jugando. Porque el dinero rondando es sólo una parte y no puede comprarte amor. Es posible que no represente para mí un desafío a nivel artístico, como todo lo que vengo proponiendo como solista, pero es un verdadero placer compartir nuevamente con ellos esa magia que se produce cuando nos juntamos a tocar. Hay momentos en que siento lo gratificante que es ver a Charly y a Zeta tocando sus instrumentos nuevamente. Los tres volvemos a una especie de adolescencia. Las versiones suenan incluso más frescas que en toda la última época. Diría que menos contaminadas…”, confiesa Gustavo.

Gustavo Cerati: La Triple vida
¿En qué momento extrañaste más a Soda Stereo?
No registro un momento en particular, supongo que es porque, por un lado, no soy muy nostálgico y porque estuve concentrado y entretenido en mi propio viaje, disfrutando a full. Eso no significa que no vengan a mi memoria recuerdos y experiencias imborrables con la banda. Además, en muchos lugares por donde ando tocando anteriormente estuve con Soda, así que habían salido anécdotas e imágenes que me conectaban con eso. Creo que fue sobre todo la gente la que mantuvo viva la cosa.

Indudablemente, la gente estaba esperándolos, ¿qué crees que Soda le devuelve al rock nacional y latino?, ¿qué vuelve con ustedes?
Soda se convirtió en una banda muy grande, pudimos combinar sofisticación y popularidad, incorporar elementos sonoros y estéticos de vanguardia con una visión pop y rockera. Varios discos potentes, shows tremendos, un montón de canciones, historia… Lo popular hoy en día parece un sinónimo de chato y falto de vuelo. Por supuesto que hay mucha gente por ahí haciendo música increíble, pero pocas bandas pueden hacer gala de tantos años de éxito masivo y al mismo tiempo proponer evolución, sintonía, excitación y búsqueda.

Nosotros redoblamos la apuesta con cada disco y gira, nos animamos a la aventura de hacer lo que nos parecía y sobrevivir a ello. No es poco. Convengamos que ahora vivimos otra época y eso le otorga una mística extra a todo lo que hicimos entonces. También creo que la repercusión de mi carrera solista levantó la temperatura para este encuentro.

¿Cuál era tu relación con la obra de Soda?, ¿escuchabas los discos?, ¿eras consciente de la importancia del legado musical e ideológico que tenían después de separarse?
Es parte de mi historia, por supuesto, y aunque uno dé vuelta a la página, porque es necesario y vital hacerlo, son muchas las canciones e imágenes que han quedado resonando en la gente y en uno mismo. Siento orgullo de haber sido parte de una banda así y creo que provocamos un sentimiento similar en mucha gente. Es una gran responresponsabilidad estar a la altura de ello y, aunque no va a volver a repetirse algo semejante, podemos hacer algo especial y único nuevamente. Así que toda esta movida también es un desafío. Francamente, ¿acaso no es eso una característica de Soda?

¿Estás nervioso?
En todo caso, son nervios que valen la pena, me mantienen ocupado. Siempre es más agradable pensar en un “hola” que en un “chau”, así que me preparo para una graaan fiesta.

¿Y tu primer plan para el 2008?
Descansar de todo ayer…

Cerati, con tono de profesor, pide al colaborador: “¿Puedes bostezar para otro lado? Se nos fue muy a la Pet Shop Boys, y es más Duran Duran [risas]”. Están grabando una versión de referencia de cada tema que atravesará el continente para caer en manos de Martin Philips, el diseñador de la puesta en escena de Daft Punk y de Nine Inch Nails. Él le dará vuelo escénico a esta gira; ya envió unos bocetos con tres impactantes pantallas de leds detrás de cada músico. Están ultimando los detalles operativos que pondrá en marcha por toda América. Están definiendo el plan de acción con Juan Carr, de la Red solidaria: no sólo quieren donar dinero (al hospital Garrahan y otras instituciones), sino que además intentarán convencer a sus seguidores de que donen su tiempo, una jornada de 2008, a tareas benéficas: “Dona un día de tu vida”, se llamará la campaña. También están ultimando los detalles para el asado por el cumpleaños del mítico Taverna (Adrián, el técnico de sonido). Sí, hay una banda ensayando. Colgados por las paredes hay discos de platino, honores por los millones de discos vendidos (más de tres en el continente), símbolos de una industria discográfica que, en definitiva, sigue dependiendo de esto: tipos que a los 20 años se cruzaron por algo tan circunstancial como una carrera universitaria o una hermana atractiva y superpusieron sus ambiciones en una banda de rock. Ningún guionista, ningún reality podría haber escrito una leyenda mejor…

Gustavo Cerati

Picture 1 of 15

Cortesía de Sony BMG


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO




comments powered by Disqus