Los celos de Manotas


LOS CELOS DE MANOTAS: Muchos recordarán aquella caricatura de Hanna-Barbera en la que un pulpo rosa vivía en un parque acuático. Su nombre era Manotas y con su trapeador se la pasaba limpiando y secando de un lado a otro…


POR Staff Rolling Stone México  



LOS CELOS DE MANOTAS: Muchos recordarán aquella caricatura de Hanna-Barbera en la que un pulpo rosa vivía en un parque acuático. Su nombre era Manotas y con su trapeador se la pasaba limpiando y secando de un lado a otro...

Por Álex Carranco A.

ManotasMuchos recordarán aquella caricatura de Hanna-Barbera en la que un pulpo rosa vivía en un parque acuático. Su nombre era Manotas y con su trapeador se la pasaba limpiando y secando de un lado a otro. Es cuando quisiéramos que la ficción fuera realidad y tener un ejército de Manotas para ayudar a los afectados de Nueva León y zonas aledañas. ¡Caray!, tengo tocayos que son muy destructivos. Inundaciones que van más allá de las fuertes lluvias: Entre algunos recursos que se enviaron bajo el trade mark de algún partido político, con miras al 2012, han engrandecido el lodazal y por otro lado, el admirable esfuerzo de miles de mexicanos –que alguna vez bailaron y cantaron “No culpes a la lluvia…” que su versión en español Luis Miguel la hiciera famosa– destinaron un porcentaje de sus ahorros para dar la mano a los compatriotas. Manotas claramente no fue tan famoso como el pulpo Paul. Ni las profecías de Nostradamus fueron tan certeras como las de este cefalópodo, que con sus selecciones marinas hizo a muchos gritar de felicidad y a otros de tristeza. Un nuevo campeón mundial se alzó en Sudáfrica: España. Y tanta ha sido la emoción en ese país que probablemente quiten de su menú el Pulpo a la gallega.

España ganóEspaña ha enseñado al mundo que a través de su educación, esfuerzo y constancia se pueden alcanzar los sueños. Hoy son campeones mundiales de futbol pero han destacado en deportes como el automovilismo (Fernando Alonso), motociclismo (Jorge Lorenzo) así como en disciplinas olímpicas y contrataciones individuales en equipos internacionales. Hace no muchos años, España, igual que México, no eran potencias del deporte internacional. Ahora, la península ibérica es una sociedad que impulsa el deporte de una forma extraordinaria. Los resultados nuevamente se palpan y se gozan.

CibelesMientras ellos tienen y planean detalladamente su visión a largo plazo, nosotros lo hacemos pero en las fiestas y vacaciones (Por cierto, ¿cuándo es el próximo puente?), ahí sí somos campeones mundiales. Estuvimos festejando en “nuestra” glorieta de las Cibeles junto con la comunidad española. Pero, ¿dónde quedó la constancia en la dirección de nuestros equipos? Tal vez siga dando vueltas en el Ángel por aquella victoria ante Francia. El quitar y poner a líderes como vil ficha de dominó a veces no es tan apropiado, nos podemos ahorcar con la mula de seises o seguir pasando. Falta esa directriz de continuidad, caso similar cuando no se terminan los proyectos establecidos en un gobierno porque su sexenio llegó a su fin. El nuevo poder, obviamente de diferentes colores partidistas, no puede aceptar que hubo algunas buenas iniciativas anteriores y sus celos políticos lo ciegan para empezar todo de nuevo. Es el aventarse, sin medir las consecuencias. Como el clásico automovilista que acelera “a lo macho” en los cruceros sin importar tapar la vía. Afortunadamente desde hoy se les multará.

¡Paul, te queremos en México! Podrías quedarte en lugar de Keiko.

¿Quién ganará en el 2012? Te hacemos un partido político, ¡es muy fácil!

¿Por cuántos goles nos ganará España en el próximo partido del 11 de agosto? Sí, en una fiesta más por el Bicentenario.

Por lo pronto, seguiremos festejando por __________________ (llenar la línea por favor) mientras cada uno de nosotros nos transformemos en un Manotas para cambiar nuestra actitud y llegar a ser un mejor país en todos sus ámbitos. Ojalá el festejo dure poco y dejar de estar celosos en que un pulpo tiene ocho extremidades y que nosotros, con dos manos, en muchas ocasiones no podemos hacer mucho. No importa esa diferencia, sino el pensar inteligentemente para movernos.



comments powered by Disqus