Archivo del Autor: Staff Rolling Stone México

Contesta nuestra trivia y gana un pase doble para el concierto de Rammstein en Puerto Vallarta


La banda alemana ofrecerá dos shows en Puerto Vallarta para dar a conocer su próximo disco.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: Olaf Heine / cortesía Rammstein

Contesta nuestra trivia y gana un pase doble para el concierto de Rammstein en Puerto Vallarta

Rammstein presentará en exclusiva su séptimo álbum de estudio en Puerto Vallarta con dos conciertos con cupo limitado a 5 mil personas. El primer show ocurrirá el 31 de diciembre y el segundo el 2 de enero, ambos se llevarán a cabo en la Explanada Flamingos. El grupo alemán estará de regreso en tierras mexicanas, después de su magnífica aparición en Hell and Heaven 2016, para despedir el año con una última presentación en playas jaliscienses. Ingresa aquí para conocer más detalles sobre estos conciertos. 

El colectivo conformado por Till Lindemann (voz), Paul Landers (guitarra), Oliver Riedel (bajo) y Flake Lorenz (teclados), es característico por sus espectaculares shows, creados con impactantes visuales y un asombroso manejo de la pirotecnia comandada por Lindemann, un experto en el área, todo en conjunto de sus estruendosos sonidos que crean una combinación perfecta, justo como lo explican ellos: “El idioma alemán queda bien con el heavy metal. El francés podría ser el idioma del amor, pero el alemán es el idioma de la furia”.

StubHub y Rolling Stone te invita a disfrutar del concierto de Rammstein este 2 de enero en la Explanada Flamingos. Sólo tienes que seguir las redes sociales de Rolling Stone, compartir esta publicación en Facebook o darle RT en Twitter y contestar correctamente las siguientes preguntas:

1. Menciona el nombre del miembro de Rammstein que formó parte de un equipo de natación en su adolescencia. 
2. ¿En qué edición de Rolling Stone México y en qué año apareció Rammstein en portada?
3. ¿Cuál es el nombre del director que utilizó dos canciones de Rammstein en una cinta de la década de los noventa? Menciona el título de las canciones.
4. ¿Con qué canción cerraban su gira Sehnsucht Tour?
5. ¿Cómo se llama el artículo sobre Alfonso Cuarón que aparece en nuestra edición más reciente?
6. Menciona tres discos que aparecen en nuestra lista de lo mejor del 2018 en la edición 186 de Rolling Stone México.

Manda tus respuestas, capturas de pantalla y datos completos (nombre, ubicación, usuario, edad, teléfono y ubicación) a trivias@rollingstone.com.mx con el asunto: “Rammstein en Explanada Flamingos”.

Nota: Se entregarán dos accesos para el concierto a cada ganador. El traslado y el hospedaje de estos NO están incluidos en el premio.

LOS GANADORES SERÁN NOTIFICADOS POR CORREO ELECTRÓNICO.
Tus datos serán usados para fines de contacto y tratados de manera confidencial.


Peter Murphy | Teatro Metropólitan | 11 de enero


El padrino del rock gótico celebrará 40 años de Bauhaus junto al bajista original de la agrupación, David J.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: Pedro Figueiredo / Wikimedia Commons

Peter Murphy | Teatro Metropólitan | 11 de enero

El pasado 23 de noviembre, los integrantes de Bauhaus publicaron The Bela Session, la primera sesión que registraron como grupo. Esta grabación se llevó a cabo el 29 de junio de 1979 y se lanzó hace un par de semanas para festejar cuarenta años de la formación de la legendaria banda. Fue durante esta sesión que la agrupación conformada por Peter Murphy, Daniel Ash, Kevin Haskins y David J grabó el clásico “Bela Lugosi’s Dead”.

Para celebrar cuatro décadas de Bauhaus, Peter Murphy y David J., bajista original de la agrupación, ofrecerán una serie de conciertos conmemorativos. México es uno de los destinos de su gira y su concierto en nuestro país se llevará a cabo el próximo 11 de enero en el Teatro Metropólitan. Durante esta presentación interpretarán en su totalidad In the Flat Field (su álbum debut), así como un extenso encore con los clásicos de Bauhaus.

Los boletos ya se encuentran a la venta en taquillas del Teatro Metropólitan y en el sistema Ticketmaster. Los precios son los siguientes:

• Preferente VIP: $1,500.00
• Preferente A: $1,200.00
• Preferente B: $900.00
• Balcón C: $900.00
• Sección D: $700.00
• Sección E: $600.00


Ladytron | El Plaza Condesa | 27 de febrero


La banda británica de música electrónica regresa al continente americano después de 7 años.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: cortesía Ladytron

Ladytron | El Plaza Condesa | 27 de febrero

Ladytron, banda originaria de Liverpool y una de las más relevantes en la escena electrónica a principios del siglo XXI, regresa a México para promocionar lo que será su sexto álbum de estudio, mismo que se estrenará el 15 de febrero de 2019.

El grupo conformado por Helen Marnie, Mira Aroyo, Daniel Hunt y Reuben Wu ha lanzado cinco álbumes de estudio en casi veinte años de trayectoria. Así mismo, han colaborado con una gran cantidad de artistas de renombre como Nine Inch Nails, Dave Gahan, Placebo, Goldfrapp y muchos más.

2019 marcará el regreso del cuarteto con su sexto trabajo discográfico homónimo editado bajo el sello !K7. Hasta la fecha se han estrenado dos sencillos: “The Island” y “The Animals”, los cuales rompen con siete años de ausencia desde el lanzamiento de Gravity the Seducer.

Sobre este álbum, Helen Marnie comenta: “Para nosotros es como reunirnos con un viejo amigo. Ambos han cambiado pero aún tienen mucho en común. Algo familiar mezclado con emoción”. “Es diverso y emocional,” agregó Daniel Hunt. “Es mucho más denso que Gravity the Seducer, que intencionalmente era un disco mucho más etéreo y calmado. Las atmósferas están ahí pero hay mucho más urgencia debajo de todo”. Ladytron también cuenta con la participación del reconocido baterista Iggor Cavalera (Sepultura/Soulwax).

Los boletos para el concierto de Ladytron en El Plaza Condesa saldrán a la venta este viernes 14 de diciembre a través del sistema Ticketmaster. Los precios son los siguientes:

• General: $800 (más cargos)
• Balcones $1,000 (más cargos)


Nuevo documental sobre el heavy metal


‘Songs of InJustice’: el despertar del heavy metal latinoamericano.


POR Staff Rolling Stone México  



Nelson Varas-Díaz, director del documental. Fotos: cortesías de 'Songs of InJustice'.

Nuevo documental sobre el heavy metal

Por Abraham Díaz

“El heavy metal, en gran parte de Latinoamérica, está asumiendo un rol más serio y crítico sobre los problemas sociopolíticos que han afectado y afectan a sus sociedades. Las bandas comprometidas ven en esta música no sólo un entretenimiento sino una forma de pensar y reflexionar sobre su contexto, lo que es muy alentador”, afirmó el puertorriqueño Nelson Varas-Díaz, director del documental Songs Of InJustice: Heavy Metal Music in Latin America.

Varas-Díaz, psicólogo social y profesor investigador del Departamento de Estudios Globales y Socioculturales de la Universidad Internacional de Florida (FIU), durante dos años se dio a la tarea de capturar la inconformidad de bandas latinoamericanas con respecto a temas como la injusticia social, las dictaduras militares, el exterminio de los pueblos indígenas y la opresión económica, de los cuales el heavy metal tiene mucho que decir.

El resultado es el documental que explora las escenas metaleras de Argentina, Chile, México y Perú, en las que se discuten tópicos de los que rara vez se habla en la música porque son demasiado dolorosos para las sociedades en cuestión o porque la gente piensa que no hay espacio para ellos en el metal.

A través de sus investigaciones, que han sido publicadas en revista como Journal of Community Psychology, mismas que inspiraron sus anteriores trabajos documentales como The Metal Islands: Culture, History and Politics in Caribbean Metal Music, Varas-Díaz busca que este género musical, a veces estigmatizado, se entienda como una manifestación cultural y un medio de crítica social. Para el documentalista boricua era primordial acudir a estos países latinoamericanos para saber de viva voz cuáles eran los sentimientos entorno a estas problemáticas, ya que, en América Latina, con respecto al heavy metal de otras regiones, hay que prestar atención a lo que se dice y no sólo a sus sonidos.

Damián Agurto y Cinthia Santibañez, de Crisálida.

Así, en su viaje, Nelson Varas-Díaz nos muestra el apoyo que bandas como los legendarios Tren Loco o los jóvenes Arraigo, brindan a las clases más golpeadas de Argentina: los obreros. Mientras que, en Chile, la escena metalera que surgió durante la dictadura de Augusto Pinochet, narra este trágico suceso, en voz de gente de bandas como Nimrod B.C. y Crisálida.

En Perú, músicos de Kranium y Flor de Loto cuentan como la discriminación y el racismo en contra de sus raíces indígena han causado mucho daño a esa sociedad sudamericana. Por su parte, la visibilización de los pueblos indígenas, gracias a la aparición del movimiento zapatista en Chiapas, es el tema que los integrantes de Acrania y el músico Alberto “Thrash” Pimentel, de Leprosy, abordan en su sección dedicada a México.

Nelson Varas sabe muy bien lo que es vivir en una colonia. Desde pequeños, a los boricuas les hacen sentirse parte del país que los colonizó antes de pensarse como latinoamericanos. Por eso, agradece al metal latinoamericano por haberlo conectado con la historia del continente y así poder entender los fenómenos que se vivieron y los problemas por los que los países atravesaron.
“Mi conocimiento sobre las dictaduras en Chile y Argentina o sobre los movimientos indigenistas en México, viene del metal latinoamericano, suceso que sí son parte de mi historia y de mi contexto”, indicó.

Sin embargo, el académico e investigador caribeño acepta que, aunque hay una idea general de que el metal es, por definición, muy crítico, en realidad, muchas bandas famosas tienen una reflexión vaga al respecto, a diferencia de muchas latinoamericanas que hacen una crítica social de su contexto. “No es lo mismo que Metallica te hable de la guerra a que, por ejemplo, bandas argentinas te canten de la guerra de las Malvinas”.

A través de su lírica, el heavy metal da una clase de historia y del papel que la justicia social juega en ella. Algo que él aprovecha en la universidad donde dicta cátedra a jóvenes de entre 18 a 20 años que no conocen sobre las historias de opresión en la región, a quienes comparte ese legado histórico a través de los discos de bandas latinoamericanas que hablan sobre esos sucesos. “El heavy metal me ofrece la posibilidad de un espacio de reflexión y crítica, diferente a lo que la sociedad en general procura. Ésta música, en alguna medida, está generando esa discusión, por lo que no es iluso pensar que llena un vacío de información y de una destreza crítica en muchas personas en América Latina y fuera de la región”, aseguró.

El documental Songs Of InJustice: Heavy Metal Music in Latin America, premiado en diversos festivales de cine en el mundo, será estrenado a nivel mundial el domingo 16 de diciembre, en la Sala 7 de la Cineteca Nacional, como parte de la primera edición del Festival de Cine de Música de México (Cínica).


The Doors


Muchos ignoran que la legendaria banda liderada por Jim Morrison visitó tierras aztecas en 1969. Aquí, revivimos la experiencia con la crónica del alucinante suceso.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: cortesía de Warner Music

The Doors

La “intriga extranjera” había sido puesta en movimiento mucho antes de que The Doors pisara suelo mexicano para lo que se supondría sería una serie de al menos seis apariciones públicas –una “intriga” relacionada con dos revoluciones: La que The Doors representaba en EE UU y la que ocurría en México

Texto y fotografías de Jerry Hopkins
(Extraído de Rolling Stone 40, 23 de agosto de 1969)

Hacia el final de su estadía en el país, varios de los conciertos que habían sido planeados fueron cancelados, y la explicación no oficial fue que el año anterior los estudiantes mexicanos estuvieron muy cerca de derrocar al gobierno y, desde ese momento, lo más sensato era prevenir la concentración de jóvenes. Desde luego, nunca fue sugerido que The Doors constituyera una amenaza y ninguna de las personas involucradas en las negociaciones con la banda dio a entender que las cancelaciones obedecieran a un motivo político.

Todo fue, en cambio, un conjunto de promesas sin cumplir y permisos sin firmar. Varios aspectos resaltaron durante esta visita de cinco días. Más de ocho semanas antes, un decorador de interiores de 31 años de edad, llamado Mario Olmos, dijo que quería organizar un concierto de The Doors en la Plaza Monumental, un gigantesco recinto taurino en la Ciudad de México.

Los boletos para acudir a la arena de 48 mil localidades tendrían un precio de cinco a 12 pesos (de 40 centavos a un dólar) para permitir que la gente con menos ingresos pudiera asistir. Además, estaba planeado que The Doors tocara en una gala de beneficencia a nombre de las Naciones Unidas o de la Cruz Roja y también en un caro restaurante sin confirmar. La idea era que, en una sola visita, la banda pudiera tocar ante todos los sectores de la sociedad mexicana.

El viaje creó cierta expectativa y ansiedad mientras las firmas necesarias eran recabadas para obtener el permiso para tocar en la plaza de toros. Todas las firmas estaban ahí excepto la del regente de la ciudad. El regente se marchó inesperadamente y el concierto debió ser reprogramado.

Mario comenzó a sobornar a varios con anticipación (algo tan común en México como regatear el precio de un souvenir) y se acercó al presidente Gustavo Díaz Ordaz, quien dio su aprobación verbal. No obstante, cuando el regente volvió a la ciudad, la aprobación verbal del presidente desapareció en una nube de polvo y polémica (y llamadas sin contestar) y al parecer el asunto fue llevado de nuevo ante el regente, quien determinaría si se haría o no.

El tiempo se agotaba y The Doors estaba por partir desde Los Ángeles. Mario fue entonces con Javier Castro, uno de los Hermanos Castro. Javier, de 26 años, es dueño del Forum, un club de mil localidades que es el equivalente del Copacabana de Nueva York o el Coconut Grove de Los Ángeles.

Mario le dijo a Javier que podía llevar a la banda al club por cuatro noches, generando cinco mil dólares por noche. Encontraron a un amigo que invirtió un cheque de 20 mil dólares como garantía, y la mañana siguiente, en un martes, Últimas noticias publicó un anuncio a página completa para anunciar la presentación de The Doors en el Forum.

Para ese momento, The Doors (todavía en Los Ángeles) no sabía que la presentación en la plaza de toros se volvía cada vez más improbable, y que habían sido programados para tocar en Forum. No escucharon sobre ello hasta que Javier y Mario llegaron a sus oficinas con el anuncio del periódico en mano. La banda estaba furiosa.

Varias juntas, que se prolongaron durante varias horas, terminaron con The Doors acordando partir al día siguiente de la fecha que tenían planeada –pero también acordaron tener presentaciones adicionales, con una o dos en el Auditorio Nacional y otra en uno de los tres canales de televisión de Telesistema Mexicano, el quinto conglomerado televisivo del mundo, administrado por un amigo de Javier.

La oficina de The Doors estaba sutilmente iluminada esa noche, con el escritorio de Bill Siddons, manager de la banda, repleta de botellas y pósters, así como de anuncios de periódicos para el concierto del Forum. Los miembros de la banda estaban visiblemente apesadumbrados. Fue con mínimo entusiasmo que empacaron esa noche.

The Doors pasó por la aduana y llegó al lobby del aeropuerto de la Ciudad de México. El aspecto de Jim Morrison era bien conocido entre los jóvenes mexicanos, pero no en su actual estado barbado. Fue una marabunta. Docenas de fotógrafos gritaban “¡Aquí!” y “¡Una más!”, mientras varios jóvenes los rodeaban sosteniendo discos para pedir un autógrafo. Mercedes Carreño, una atractiva actriz mexicana, estaba ahí también. Al lado de Mario y varios representantes del Forum, se encontraba una mujer llamada Malú, una chica franco-india que fungía como publicista del club, además de ser una confiable guía turística.

La banda fue conducida hacia la Hostería Parc des Princes, un hotel con arquitectura colonial ubicado en el equivalente de Beverly Hills. En la entrada había un guardia gordo para alejar a los fans entrometidos. Varias limusinas Cadillac negras y blancas, así como guardaespaldas, fueron puestos a disposición del grupo. Era seguro, les dijeron, que tocarían en el Auditorio Nacional, además de tener varias apariciones en televisión. Algunos de ellos fueron a la única discoteca de la ciudad, El Club, para celebrar. Se quedaron ahí hasta que el lugar cerró, a las 5 am.

El viernes se realizó un chequeo de rutina dentro del Forum, y los primeros sonidos de lo que vendría después fueron escuchados. Para este punto, parecía que las cuatro presentaciones del Forum era todo lo que The Doors haría en su visita. Sin embargo, todavía se mantenía la esperanza, mientras Siddons, Bill Belmont (amigo y traductor) y otros daban inicio a lo que se convirtió en una junta de cinco días, sostenida con varias personas y en varios lugares.

Frente al Forum, casi mil personas se han congregado en la Avenida de los Insurgentes para ver y escuchar. La fachada del club ha sido cubierta con murales, uno de ellos es una enorme pintura con la cara de Morrison. Mario Olmos dijo que tenía la intención de traer el rock estadounidense a la ciudad y había promovido bien los cuatro shows.

En el hotel, la banda bebía coñac. A eso de las 11:30 pm, reunieron a sus esposas y chicas para emprender el viaje de 15 minutos hacia el club, abordando las limusinas blancas y negras. Al salir de los autos, los jóvenes fans mexicanos se abrieron paso a codazos para empujar a Morrison y llegar a los otros. No lo reconocieron. La noche siguiente, incluso gritó a la multitud: “¡Ey, chicos, por acá!”.

Dentro del club, el pequeño escenario estaba rodeado de los hijos e hijas de la élite adinerada de la ciudad. Una banda local tocaba hits de rock estadounidense, incluyendo una versión de “Light My Fire”, mientras varios bailarines se movían muy cerca de los guitarristas. The Doors miraba con sorpresa desde un balcón, preguntándose si los bailarines bajarían del escenario cuando fuera su turno para tocar.

En el camerino intercambiaron algunas bromas y jugaron nerviosamente con el tanque de oxígeno. Morrison estaba preocupado por dar el pequeño discurso que había escrito. Dijo que no podía memorizarlo y les preguntó a los demás si podía leerlo. Ellos respondieron que sí.

“Buenas noches, señores y señoritas”, dijo en el descanso entre “When the Music’s Over” y “Touch Me”. Entonces dijo que la ciudad era marvelous-o y presentó a la banda: En el órgano, Ramón Manzarek. En la batería, Juan Densmore. En la guitarra, Roberto Krieger. Y la audiencia rugió.

El sábado por la mañana, desayunó a mediodía al lado de la piscina del hotel. Más tarde ese mismo día, Morrison y otros cuantos vieron los primeros fragmentos del “México de verdad”, camino a las pirámides al norte y al este de la ciudad. El estrecho camino hacia el lugar era una ruta interesante, pasando pequeñas aldeas de casas de adobe y piedra que se extendían alrededor de derruidas iglesias. Todo ello estaba flanqueado por un horizonte de increíble claridad, parecía que el suelo sobre el que descansaban los escasos árboles era barrido todos los días.

A ratos, Morrison dormía dentro de la limusina, mientras ésta atravesaba la pobreza del lugar y la estación de radio principal de la ciudad (“¡Número uno… uno… uno… uno!”) inundaba el ambiente con canciones de grupos estadounidenses. Los sorprendentes contrastes de la vida mexicana moderna se presentaban ante ellos: El estilo parisino de Paseo de la Reforma, en oposición a las pirámides de mil años de antigüedad, el pollo frito del Coronel Sanders en el mismo menú que el pulque; el lujo de la limusina Cadillac paseándose al lado de burros muertos tirados a un lado del camino, una sección entera de las calles citadinas nombradas en honor de Arquímedes y Goethe y otros pensadores contra lo que se convertía en una aparente dictadura que ejercía increíbles presiones sobre los estudiantes.

El verano pasado, los estudiantes estuvieron a punto de tomar el gobierno. Los profesores lo detuvieron al cambiar de bando en el último minuto. Desde entonces, entre 300 y mil estudiantes han sido asesinados o simplemente secuestrados en medio de la noche.

La política de México es tan intrigante para los visitantes como la aduana. La escena política todavía está relacionada con una revolución que comenzó hace 60 años, cuando la dictadura del General Porfirio Díaz llegó a su fin. La violencia continuó una docena de años después de eso y desde principios de los años veinte hasta inicios de los cuarenta, los presidentes eran de orden castrense. Entonces llegaron los presidentes civiles, pero México todavía era, en esencia, una nación unipartidista. Algunos creen que la inquietud de los estudiantes durante el año pasado tiene origen en el deseo de un gobierno más democrático.

Para la tarde del sábado, se dio a entender que la banda tal vez ofrecería un concierto de entrada libre al día siguiente en la Alameda, un parque con un foro al aire libre. Varios shows gratuitos eran ofrecidos en el lugar los domingos por la tarde… con aprobación del gobierno, desde luego. Por supuesto, eso nunca sucedió –fue considerado demasiado “peligroso”, argumentaron los burócratas, mencionando el hecho de que la banda estaría completamente rodeada por la multitud y eso dificultaría la salida. Esa noche el Forum volvió a llenarse de jóvenes fans mexicanos. Y, como ocurrió la noche anterior, la audiencia pedía “The End” sin cesar.

El domingo por la tarde transcurrió mientras leían las reseñas en español. Un crítico de El Heraldo, por ejemplo, dijo que Morrison era “un pirata mezclado con Fidel Castro y el Jorobado de Notre Dame”. Morrison estaba trastornado, decía el texto, y “se acariciaba la barba como un ogro que acaba de devorar a su víctima”. Además, decía que Morrison era muy ruidoso y ácido.

“Es la mejor reseña que hemos obtenido”, dijo Ray Manzarek, sentado en el asiento trasero de un auto compacto, en camino a la Lagunilla. (Manzarek había sido descrito como un “monje loco” en la reseña). Ray y su esposa y Bobby Krieger y su novia, Lynn, irían de compras. Frank y Kathy Lisciandro y Vince también se unirían para grabar la visita.

El lugar estaba abarrotado. En México, al parecer, no tiran nada a la basura. Lo llevan a la Lagunilla, donde piden enormes cantidades de dinero a cambio (para conformarse con mucho menos). Cientos y cientos de personas se arremolinan ahí, con algunos jalando la manga de los dos integrantes de The Doors presentes, con papel y pluma en mano para pedirles autógrafos.

Después de una hora, aproximadamente, uno de los jóvenes choferes sugirió un restaurante a las afueras de la ciudad, en un elegante residencial ubicado en el Estado de México. El conductor era Ricardo Kirschner, cuya sofisticación y encanto enmascaraban su edad. Pasó la velada entera bebiendo, ordenando comidas exóticas e insistiendo que probaran todo, brindado constantemente, cantando, traduciendo las canciones y agitando un pequeño cigarro en el aire, al tiempo que decía: “No fumo a menos de que esté un poco ebrio”. Ricardo tiene 18 años.

Uno de los invitados al backstage la noche anterior fue Adolfo Díaz Ordaz, el hijo del presidente. También estuvo presente en una visita al Museo de Antropología durante la tarde del domingo. Tras muchas dificultades –y unos cuantos sobornos–, la banda había obtenido permiso para filmar ahí. El grupo había crecido y ahora tenía al menos 30 personas. Mercedes, la actriz, estaba ahí también. También estaba presente alguien identificado como un hijo ilegítimo de Henry Miller. Adolfo había traído a tres guardaespaldas y casi a una docena de lo que Bill Belmont llamaba “groupies presidenciales”.

La Ciudad de México tiene una especie particular de lambiscón, y las “groupies presidenciales” son parte de ella. Muchas de ellas son chicas estadunidenses, varias de las cuales alguna vez fueron estudiantes de intercambio, pero no regresaron a casa, prefiriendo formar parte de la escena internacional de la ciudad. Ya que la mayor parte de la gente del séquito de The Doors había llevado consigo a sus novias o esposas, pocas de las guapas chicas expatriadas intentaron colarse al grupo. Sin embargo, algunas aparecieron en el material que la banda filmaba en el museo.

El domingo por la mañana, Bill Siddons y Bill Belmont, entre otros, hicieron un resumen de todo lo ocurrido hasta ese momento: Solamente los conciertos en el Forum, los cuales la banda no había querido ofrecer desde el inicio, y dos apariciones en radio, transmisiones de los shows del Forum que habían sido acordadas por Javier a cambio de tiempo comercial, arreglo que The Doors desconocía. Así que una junta con Javier fue acordada para determinar lo que se haría a fin de enmendar la baja (para The Doors) tarifa por las presentaciones en el Forum. Para el final de la junta, Javier había acordado absorber gastos de varios miles de dólares –el boleto de avión, cargos por transportación de equipo, hospedaje y gastos del hotel, etcétera. Javier también acordó trabajar con Siddons y Belmont para conseguir una aparición televisiva. Siddons y Belmont decidieron que no podían contar con la ayuda de nadie, así que irían a la búsqueda de tiempo en televisión por su cuenta.

El lunes fue un día de compras y descanso para la banda. “La venganza de Moctezuma” había atacado a John Densmore, quien aún se recuperaba de ello. Robby fue a buscar una nueva guitarra, y Jim se quedó en el hotel para leer, planeando unirse por la noche a Ray y a otros tantos para visitar El Acuario, un bar conformado por un laberinto de cubículos, algunos de los cuales tenían que ser escalados como una casa del árbol.

Fueron reconocidos inmediatamente por los jóvenes del lugar y después de firmar unos cuantos autógrafos, la música de la banda comenzó a sonar. Johnny era el conductor ese día. Explicó, por medio de la traducción de Frank Lisciandro, más sobre la situación estudiantil en México. Todos los sitios de reunión para los jóvenes fueron clausurados después de la revuelta y brutal represión del verano anterior, dijo. Explicó que el gobierno no quería que los estudiantes se congregaran en ningún lugar, así que lugares como El Acuario fueron advertidos: O cambiaban de clientela o tendrían que cerrar sus puertas. Como resultado, los lugares donde sólo los estudiantes se reunían eran secretos, ubicados en hogares particulares cercanos a la universidad. En México, dijo Johnny, la gente no llamaba “cerdos” a los policías, sino “perros”, porque muerden.

De El Acuario, el grupo fue a la Plaza de Garibaldi. Jim, Ray y los otros se toman fotos con unos mariachis para después atravesar la plaza y llegar al Salón Tenampa, donde Morrison compró un retrato suyo hecho por un dibujante del lugar y se unió a todos para beber varios tequilas.

La banda tenía programada una junta con el alcalde de la ciudad ese lunes por la mañana, pero la reunión nunca sucedió. En esta ocasión, sin embargo, fue Bill Siddons el que llegó tarde. Siddons y Belmont se encontraron entonces con Francisco Aguirre, el dueño de Canal 13. La reunión fue bastante breve, y sólo se acordó que se verían de nuevo a las 8:30 pm para mostrar dos películas de The Doors: Un documental de 40 minutos llamado Feast of Friends y el cortometraje que produjeron para promover “Unknown Soldier”, un sencillo que lanzaron un año antes. La junta se llevó a cabo en las oficinas de la televisora, y los dos filmes fueron proyectados sobre una pared.

Tras la proyección, Francisco Aguirre dijo de modo extremadamente cordial que consideraba Feast of Friends como un filme subversivo. Dijo que también pensaba que “The End” era un poco fuerte para el gusto de sus televidentes. Y, en lo que respectaba a “Unknown Soldier”, Francisco estaba visiblemente consternado.

Sin embargo… ya que la popularidad de la que gozaba The Doors entre los jóvenes era evidente, tal vez podría negociarse algo y las objeciones podían ser ignoradas. De hecho, dijo que podría darle a la banda tanto tiempo televisivo como quisiera –dos, tres, cuatro horas– para mostrar las dos películas, tocar, tener entrevistas, ¡hacer lo que quisieran!

Pero Francisco no veía cómo podía justificar pagarle a la banda por todo eso. Después de todo, ¿no había sido Francisco Aguirre quien hizo a The Doors un fenómeno en México? ¿Acaso no había sido una de las cinco estaciones de la ciudad la que ponía “Light My Fire” unas 50 veces a la semana? ¿Acaso no había puesto los discos de la banda en rotación en muchas de las otras 31 estaciones de radio que tenía en todo México? ¿Y acaso no quería la banda llegar a grandes audiencias y no sólo tocar unas cuantas veces en el Forum? Siddons y Belmont decidieron jugar el juego mexicano: No dijeron ni sí ni no.

Morrison, Manzarek y sus amigos, mientras tanto, daban un paseo por Reforma, riendo y platicando con un montón de chicos estadounidenses que conocieron en el tráfico. En un alto, uno de ellos se dirigió a la limusina y les extendió un porro. Morrison le dijo al grupo de chicos que los siguiera al Terraza Casino y pagó 20 pesos por el cover de cada uno de los cinco jóvenes y la comitiva de más de 12 entró y se instaló en la enorme mesa principal. La primera banda en tocar fue Los Sinners. Eran sorprendentemente buenos. The Doors se marchó cuando empezaba la segunda banda. Entonces se dirigieron al Forum: Esa era su última noche en México, a menos de que algo pudiera arreglarse durante la junta que en ese momento se celebraba. Los presentes en la junta incluían a Fernando Díaz Bardosa, cuyo tío era dueño de Telesistema y quien era culpado de no lograr que The Doors tocara en el Auditorio Nacional; Bill Siddons, Bill Belmont, Frank Lisciandro, Malú y Javier Castro. También había alguien identificado como el hombre a cargo de la programación matutina de Telesistema, quien apenas pronunció palabra, así como una pareja sin identificar, que le dio un bizarro toque a la junta besándose sin parar.

Fernando supo que The Doors había estado en pláticas con el Canal 13 y sintió que debía regatear, así que le ofreció 20 mil al grupo por un especial de dos horas. La banda representaba un estilo de vida que sería benéfico para México. Fernando dijo eso una y otra vez. Era encantador y persuasivo, todo sonaba demasiado bueno para ser verdad.

Poco después, The Doors descansaba en el camerino, por lo cual la junta se movió a una bodega, donde todos se sentaron sobre cajas de anchoas y corazones de alcachofa. El contrato que Fernando había escrito a mano fue redactado a máquina y Javier dijo que quería la mitad del monto que The Doors recibiría. Esto hizo que todos gritaran y Siddons se rehusara a firmar; Fernando se indignó y todos intercambiaron ideas a gritos. Finalmente, y por alguna inexplicable razón, todos firmaron.

El contrato no significaba nada, excepto que la banda, en un futuro distante y vago, debía hacer una especie de show televisivo para Telesistema Mexicano por la cantidad acordada. (Finalmente, fue determinado que Javier recibiría cinco mil si le daba a The Doors dos noches más de trabajo y conseguía dos presentaciones en el Auditorio Nacional, aunque nada de eso constaba en el contrato). Ni siquiera prohibía a la banda hacer algún show con alguna otra estación o canal de la competencia. Sin embargo, una vez que el contrato fue firmado por todos, estaban extáticos, parecían amigos de toda la vida.

La visita llegaba a su fin. El país fue descrito en reiteradas ocasiones como una “olla de presión política a punto de estallar”, pero The Doors parecía haberse mantenido lejos de la situación. Parecía, de hecho, que los únicos que sabían sobre la visita de la banda eran los jóvenes: La gente del gobierno iba por la vida preocupándose sin motivo.

El grupo regresó al hotel. Johnny iba manejando, y en un intento por perder a un auto que venía siguiendo a la limusina, dio un arrancón sobre Reforma. Iba tan rápido que todos comenzaron a reír, vitoreando la manera de conducir de Johnny. “¡Pronto, pronto!”, gritó Morrison, for- mando una suerte de pistola con los dedos índice y pulgar, imitando sonidos de disparo con su aguardentosa voz.


Propuesta musical: Los Insurgentes


Escucha en exclusiva el tema “Flores”.


POR Staff Rolling Stone México  



Fotos: cortesías de Los Insurgentes.

Propuesta musical: Los Insurgentes

Desde Monterrey llega Los Insurgentes, banda conformada por Diego Garza (guitarra y voz), José Andrés Yunes (guitarra), Álvaro Rodríguez (bajo) y Viko Guerra (batería). A principios de este año el grupo lanzó su primer EP titulado La marcha, y es hasta el día de hoy que presentan un adelanto de lo que será su próximo disco.

“Flores” es un tema que poco a poco toma fuerza hacia un rock sólido. “Es el inicio de una nueva etapa para Los Insurgentes. Hemos crecido a lo largo de este tiempo desde que formamos la banda y a la vez, nuestra música ha crecido con nosotros. Esta canción marca el principio de la transición de tener una banda como muchos jóvenes a realizar esto de manera profesional”, comenta Diego.

Por su parte, José Andrés dijo que este tema “es la canción a través de la cual buscamos lograr que la gente recuerde y retome esa nostalgia tan fuerte que sólo un genero tan poderoso como el rock te puede hacer sentir”, mientras que Viko menciona que “es el reflejo de nosotros mismos y la madurez que hemos desarrollado durante este tiempo, tanto musical como personal y emocional”.

Una buena carta de presentación esperando a escuchar el material completo de Los Insurgentes. “Con ‘Flores’, la banda llegará a mas oídos, cautivando al público rockero de corazón, y a ese público en busca de una muy buena canción”, finaliza Álvaro.

Escucha el tema “Flores” de Los Insurgentes:


Off-White x Converse Chuck 70


La moda retro sigue vigente con estos ‘sneakers’ de Converse.


POR Staff Rolling Stone México  



Fotos y video: cortesías de Converse.

Off-White x Converse Chuck 70

Actualmente, estamos atravesando momentos del revival en la cultura pop. Se retoman varios patrones de décadas atrás para brindar renovados conceptos en la moda y en el mundo del entretenimiento. Música, series de TV, películas y estilo han sido influenciadas por los años sesenta, setenta y ochenta principalmente.

Ahora, Converse retoma la silueta original de sus sneakers de los años setenta en la que dejó de ser un calzado deportivo para convertirse en un ícono de estilo de vida. Los Chuck Taylor All Star 70s tienen opciones de colores destellantes, charol, gamuza o metálicos con materiales premium, para rendir un tributo a esa silueta retro y así, seguir contando historias.

Virgil Abloh, diseñador de moda, productor y músico, intervino los Chuck Taylor 70 con su marca Off-White. El resultado son los Off-White Converse Chuck 70 que llaman la atención por su suela color naranja y las franjas blancas y negras. Una edición limitada en la que sólo están disponibles 12 pares en la Lust de Masaryk, en la Ciudad de México.

Los Converse Chuck Taylor siempre nos han acompañado en todo momento, por tal motivo, participa en #ChuckStories para compartir tus recuerdos o anécdotas que has vivido con ellos a través de videos y/o fotografías.


¡Asiste a la función especial de ‘Imagine’!


La versión remasterizada de esta cinta escrita y dirigida por John Lennon y Yoko Ono será proyectada a partir de este 7 de diciembre.


POR Staff Rolling Stone México  



¡Asiste a la función especial de ‘Imagine’!

En 1972, John Lennon y Yoko Ono lanzaron un filme para televisión titulado Imagine. Esta producción fue escrita y dirigida por ambos artistas. La filmación ocurrió en 1971 en Inglaterra. Dentro de la película se incluyen todas las canciones que forman parte del segundo álbum de estudio en solitario del exbeatle, el cual lleva el mismo nombre. “Mrs. Lennon” y “Don’t Count the Waves” de Ono también fueron utilizadas para el soundtrack.

Imagine es un collage cinematográfico de color, sonido, sueños y realidad, que muestra algunos de los momentos cotidianos de la pareja, acompañados por su arte. También se podrá disfrutar de material adicional, presentando a John Lennon interpretando dos pistas en el estudio con un grupo de músicos, incluyendo a George Harrison. Figuras como Andy Warhol, Dick Cavett y Jonas Mekas cuentan con cameos dentro de la cinta.

La película ha sido remasterizada tanto en imagen como en sonido, restaurando cada cuadro del negativo original y realizando una nueva mezcla con sonido surround 5.1 para que puedas disfrutar de la música en Dolby Atmos. El proceso de remasterización fue realizado por el multiganador del Grammy, Paul Hicks, quien ha trabajado con Paul McCartney y está involucrado en la preservación del catálogo musical de The Beatles.

Imagine llegará a salas de Cinemex a partir de este viernes 7 de diciembre. Consulta la cartelera para ubicar el cine más cercano y adquiere tus boletos.

Cinemex y Rolling Stone te invitan a la proyección especial de la versión remasterizada de Imagine que se realizará este miércoles 5 de diciembre en Reforma 222 a partir de las 19:00 horas. Sólo tienes que seguir las redes sociales de Rolling Stone (Instagram, Facebook y Twitter), darle ‘me gusta’ y compartir esta publicación en Facebook o darle like y RT en Twitter y contestar correctamente las siguientes preguntas:

1. Menciona a qué sitio pertenecía el camino que recorren John Lennon y Yoko Ono durante los primeros segundos del video de “Imagine”.

2. ¿Cuál es el nombre de la pieza de arte hecha por Yoko Ono que aparece en el segmento de “Don’t Count the Waves” de Imagine?

3. Nombra a los dos actores estadounidenses que acompañaron a Yoko Ono durante una de las secuencias de la cinta donde se les puede ver entrando por una puerta.

4. ¿Qué actor estuvo a cargo de la fotografía de Imagine y en cuál película de Stanley Kubrick participó?

Manda tus respuestas, capturas de pantalla (de todas las redes y de la publicación que compartiste) y datos completos (nombre, usuario, edad, teléfono y ubicación) a trivias@rollingstone.com.mx con el asunto: Premier ‘Imagine’.

LOS GANADORES SERÁN NOTIFICADOS POR CORREO ELECTRÓNICO.
Tus datos serán usados para fines de contacto y tratados de manera confidencial.


¿Qué esperar del gobierno de López Obrador?


Cambios necesarios o urgencias mal entendidas.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: cortesía Presidencia de la República

¿Qué esperar del gobierno de López Obrador?

Por Eduardo Reyes Chávez

Después de una victoria aplastante y con un proyecto que se jacta de ser sólido por su base inclusiva y redistributiva, son muchas las expectativas sembradas tras el arribo de Andrés Manuel López Obrador al poder; sin embargo, es evidente también la incertidumbre construida en estos últimos meses. Decisiones y declaraciones a bote pronto, permiten entrever una estrategia medianamente sólida plagada de errores tácticos, que a la par, generaron reacciones en cadena. ¿Qué puede haber de fondo? Nada más y nada menos que la complejidad de consolidar un cambio de régimen político (reglas, formas y mecanismos de gobierno) o para ser mejor entendido: esclarecer la pertenencia del poder y sus reglas de convivencia.

2018 ha dado pie a una nueva etapa de nuestra historia. Sin quitarle merito a AMLO, existió un esfuerzo colectivo que facilitó la llegada de la izquierda al poder y con ello un revulsivo que, a diferencia de otros sexenios y sin comprometer los logros conquistados, debe enfocar como prioridades aumentar nuestro ritmo de crecimiento y desarrollo sin perder de vista encausar una visión más distributiva (en un país donde casi el 45% de la población –54 millones– viven en la pobreza, el diagnóstico es claro).

Los retos que enfrenta el nuevo gobierno son mayúsculos y tienen que ver no sólo con su proyecto, sino también con todas las inercias, resistencias y desavenencias que, a lo largo de los últimos meses, hemos observado. En ese lapso diseñamos un cruce de trenes del que todos somos parte: el gobierno saliente literalmente decidió desaparecer del mapa; por su parte, medios y sectores sociales –en apariencia– se ocuparon mucho más de reclamar a AMLO decisiones tomadas, que de exigir a Enrique Peña Nieto cuentas del país que nos entrega (ambas son igual de importantes) y el gobierno entrante ejecutó decisiones y asumió protagonismos mal comunicados y peor diseñados que generaron, a la postre, más dudas que respuestas. Es por ello, que de manera muy breve, me quise dar a la tarea responder a tres incógnitas que pueden ayudar a esclarecer a qué nos enfrentamos.

¿Qué tan mayúsculo es el reto que enfrenta AMLO?

Si bien el mundo vive una ola de cambios a nivel región y país (respecto al orden ideológico y político), a diferencia de la mayoría del globo, México decidió dar un viraje hacia la izquierda y no hacia la derecha. Esto que en primera instancia podría parecer contradictorio o a destiempo, no es inexplicable ni mucho menos anormal: nuestra historia ha sido excepcional a nivel continental; el régimen de partido único nos estancó respecto a la evolución democrática y por ende llegamos retrasados y maltrechos al ideal de democracia social y no electoral.

Esa ausencia de sincronía con el mundo tuvo un resultado costoso: un Estado híbrido que no es ni extremadamente liberal ni sólidamente protector. Que no reniega de sus raíces proteccionistas en terrenos tan sensibles como la educación, la salud y algunos recursos naturales, pero, que a la par, generó un proceso de desregulación, liberalización y gerencia en consonancia con el mundo pero sin las mis- mas reglas que a nivel internacional se diseñaron.

El gobierno que inició estos cambios (hace más de 30 años) diseñó las reglas para generar una clase empresarial sólida, generadora de riqueza, empleo y desarrollo; progresista en muchos sentidos, atávica en otros muchos, evasora y también ataviada con negocios multimillonarios. Lamentablemente, en paralelo, se generó incertidumbre política, se debilitó la presencia del Estado (aunque también le quitó cargas ridículas) y se cooptó a la oposición ideológicamente más cercana, desarticulando e incluso violentando a la que le era adversa.

La incertidumbre política relegó el papel ejecutor del presidente y fortaleció la importancia de las decisiones económicas. En consonancia, la clase política se sintió despresurizada y libre para “dejar hacer y dejar pasar”; ante la deliberada ausencia de mecanismos de control, instituciones débiles y ejecutivos omisos, se volvió normal la ausencia de estado de derecho, por lo que la impunidad y la corrupción (sin ser, está claro, la única explicación ni motor) aumentaron sus dimensiones.


Pepsi, presente en la cultura pop


La marca ha sido protagonista y parte de grandes aventuras cinematográficas y musicales.


POR Staff Rolling Stone México  



Pepsi, presente en la cultura pop

La cultura pop fue el punto de partida para muchas generaciones, un momento que provocó una diferencia en nuestra vida desde su surgimiento. Los jóvenes sintieron la necesidad de mostrarse, de rebelarse ante lo que estaban viviendo para hacer suyos los años siguientes hasta nuestro días.

Una clara muestra la podemos apreciar en el cine, que nos han mostrado la evolución de nuestra sociedad desde los tiempos en los que la música –en especial el rock & roll– era símbolo de una generación de mediados del siglo pasado. Recordamos a Sandy (Olivia Newton-John) y Danny (John Travolta) y todos sus amigos en Grease (Vaselina, 1978), que enfundados en chamarras de cuero, copetes, faldas anchas y una Pepsi siempre presente, provocaron un cambio cultural y social definitivo.

Cuando revisamos el pasado para no repetirlo, nos encontramos de repente viajando al futuro, como sucediera en Back to the Future II (Regreso al futuro II, 1989). Marty McFly (Michael J. Fox), era el inquieto estudiante de preparatoria que a bordo del DeLorean iba y venía. Ahí conocimos una Pepsi con un diseño ultra moderno, seguramente de un material que aún está por inventarse.

No podía faltar un temible y amenazador futuro, encarnado por Terminator (Arnold Schwarzenegger), ese androide indestructible que tenía la misión de capturar a John Connor, quien estaba destinado a ser el salvador de la humanidad en Terminator 2 (Terminator 2. El juicio final, 1991). Ahí la compañía y presencia de Pepsi queda de manifiesto por doquier, al igual que en las máquinas dispensadoras mientras Gerry Lane (Brad Pitt) trata de salvar a la humanidad de un apocalipsis zombie en World War Z (Guerra Mundial Z, 2013).

Un hecho musical histórico, frecuentemente recordado, fue aquella escena de Live Aid donde Freddie Mercury se sienta al piano y sobre este hay varios vasos de Pepsi, patrocinador oficial del evento, ese momento cumbre lo revivimos con el brillante actor Rami Malek, pues la escena es fielmente reproducida en Bohemian Rhapsody, con ella inicia la película y también es el apoteósico final de la cinta con el festival.

Ejemplos sobran, porque Pepsi siempre ha estado presente como protagonista en las grandes historias de la vida diaria, que ha sido parte de la cultura pop (principalmente del cine y la música) a lo largo de la historia, en estos años y los que están por venir.


Conociendo la nueva XT4


Carlos Lang y Rodrigo Roji recorrieron la ciudad en la nueva Cadillac XT4 y hablaron sobre todo lo que los inspira para crear su arte.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: Chucho Contreras

Conociendo la nueva XT4

#InspiredByCadillac

A lo largo de los años, Cadillac ha forjado una reputación como pocas marcas y se ha convertido en uno de los mayores símbolos de elegancia e innovación. Sin importar la década, siempre ha sido fuente de inspiración para pintores, escultores, músicos y artistas plásticos que han plasmado en sus obras la sofisticación, fuerza y estilo que caracteriza a Cadillac desde 1902.  

Con gran presencia en el cine, la música y muchas manifestaciones artísticas más, Cadillac se ha convertido en uno de los mayores referentes de la cultura pop, llegando a inspirar a leyendas de la talla de Elvis Presley, Aretha Franklin y Bruce Springsteen, así como a Bruno Mars y Lorde, nuevas estrellas mundiales.

El pasado 23 de noviembre, Carlos Lang y Rodrigo Roji nos acompañaron al concierto que Morrissey ofreció en la Ciudad de México y nos contaron acerca de todo lo que los inspira a crear su arte. Juntos recorrimos la ciudad en la totalmente nueva Cadillac XT4 y fue toda una experiencia. El interior de la nueva Cadillac XT4 está especialmente diseñado para inspirarte en cada aventura con los detalles de calidad superior que la conforman, convirtiéndose en el lugar perfecto para que surjan grandes ideas.

El fotógrafo y creador de contenido, Carlos Lang, ha hecho de los viajes su mayor pasión. La intensidad de la vida en las grandes ciudades fue algo que lo inspiró a tomar una cámara fotográfica y retratar cada momento de su vida: “El poder sentir algo y transmitirlo en una foto y que alguien más lo experimente es lo más interesante para mí”, comenta. Pero Carlos también encuentra inspiración en la tranquilidad de una montaña, uno de sus pasatiempos favoritos es subirse a su Cadillac XT4 y tomar alguna carretera que lo lleve a un lugar sorprendente y nuevo donde pueda desconectarse y recargarse de energía.

Rodrigo Roji es un artista plástico que encontró en el tatuaje la forma perfecta para expresarse. Él describe su propio trabajo como el acto de “concretar una idea con un sentimiento y aterrizarlo en una pieza”. También dice sentirse honrado e inspirado de que las personas aprecien su trabajo lo suficiente como para plasmar en su piel uno de sus diseños de forma permanente. Cuando hablamos de tatuajes, el estilo lo es todo; la sofisticación y frescura en los diseños de Roji es una de las razones por las cuales la nueva Cadillac XT4 es el vehículo ideal para su personalidad.

La totalmente nueva Cadillac XT4 capta la atención y roba miradas a donde quiera que vaya. Todo lo que tienes que hacer es abordarla y dejar que hable por sí misma #InspiredByCadillac


Contesta nuestra trivia y gana un pase doble para el concierto de Porter


El colectivo tapatío presentará ‘Las batallas en el tiempo’, su nuevo material discográfico.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: cortesía de Porter

Contesta nuestra trivia y gana un pase doble para el concierto de Porter

Porter presentará en vivo su nuevo material discográfico este 28 de noviembre en el Teatro Metropólitan. Se trata de Las batallas en el tiempo, un EP compuesto por cuatro pistas: “¿Qué es el amor?”, “Pájaros”, “Bandera” e “Himno Eterno”, esta última pieza fue estrenada hace unas horas. Ya puedes disfrutar del EP completo en todas plataformas digitales.

Las batallas en el tiempo se une a la discografía de Porter y sucede a Moctezuma, disco con el cual marcaron su regreso en 2014 después de una pausa de siete años.

Estos son los precios de las entradas (sin cargos por servicios):

• VIP con M&G: $1,766.00
• VIP: $1,295.00
• Preferente A: $1,184.00
• Preferente AA: $1,124.00
• Preferente B: $947.00
• Balcón C: $606.00
• Preferente BB: $547.00
• Balcón D: $434.00
• Balcón E: $358.00

Los boletos para el concierto de Porter en ele Teatro Metropólitan están disponibles en venta general a través del sistema Ticketmaster, taquillas del inmueble y en el teléfono 53-25-9000.

Rolling Stone te invita a disfrutar del concierto de Porter este miércoles 28 de noviembre en el Teatro Metropólitan. Sólo tienes que seguir las redes sociales de Rolling Stone, compartir esta publicación en Facebook o darle RT en Twitter y contestar correctamente las siguientes preguntas:

1. ¿Qué día fue lanzado oficialmente el sencillo “Pájaros”?
2. Menciona el nombre del director del video “¿Qué es el amor?”.

Manda tus respuestas, capturas de pantalla y datos completos (nombre, ubicación, usuario, edad, teléfono y ubicación) a trivias@rollingstone.com.mx con el asunto: “Porter en el Teatro Metropólitan”.

LOS GANADORES SERÁN NOTIFICADOS POR CORREO ELECTRÓNICO.
Tus datos serán usados para fines de contacto y tratados de manera confidencial.


Participa con AT&T Epic Ticket y disfruta de grandes premios en Tecate Bajío


Descubre todos los beneficios de la nueva aplicación de AT&T que premia tu fanatismo por la música.


POR Staff Rolling Stone México  



Participa con AT&T Epic Ticket y disfruta de grandes premios en Tecate Bajío

AT&T presenta AT&T Epic Ticket, su nueva aplicación que te hará disfrutar de los mejores conciertos de una manera que nunca habías imaginado. Por medio de trivias y otros concursos podrás obtener beneficios especiales para vivir estos eventos.

La bella ciudad de León recibirá la primera edición de la que será la fiesta musical más importante de la región, Tecate Bajío, festival que se llevará a cabo el próximo sábado 15 de diciembre en el Autódromo de León.

Para esta primera edición se contará con un cartel de lujo que conforman Caifanes, Zoé, Capital Cities, DLD, Los Claxons, Enjambre, El Gran Silencio, División Minúscula, Juan Son, Monsieur Periné, S7N, LNG/SHT, Armando Palomas, Machingón, Barco, Carmen Costa, Mar Abreu y Ghetto Kids.

Los conciertos son momentos muy emocionantes y AT&T junto a OCESA recompensan tu fanatismo. Con AT&T Epic Ticket podrás ganar premios como meet & greets, artículos autografiados, boletos en primera fila y accesos a áreas VIP para vivir los conciertos de una manera increíble.

Todos pueden disfrutar de estos beneficios, lo único que debes hacer es descargar la aplicación y los usuarios de cualquier servicio de telefonía celular podrán concursar por los increíbles premios.

Para participar, los usuarios deberán seleccionar el evento en el que quieran concursar y los premios que desean obtener. Estos serán únicos para cada evento, lo que permitirá que los ganadores vivan una experiencia especial y personalizada en cada uno de ellos. ¡Las sorpresas no paran ahí! También encontrarás contenido exclusivo como videos detrás de cámaras, entrevistas, información de las giras de los artistas y los detalles de cada concierto.

Descarga aquí Epic Ticket.


Gana un pase sencillo para el concierto de Iceage en SALA


La banda danesa regresará a nuestro país para presentar ‘Beyondless’, su cuarto y más reciente álbum de estudio.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: Steve Gullick

Gana un pase sencillo para el concierto de Iceage en SALA

Iceage regresará a la Ciudad de México para presentarse en SALA este 22 de noviembre como parte del tour para promocionar Beyondless, su más reciente material discográfico que fue lanzado el pasado 4 de mayo de este año.

Este álbum está conformado por diez pistas, todas ellas escritas por el líder del colectivo, Elias Bender Rønnenfelt y compuestas en colaboración con el resto de sus compañeros en Iceage. Desde sus inicios en 2008, la producción de sus piezas ha separado a esta agrupación conformada también por Johan Surrballe Wieth, Dan Kjær Nielsen y Jakob Tvilling Pless, del resto de sus contemporáneos.

El proceso de grabación de Beyondless fue completamente análogo, siendo esta la primera vez que Iceage apuesta por esta técnica. La producción del LP estuvo a cargo de ellos mismos, en colaboración con Nis Bysted. Mattias Glavå estuvo al frente de las sesiones de grabación que se llevaron a cabo en Kungsten Studios Göteberg y la mezcla de las canciones fue elaborada por Randall Dunn.

Esta producción contó con la colaboración de Nils Gröndhal (violín), Kasper Tranberg (trompeta), Lars Greve (saxofones) y Morten Jessen (trombón), músicos que ayudaron a complementar el sonido de Iceage. Así como la cantante angelina, Sky Ferreira, a la cual podemos escuchar junto a Elias en “Pain Killer”.

Elias, Dan, Johan y Jakob, llegarán el próximo 22 de noviembre a SALA (ubicado en Puebla 186, colonia Roma Norte) para presentar Beyondless en vivo. Las entradas para este concierto tienen un costo de $450 pesos y aún puedes encontrarlas a través del Sistema Ticketmaster, taquillas del inmueble y al teléfono 53-25-9000.

Rolling Stone te invita a disfrutar del concierto de ICEAGE. Sólo tienes que seguir las redes sociales de Rolling Stone, compartir esta publicación en Facebook o darle RT en Twitter y contestar correctamente las siguientes preguntas:

1. Menciona el nombre de las canciones que tocaron durante su más reciente visita a México.

2. ¿Qué nominación en común recibieron sus tres primeros álbumes?

3. ¿Quién se encargó de la fotografía en Beyondless?

Manda tus respuestas, capturas de pantalla y datos completos (nombre, usuario, edad, teléfono y ubicación) a trivias@rollingstone.com.mx con el asunto: “Iceage en SALA”.

LOS GANADORES SERÁN NOTIFICADOS POR CORREO ELECTRÓNICO.
Tus datos serán usados para fines de contacto y tratados de manera confidencial.


Contesta nuestra trivia y gana un pase doble para el concierto de Morrissey


El cantautor británico se presentará este 22 y 23 de noviembre en el Auditorio Nacional.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: archivo Rolling Stone

Contesta nuestra trivia y gana un pase doble para el concierto de Morrissey

Morrissey regresará a México para presentarse en el escenario del Auditorio Nacional de la Ciudad de México el próximo 22 y 23 de noviembre. Estas presentaciones ocurrirán unos meses después de que el exvocalista de The Smiths visitará nuestro país para ser parte de la decimonovena edición del Vive Latino, donde compartió escenario con figuras como Noel Gallagher, Gorillaz y Queens of the Stone Age.

Este par de conciertos formarán parte de su gira por Norteamérica para promocionar Low in High School, producción lanzada en noviembre del año pasado. Morrissey también interpretará sus más grandes éxitos, los cuales reeditó en un nuevo álbum recopilatorio titulado This Is Morrissey que fue lanzado el pasado 6 de julio.

OCESA y Rolling Stone te invita a disfrutar del concierto de Morrissey este jueves 22 de noviembre en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México. Sólo tienes que seguir las redes sociales de Rolling Stone, compartir esta publicación en Facebook o darle RT en Twitter y contestar correctamente las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es el libro favorito de la infancia de Morrissey?

2. Según Morrissey, cuál es su característica más inglesa.

3. En dónde golpearon recientemente a Morrissey y qué canción se encontraba interpretando en ese momento.

Pista: Hace algunos meses entrevistamos a Morrissey, las respuestas las puedes encontrar en nuestro sitio web.

Manda tus respuestas, capturas de pantalla y datos completos (nombre, usuario, edad, teléfono y ubicación) a trivias@rollingstone.com.mx con el asunto: “Morrissey en el Auditorio Nacional”.

LOS GANADORES SERÁN NOTIFICADOS POR CORREO ELECTRÓNICO.
Tus datos serán usados para fines de contacto y tratados de manera confidencial.


El color del basquetbol a tus pies


La colaboración Converse X Just Don fue inspirada por la serie CONS ERX.


POR Staff Rolling Stone México  



El color del basquetbol a tus pies

El arte urbano ha logrado proyectarse en diversas esferas de la moda y el deporte. Las líneas y trazos de color han contrastado para inspirar diseños que rememoran los años en que los grandes duelos se daban cita en las canchas de basquetbol. Es así que a finales de los años ochenta y principios de los noventa, Converse lanzó la serie CONS ERX (una referencia a Energy Wave, la tecnología de amortiguación basada en una espuma que devolvió energía al usuario) para convertirse en íconos de calzado deportivo y paralelamente brincar a la calle para acaparar las miradas y, en poco tiempo, marcar la moda.

Este antecedente fue lo que le atrajo al reconocido diseñador Don C para darle forma a los Converse X Just Don. La pasión de sus recuerdos hizo una atrayente mezcla de color, forma y diseño característicos de los grandes equipos de la NBA de los años ochenta.

Los colores morado, mostaza, fucsia y azul son los protagonistas de Converse X Just Don en la que no solamente se enfocaron en los sneakers, sino que también diseñaron playeras, shorts, sudaderas y gorras.

Así que a partir del 24 de noviembre tendrás a tus pies esta colorida colección en la Flagship Converse (Satélite y Lust Polanco) para que puedas ir ad hoc a los partidos de Orlando Magic vs. Chicago Bulls (13 de diciembre) y Orlando Magic vs. Jazz de Utah (15 de diciembre) en la Arena Ciudad de México.