Un Despiadado País de las Maravillas


Angélica Carrasco ha hecho de la “experimentación de los procesos no tóxicos” uno de los ejes sobre los que ha girado su trabajo durante los últimos años


POR Staff Rolling Stone México  



Angélica Carrasco ha hecho de la "experimentación de los procesos no tóxicos" uno de los ejes sobre los que ha girado su trabajo durante los últimos años

Por Miguel Ángel Ángeles (@mangelangeles)

Es cada vez más común escuchar sobre proyectos de “exploración sonora”, “performativo-procesuales” o “bioartísticos”. Lo que en un momento podría haber sonado para muchos de nosotros como un proyecto de ciencia ficción o una fantasía de Lewis Carroll ahora bien puede ser entendido como un paradigma que es explorado por algún artista, genio o porqué no, maniaco.

Por ello es que al escuchar sobre el trabajo de una artista que ha hecho de la “experimentación de los procesos no tóxicos” uno de los ejes sobre los que ha girado su trabajo durante los últimos años, la reacción más lógica -y cabría esperar, común- es de interés y en el mejor de los casos, sana curiosidad.

Del trabajo de Angélica Carrasco puede decirse eso y también, que es una de las artistas más activas en la difícil tarea que implica estudiar la gráfica. Además de ello, por estos días tiene sobre sí el peso de ser la encargada de abrir el nuevo ciclo de trabajo de la Galería José María Velasco con su muestra individual Un Despiadado País de las Maravillas.

Tras cuatro meses de trabajo intenso para ser rehabilitado, el recinto de Tepito se encuentra listo para mostrar la manera en que la artista mexicana hace de la abstracción  un universo idóneo para la exploración, el descubrimiento y la ruptura de paradigmas artísticos. Todo, a través de 33 trabajos.

Y sí, aunque todo en conjunto puede llegar a parecer un juego carrolliano o murakamiano, está más cerca de nosotros de lo que creemos, eso sí, instalado en un recinto que tiene ya varios años demostrando que las periferias del arte no obedecen necesariamente a las cuadraturas mentales.

Un Despiadado País de las Maravillas

de Angélica Carrasco

Galería José María Velasco

Peralvillo 55

Colonia Morelos



comments powered by Disqus