Bienvenidos hijos del rock & roll


Blog Álex Carranco: Bienvenidos hijos del rock & roll. Todavía hay alientos etílicos que rondan los pasillos y resacas que curar.


POR Staff Rolling Stone México  



Blog Álex Carranco: Bienvenidos hijos del rock & roll. Todavía hay alientos etílicos que rondan los pasillos y resacas que curar.

Por Álex Carranco A.

corcho“Abrir vuestras mentes, llenaros con un soplo de rock que desalojen los fantasmas cotidianos”, cantaba Miguel Ríos con saco de cuero y pantalones negros en “Bienvenidos”. Con mucha música hay que iniciar este año para mirar hacia atrás y citar al maestro José José (ya sin trago en mano) “Ya lo pasado, pasado”, y es que lo que sucedió en el 2010 debe de quedarse ahí: en recuerdos.

reyesEste 2011 inicia con promesas en la mano y con mucho entusiasmo. Todavía hay alientos etílicos que rondan los pasillos y resacas que curar. El famoso “Guadalupe-Reyes” ha dejado rezagados a varios en el intento por llegar primero, mientras que otros lo siguen exprimiendo para alargar la fiesta. Por otro lado, la competencia en “tómese la foto con los verdaderos Reyes Magos” se encuentra en cada plaza pública [que por cierto, esos Reyes Magos Región4 no engañan ni al mismo Jesús] y los Reyes de la Política [y grandes Magos por desaparecer cuando más se les necesita y aparecer sólo para “salir en la foto”] están contentos de que todavía les sobró de su aguinaldo, gratificaciones, premios y bonos navideños [depósitos que oscilaron entre los 100 mil y 400 mil pesos vs. los 60 pesos de salario mínimo diario de millones de personas]. Pero con gran sonrisa, peinados bien relamidos, trajes planchados, corbatas [con colores dependiendo de sus partidos] y hasta barbas, están listos para volver “a trabajar” por el “bien de los mexicanos” [“y mexicanas”, como diría otro ex funcionario de tacón vaquero]. Estos reyes de cuello blanco siguen una gran estrella para tomar en sus manos mucho oro, incienso y mirra.

obradorEl 2010 cerró su calendario. Y una noticia publicada por El Universal causó gran alboroto en varios círculos políticos: El tabasqueño, sí aquel bien recordado por sus movilizaciones y presidencialismo “legal”, dijo que su candidatura a la presidencia para el 2012 la declinaría por existir una alianza con la derecha. Al parecer, también se va a su rancho [y no al de la Fundación Vamos México]. Claro, este comunicado fue hecho el 28 de diciembre, inocentes palomitas… En fin, hay que tener fe en los milagros para atraer buenas vibras para este 2011.

Hay que provocar que el año que se asoma, sea con otra cara y con la esperanza de que los propósitos [o sueños] se cumplan. Aquí algunas sugerencias:

-No más tonadas de “Alejandro”.

-Estabilizar el precio de la gasolina.

-No esconder a las niñas debajo de sus camas.

-Mejorar las traducciones de los títulos de las películas.

-Afinar todos los instrumentos de los organilleros.

-Que la Selección Mexicana de Futbol juegue.

-Tener condición física para jugar 10 minutos con el Kinect.

-Circular en las calles como en la semana del 27 al 31 de diciembre.

-No gastar en festejos históricos.

-Que la ropa térmica, realmente sea térmica.

-No a las alzas de ácido úrico tanto en el vino tino como en las carnes rojas [¡por favor!].

-La violencia sea sólo tema laboral para Jackie Chan, Bruce Willis, Danny Trejo o Michelle Rodriguez.

-Crear muchas (pero muchas) plazas de trabajo adecuadas y bien remuneradas.

-Reembolsar el dinero de boletos de aerolínea en quiebra. [¿En verdad las aeromozas van a editar otro calendario?].

-Clonar los esfuerzos de Isabel Miranda de Wallace.

-Que las únicas pistolas que se usen en los baños sean para el cabello.

-El resto de los WikiLeaks digan algo que no sepamos.

-Eliminar toda la corrupción.

-¡Cerati vuelve!

Bienvenidos a un año más, que la fuerza nos acompañe para luchar contra el lado oscuro. Seamos unos Jedi a través de esta jungla. El 2011 será mejor que el pasado, y eso dependerá de cada uno de nosotros. Así que tenemos mucho trabajo por hacer, empecemos y no esperemos que los Reyes Magos nos traigan un “milagrito”.
¡Salud!

P.D.: Para más política-ficción de inicio de año, sígueme en @AlexCarranco



comments powered by Disqus