Blog Cultura: México según México


“Los Sueños de una Nación. Un año después, 2011”, exposición concebida a un año de distancia de los festejos del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución. ‘El País de Uno’, el más reciente trabajo de Denise Dresser.


POR Staff Rolling Stone México  



“Los Sueños de una Nación. Un año después, 2011”, exposición concebida a un año de distancia de los festejos del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución. 'El País de Uno', el más reciente trabajo de Denise Dresser.

Por @Miguel Ángel Ángeles

México ha vivido días intensos durante este 2011, tan álgidos como el fallecimiento del secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora; el recrudecimiento de los estragos que la ‘Guerra contra el Narcotráfico’ ha traído consigo, escándalos económicos como el caso Moreira y, por si fuera poco, reprobables actos de censura como la polémica ley ‘Javier Duarte’. Todo mientras nos preparamos para vivir un año electoral que tiene como protagonistas a algunas de las figuras más polémicas de los últimos tiempos.

Justo en este momento es cuando llega “Los Sueños de una Nación. Un año después, 2011”, una exposición que – concebida a un año de distancia de los festejos del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución– es una excelente oportunidad para acercarnos a la manera en que los artistas han concebido a México desde diferentes disciplinas.

La muestra – dividida en tres secciones denominadas “herejías o intervenciones” y que llevan por nombre “Soñar en rosa mexicano”, “Morirse de risa” y “Ahí está el detalle”- reúne piezas producidas por nombres tan reconocidos como Tina Modotti, Ángel Zárraga, Diego Rivera, Julio Galán, Juan O’Gorman, Roberto Montenegro, David Alfaro Siqueiros y cuatro artistas visuales: Melanie Smith, Erick Meyenberg, Iván Puig y Mariana Botey, que participan con intervenciones a espacios públicos, constituyendo una mezcla ideal entre talento contemporáneo y los referentes consagrados.

Vale celebrar iniciativas así por lo que implican como proyecto: la posibilidad de tener un acercamiento revelador a una vena que siempre nos ha definido como país, el trabajo de nuestros artistas. Tal hecho, desde ya, puede tildarse de acierto, sobre todo en un momento histórico en el que la presión económica que ejerce la crisis mundial y la situación de inseguridad se extiende a todos los rincones del país, pues tratar de asumirnos a través del arte es un ejercicio cuyo riesgo máximo es traernos la satisfacción de reconectarnos con nuestras raíces y al mismo tiempo, con las ramas de este árbol al que llamamos patria. Al final, entender cómo ha sido la conversación sobre nuestra identidad es siempre de ayuda para poder aportar más a los nuevos ciclos de ésta tiene.

Más información en el Museo Nacional de Arte: munal.com.mx

En el mismo tenor, también es muy conveniente tomar en cuenta El País de Uno, el más reciente trabajo de Denise Dresser. En él, la politóloga hace un repaso que sin miramientos, desnuda la situación política, social y económica que vivimos, así como las razones por las que llegamos a ella, proponiendo una más que interesante solución a la situación. Sin duda, una proeza en tiempos en los que la queja es más vicio que solución.

Para leer la reseña, da click aquí



comments powered by Disqus