De vuelta en Guadalajara, Guillermo Del Toro habló de cine, política y más


Por varias horas, el realizador tapatío conversó con público, prensa y estudiantes, sobre la grave situación del país, sus proyectos y todo lo que le quisieran cuestionar.


POR Staff Rolling Stone México  



Por varias horas, el realizador tapatío conversó con público, prensa y estudiantes, sobre la grave situación del país, sus proyectos y todo lo que le quisieran cuestionar.

Por Arturo Aguilar, enviado Guadalajara

En una singular presentación que tomó varios lapsos a lo largo de este lunes, el realizador tapatío Guillermo del Toro habló de sus proyectos actuales, su historia hace 30 años en este festival (entonces Muestra de Cine Mexicano), la situación social y política del país, sus influencias y gustos artísticos.

Primero en una conferencia de prensa, después en una masterclass, y al finalizar el día a través de un tercer encuentro público en las instalaciones de Expo Guadalajara en el marco del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (este último por iniciativa propia y con un extraordinario ánimo para seguir charlando con cientos de cinéfilos y admiradores), Guillermo del Toro habló sin filtros o tapujos sobre varios temas, con una claridad y honestidad que fue recibida en muchas ocasiones con aplausos.

A continuación les compartimos algunas frases e ideas dichas por el director mexicano, quien actualmente trabaja en proyectos literarios, cinematográficos (su cinta Crimson Peak estrenará en octubre en EU), televisivos (la serie The Strain actualmente al aire en EU, adaptación de una novela gráfica), de videojuegos y más.

CINE

“Es tan importante para mi seguir produciendo óperas primas en México como súper producciones fuera de México”.

(Sobre lo que hacía durante las primeras ediciones del festival) “Éramos boleteros, iba por los invitados al aeropuerto, la hacía de proyeccionista, y luego llevábamos a comer unas tortas ahogadas o unos tacos a los invitados”.

“Estoy orgulloso de Iñárritu y Cuarón no por sus premios Oscar, sino por sus cintas. ¡Qué hermosas!”

“A los 29 años debía un cuarto de millón de dólares y por eso me fui a trabajar a Hollywood”.

(A la pregunta de si habrá un Jaeger mexicano en Pacific Rim 2) “¡A huevo! Se llamará Black María (la Negra María)” (como homenaje al estudio de cine de Thomas Edison, considerado el primero en Estados Unidos).

(Sobre Crimson Peak) ““Es una historia de fantasmas, pero no es de horror aunque sí es muy coherente con lo que he hecho. Es de romance gótico con elementos de misterio”.

También habló de su deseo por regresar a realizar una película en México, “me lo debo”, aseguró, (principalmente con el proyecto Plata, sobre luchadores); de cómo el IMCINE no lo apoyó para la realización de El Espinazo del Diablo, que finalmente adaptó para hacer en España; y la negativa a regresar por ahora, “Me encantaría. Lo que me previene de venir es la seguridad, mientras mis hijas no son adultas, porque en un rodaje se publican todos tus movimientos en un pedazo de papel, y es arriesgado para mí pensar en eso después del secuestro de mi jefe (su padre), pero lo voy a hacer, si no me agarra un ataque al corazón por los tacos”.

SOBRE MÉXICO Y LA POLÍTICA

“Vivimos una absoluta descomposición social”.

“Es un momento en que se vive una ley como del viejo oeste… pase lo que pase, no hay ninguna estructura que lo detenga.”

“Hay que ver lo que tenemos, no lo que nos hace falta que son muchas cosas, entre ellas oportunidades”.

“La sociedad debe aprender también a ayudarse mutuamente, porque cuando ayudas a alguien en realidad te estás ayudando tú. Es una realidad espiritual absoluta”.

“Estamos viviendo un duelo, un duelo se vive por etapas; tenemos que encabronarnos con las pérdidas (humanas)… realmente no pedimos, ni exigimos, creo que nadie a ninguno de nuestros niveles, nada que no esté escrito en las funciones de a quien se lo exigimos”.

“Vivimos un momento en que la mayoría de estructuras que supuestamente nos sostienen, nos demuelen; eso me preocupa infinitamente y más que los medios, cuando la gente habla, a veces guardan silencio”.

“A muchos de nosotros nos van a olvidar, pero a ellos (los políticos) y sus chingaderas los va a recordar la historia, me encantaría que entendiéramos que para el exterior somos lo mismo, con divisiones, clasismo y esas ganas de que el que el otro no suba.”.

“Me preocupa que existan personas que crean que la chingada se va a llevar solo a un pedazo del país, y no a ellos, cuando eso ocurra la chingada nos va a llevar a todos”.

“Si tuviéramos el porcentaje de fallas que ha tenido el gobierno, estaríamos desempleados. Es un banquete de mierda tan enorme, que cuando lo cortas en pedacitos te lo alcanzas a comer. Está basculado el gobierno mexicano por la corrupción y el recorte”.

“Vivimos un momento excepcional, donde padecemos un hito de descomposición histórico”.



comments powered by Disqus