El género del arte


La colección iniciada hace varios años por Álvar Carrillo Gil, es un extenso compendio de obras que por sí mismo es un magnífico reflejo de lo que somos como motor generador de arte.


POR Staff Rolling Stone México  



La colección iniciada hace varios años por Álvar Carrillo Gil, es un extenso compendio de obras que por sí mismo es un magnífico reflejo de lo que somos como motor generador de arte.

Por Miguel Ángel Ángeles (@mangelangeles)

Desde hace varios años, el Museo de Arte Carrillo Gil ha sido uno de los principales promotores del trabajo de los artistas jóvenes del país, siendo en muchas ocasiones un escaparate que además de brindarles legitimidad en el circuito nacional, les provee de un espacio de interacción y retroalimentación directa. Por otro lado, la colección iniciada hace varios años por Álvar Carrillo Gil, es un extenso compendio de obras que por sí mismo es un magnífico reflejo de lo que somos como motor generador de arte.

Por estas razones, una revisión al acervo del museo supone siempre un ejercicio interesante con resultados inesperados, no sólo para quienes lo conciben sino también para quienes como público podemos asistir al proceso.

La más reciente de estas odiseas es la exposición genéricacolecciónmacg , la cual, también, es por mucho una de las más interesantes propuestas del recinto para este 2012.

Con la intención de jugar con el concepto que se tiene del “género” en el arte, – y por ende las múltiples acepciones que de ello surgen- la muestra abarca piezas con las que se puede construir un mapa más claro de cómo fuimos adaptando a lo largo de la historia nuestros paradigmas mentales a la clasificación que hacíamos de las obras y viceversa.

¿Qué tanto funciona una categorización concebida en un tiempo para analizar piezas creadas en otro? ¿Cuánto dice de nosotros como humanos la escala de valores que usamos para diferenciar? ¿Cuánto de las piezas resiste este filtro? ¿Cuántas trascienden estos señalamientos? Todas y cada una de estas preguntas son tan sólo un ejemplo de lo que una revisión de este tipo puede sacar a la luz.

Imposible obviar además que ejercicios así generan un diálogo nutritivo que atañe a todos los que conforman el sistema: los artistas, los curadores, los teóricos y por supuesto también, a quienes aprecian, se acercan a conocer, cuestionan y hacen del arte un visor. Mucho por ganar, sin duda.

Genéricacolecciónmacg

Hasta el 30 de diciembre de 2012

Museo de Arte Carrillo Gil

Av. Revolución 1608. Col. San Ángel



comments powered by Disqus