El placer y el orden: Orsay en el Munal


Imposible no emocionarse con obras de Georges Seurat, Pierre-Auguste Renoir, Paul Cézanne, Claude Monet, Auguste Rodin o Paul Gauguin.


POR Staff Rolling Stone México  



Imposible no emocionarse con obras de Georges Seurat, Pierre-Auguste Renoir, Paul Cézanne, Claude Monet, Auguste Rodin o Paul Gauguin.

Por Miguel Ángel Ángeles

Pensar en el placer. Qué lo conforma y cómo se ejerce. Luego pensar en el orden. Cómo se estructura. ¿Difícil? Sí. ¿Contrastante? También. ¿Necesario? En un momento como el que estamos viviendo, podríamos decir que sí, pero ello corresponde a cada uno. Para los artistas franceses del siglo XIX, tal ejercicio sirvió como detonador de imágenes mentales que luego les llevaría a crear piezas que hoy son auténticos referentes del arte. La historia, una vez más, fungía como fuente de inspiración.

Y es que la manera en que se adaptaron al “modo de vida moderno” – antes de que el tiempo fuera el enemigo a vencer, debido principalmente a la maldición llamada ‘industrialización’- dejó en muchas de las obras más representativas de este período, una huella innegable. Qué extrañaban y cómo lo hacían, así como las cosas que añoraban y los ideales que tenían sirven ahora para delimitar en cierta forma, el espíritu de una época fundamental para la conformación no sólo de la Francia actual, sino también del mundo.

Con tal idea como trasfondo, el Museo Nacional de Arte y el curador Jaime Moreno Villarreal generaron la exposición ‘El Placer y el Orden. Orsay en el Munal’, la cual forma parte del programa de divulgación de acervos internacionales de dicha institución y es una excelente oportunidad para conocer a su vez, a un recinto tan importante como el Musée D’Orsay de París.

Imposible no emocionarse con obras de Georges Seurat, Pierre-Auguste Renoir, Paul Cézanne, Claude Monet, Auguste Rodin o Paul Gauguin. Mucho menos si a este eje de creadores se suman otros como Henri Edmond Cross, Pierre Bonnard, Paul Boyer, Henri Gervex, Maximilien Luce, Albert Besnard, Constant Puyo o Alphonse Defrasse. Pocas veces se cuenta con propuestas que incluyan tal cantidad de leyendas, mucho más, fuera de la Ciudad Luz.

En tiempos en los que reflexionar sobre nuestra idea del orden parece algo más que conveniente, entender que ésta es complementaria del placer puede ser un contrastante ejercicio con resultados más que interesantes y seguro, satisfactorios. De menos, un viaje a París sin necesidad de pagar boleto.

El Placer y el Orden. Orsay en el Munal.
Hasta el 20 de enero de 2013
Museo Nacional de Arte
Tacuba 8
Centro Histórico



comments powered by Disqus