Hoy, 25 de febrero, George Harrison cumpliría 71 años


Recordando a George Harrison, ex integrante de The Beatles


POR Staff Rolling Stone México  



Recordando a George Harrison, ex integrante de The Beatles

Extracto del especial Rolling Stone: The Beatles 100 grandes canciones

El 25 de febrero de 1969, en su cumpleaños 26, George Harrison grabó tres demos en los estudios de EMI. Hizo dos tomas de cada uno: “Old Brown Shoe”, que terminaría siendo lado B de “Let It Be” y “All Things Must Pass”, la que le daría título a su disco solista de 1970. También, grabó una agradable balada que escribió durante el descanso de las sesiones del White Album, en 1968: “Something”. “Nunca se le prestó mucha atención al material de George, al grado que me había pedido que me quedara, pese a que todo el mundo se había ido”, dijo el ingeniero Glyn Johns, que grabó estos demos. “Él era increíblemente amable, era imposible negarme. Entonces él tocó esta canción que hizo que mi cabeza volara por completo”.

Inicialmente, Harrison pensó que la canción era demasiado pegajosa, como ya había escuchado antes: “Simplemente la metí al congelador por seis meses, porque pensé: ‘¡Eso es demasiado fácil!’”. El inicio de la letra –“Something in the way she moves”– era una canción de James Taylor, grabada en su debut de 1968 con Apple Records (Harrison había estado en las grabaciones del disco de Taylor, para hacer las segundas voces de otra canción): “In My Mind”. Harrison dijo: “Escuché a Ray Charles cantar ‘Something’”. Aún así, él no pensaba que necesariamente fuera algo para The Beatles.

Inclusive le dio la canción a Joe Cocker, que la grabó primero. Cuando Harrison finalmente presentó “Something” al resto de la banda, la amaron. John Lennon dijo que “Something” era “la mejor canción del álbum”. Paul McCartney la calificó como la mejor canción que Harrison había escrito. “Me dejó sin aliento”, dijo el productor George Martin, “principalmente, porque nunca pensé que George podía hacerlo, él no tenía un trampolín del cual impulsarse como los otros dos. Él era un solitario”.

El resto de The Beatles trabajó en “Something” por meses, editando, arreglando y grabándola hasta la perfección. En un ensayo, Harrison se convirtió en el director musical, diciéndole a McCartney cómo tocar la línea de bajo. “Fue un gran paso”, dijo el ingeniero Geoff Emerick. “George nunca se había atrevido a decirle a McCartney cómo hacer las cosas”. En la última sesión, Harrison compartió el podio de director con Martin durante el arreglo del sonido de su solo, una brillante combinación de un blues sucio, subiendo y bajando. “Él estaba nervioso sobre esta canción”, dijo Martin sobre Harrison, “porque sabía que no era el compositor número uno del grupo. Siempre tenía que esforzarse más”. Pero con “Something”, el guitarrista se demostró a sí mismo y al mundo que estaba a la par de los demás integrantes.

Descárgalo en:




comments powered by Disqus