La Otra Cartelera – Cierre del Cabos Film festival 2014


Al concluir la tercera edición de este festival en el pacífico mexicano, nuestro crítico nos cuenta de las cintas premiadas y de otras joyas de su programación.


POR Staff Rolling Stone México  



Al concluir la tercera edición de este festival en el pacífico mexicano, nuestro crítico nos cuenta de las cintas premiadas y de otras joyas de su programación.

Por @Arturo Aguilar

Con su tercera edición, el Cabos Film Festival, antes conocido como Baja Film Festival, se confirmó como un evento cinematográfico que está aquí para quedarse y que en especial a través de su trabajo en encuentros, mesas y talleres de co-producción, de industria y de desarrollo de proyectos con importantes estímulos económicos, sumado a una interesante muestra de cine independiente de cine reciente de Estados Unidos, Canadá y México, complementado por algunos otros estrenos internacionales (de destacar en este último apartado, Boyhood de Richard Linklater o Mommy de Xavier Dolan, filmes que contaron con presencia de su reparto y su director, respectivamente) reclama un espacio importante en la agenda anual de festivales de nuestro país.

Este año, la película ganadora de la Competencia Oficial Los Cabos fue Güeros, filme de Alonso Ruizpalacios, del que ya les habíamos platicado durante nuestra cobertura del FICM, aquí

La cinta ganadora de la sección México Primero fue Llévate mis amores, del director Arturo González, un emotivo y muy logrado documental que muestra la vida, los esfuerzos y las formas de ser y pensar de un ejemplar grupo de mujeres conocidas como las Patronas, quienes en el pequeño poblado de La Patrona en el estado de Veracruz, cocinan y arman lunches que regalan y arrojan a los migrantes que viajan en la infame Bestia en su camino hacia intentar cruzar ilegalmente a Estados Unidos. Una película muy nien llevada, que expone historias ejemplares y admirables, de un honesto y profundo sentimiento de empatía y apoyo al otro, a quien tienen aún menos que quienes tienen muy poco y que por ello se ven en esa nada sencilla situación de hacer el a veces mortal viaje en ese tren.

Otra cinta a destacar de la diversa programación fue el thriller noruego de acción, venganza y mafias, con un tono de western y un muy logrado tono de humor negro, Kraftidioten, protagonizado por los reconocidos actores Stellan Skarsgard y Bruno Ganz.

Y claro, también habría que mencionar en este renglón a Mommy, de Xavier Nolan, invitado del festival, pelcula recientemente ganadora del Premio del Jurado del Festival de Cannes (compartido con Adiós al Lenguaje de Jean Luc Godard) en mayo pasado. El retrato de la compleja relación entre una madre y su hijo, un jóven con tendencia a ser violento y perder el control, y cuya mamá no es `precisamente el más normal de los personajes. Con diálogos de una sagacidad, dureza y naturalidad como pocas veces se ven. La película de Dolan es capaz de transformar en segundos una escena en múltiples ocasiones, pasando de la comedia al intenso drama, a la explosión de arranques de violencia o a la pausa meditativa de secuencias en cámara lenta, con un soundtrack amplio y muy bien utilizado en diversos puntos del filme, que por si fuera poco todo lo que logra proponer, también lo hace en el uso de un formato 1:1, una pantalla cuadrada que enmarca la historia de manera distinta pero sin lugar a dudas de un modo llamativo y eficiente para lo que busca transmitir. Dolan se confirma con esta su 5ª película, y que conecta con temas e intereses que ya había mostrado en su filmografía, casi siempre detrás de la idea de la identidad en familias disfuncionales, como un director a seguir, apenas a sus 25 años.

Finalmente, otra sección que llamó la atención fue Lado B, dedicada a filmes que hablan de música y sus figuras. En ese sentido, con distintos resultados e intenciones, se presentaron películas como For those about to rock, de Alejandro Franco, sobre los mexicanos Rodrigo y Gabriela y su muy singular historia musical; God Help the Girl, un filme sensible y en tono de homenaje hipster de Stuart Murdoch a Belle & Sebastian; o 20,000 Days on Earth, documental sobre Nick Cave y donde este resulta estar siempre demasiado consciente de estar a cuadro y de lo que quiere representar para la cámara o decir, e involucrado como productor como para haber tenido un perfil fílmico más interesante y completo de tan singular figura musical.





comments powered by Disqus