La otra cartelera


La Otra Cartelera: ‘El Conjuro’, ‘Blancanieves’ y ‘No sé si cortarme las venas o dejármelas largas’


POR Staff Rolling Stone México  



La Otra Cartelera: 'El Conjuro', 'Blancanieves' y 'No sé si cortarme las venas o dejármelas largas'

Por @Arturo Aguilar

El Conjuro


Dentro del género de terror, que acapara una importante presencia en la cartelera nacional cada año, pocas veces llegan estrenos que en realidad ofrecen al espectador una recomendable experiencia en este tipo de cine sin caer en los excesos o perderse en sus propias historias.

No es el caso de El Conjuro, cinta que se asegura basada en un caso real que cuenta la historia de una familia que empieza a vivir episodios de presencias paranormales y que al recurrir a una pareja de expertos en fenómenos paranormales (Patrick Wilson y Vera Farmiga) comienzan (todos) a ser atacados por esta fuerza sobrenatural que habita la casa.

Lo atractivo de esta cinta corre en dos líneas paralelas: por un lado la eficiencia y buena dirección de un filme que sabe montar y aprovechar por completo la fórmula y los clichés del cine de terror (reflejos, sonidos, apariciones, cortes sorpresivos, etc) para hacer brincar al espectador, para mantenerlo en la orilla del asiento, para introducirlo en la trama y en la historia (sí, son todos los lugares comunes del cine de terror, pero bien aprovechados, bien ejecutados); y por otro lado, la participación en una experiencia colectiva atractiva, como lo es compartir una sala de cine con otro centenar de personas que brincan, gritan y reaccionan a lo que va sucediendo en pantalla y que se suma a la experiencia completa para el espectador.

Blancanieves

Creativa e inteligente adaptación del conocido cuento que logra aterrizar el concepto de éste en España, con un torero, una bailaora de flamenco y su hija, como ejes de la historia.

Blancanieves es Carmen (Maribel Verdú), una bella joven con una infancia atormentada por su madrastra, Encarna.

En los terrenos entre el cine silente y el musical, su director Pablo Berger logra no solo darle una identidad propia a la adaptación del cuento de los Hermanos Grimm, sino un ritmo preciso y adecuado lo que se va desarrollando en pantalla. No se trata de un intento de homenaje o guiño al cine mudo como lo hacía El Artista, sino en todos sentidos un ejercicio con las reglas y usos del cine mudo de hace casi un siglo.

Realizada en blanco y negro, notablemente dirigida, editada y fotografiada, Blancanieves nos lleva al mundo del cine mudo en una película con un claro dominio del lenguaje cinematográfico y llena de simbolismos. Cabe destacar las actuaciones de Ángela Molina, Maribel Verdú, Daniel Giménez Cacho y Macarena García.

No sé si cortarme las venas o dejármelas largas.

Parejas en problemas, evasiones mediante fármacos, dudas existenciales, incertidumbres de personalidad y la soledad como fantasma son los ingredientes de este intenso retrato generacional de Manolo Caro, que como interesante peculiaridad, tuvo antes una exitosa etapa como obra de teatro y que claramente aprovecha la naturalidad y sinergia ya creada entre los actores (los mismos de la puesta en escena son los que participan en el filme: Ludwika Paleta, Luis Ernesto Franco, Luis Gerardo Méndez, Raúl Méndez y Zuria Vega) al haber representado por meses esta pieza.

Sin embargo, lo que en teatro fluye y funciona mejor, no necesariamente se traslada efectivamente a la puesta a cuadro del cine, donde encontramos una mayor intención de recalcar el tono de crisis existencial de sus personajes queriendo acercar la cámara en extremo, llevándola a esconderla como si estuviéramos espiando a estos vecinos y de repente perdiéndose un poco en su ritmo, entre las motivaciones y desarrollos de las diferentes historias de estos jóvenes que comparten edificio y problemas.

En general, atractiva por sus reflexiones generales interesantes, aunque, insisto, hay bastantes escenas en la que se siente forzada su intención dramática.

BANNER 123 3



comments powered by Disqus