La Otra Cartelera: 33 Foro de la Cineteca Nacional


En su edición 33, el Foro vuelve a proponer una selección de interesantes filmes.


POR Staff Rolling Stone México  



En su edición 33, el Foro vuelve a proponer una selección de interesantes filmes.

Por @Arturo Aguilar

Tanto el Foro Internacional de Cine, como la Muestra Internacional de la Cineteca Nacional, son dos de los espacios con mayor tradición para alimentar la cinefilia del público mexicano.

En su edición 33, el Foro vuelve a proponer una selección de interesantes filmes que llevan la propuesta cinematográfica más allá de lo que los estrenos comerciales en la cartelera normalmente trae. Se trata de filmes y directores que buscan llevarnos a situaciones y reflexiones más allá del mero entretenimiento, que experimentan con sus historias y mensajes en lo narrativo o en lo temático. A continuación algunas recomendaciones de filmes que deben buscar y no dejar pasar.

Leones: La artista plástica argentina Jazmín López, ahora en faceta de realizadora, nos invita a un paseo por el bosque con 5 adolescentes, donde la atmósfera y la composición visual y rítmica de la película se imponen como los elementos más atractivos y sugerentes sobre la necesidad de una clara historia o de una trama. Se trata de una experiencia interesante, que juega en los límites de la observación, como si viéramos animales salvajes convivir, donde los humores y emociones van definiendo las acciones y las situaciones, de la mano de un grupo de personajes que funcionan muy bien en grupo.

La vida sin memoria parece dulce: A partir de material fílmico de archivos personales de Zacatecas entre 1930 y 1970, Iván Ávila crea esta obra sobre la memoria, sobre nuestras miradas al pasado, a la cotidianeidad y sobre quienes con una cámara en la mano sentían esta necesidad de retratar lo que los rodeaba, ya fuera un ingeniero de minas o un sacerdote. Un ensayo sobre cómo contamos historias y recordamos, sobre el tiempo y su influencia en esas miradas y recuerdos. Un muy interesante filme que además contará con funciones musicalizadas en vivo por el Ensamble Ónix los días 12, 13 y 14 de abril.

Las Lágrimas: Relato íntimo sobre la relación entre dos hermanos que comparten un hogar fracturado. Entre el descuido, el abandono, la tristeza y el enojo que se siente en su casa, estos dos hermanos comparten una escapada al bosque donde ambos podrán dejar escapar parte de los que les atormenta, abriéndose con el otro y conectando de una manera natural a pesar de las diferencias de edades, en una emotiva trama que destaca por su sencilla y adecuada realización.

Buscando a SugarMan: Este es el increíble rescate de un personaje que por azares del destino no obtuvo el reconocimiento artístico que merecía. Sixto Rodriguez era un cantautor con un talento inigualable, capaz de inspirar a millones a kilómetros de distancia con sus letras pero que desapareció del mapa y del que se inventaron toda clase de leyendas. Las sorpresas y el desarrollo de la historia, su estilo visual y los puntos que toca (la creatividad, la inspiración social, la industria musical, etc.) hacen que la mejor manera de disfrutar este sobresaliente documental es sabiendo poco del mismo y dejándose llevar por este viaje de descubrimiento musical.

Mucho ruido y pocas nueces: Joss Whedon, conocido por muchos por ser el director de The Avengers, moderniza con buen tino y ritmo Much Ado About Nothing de William Shakespeare para presentarla a un público más juvenil, respetando los diálogos del original y con una atractiva y funcional fotografía en blanco y negro para la historia de amor, traición, manipulación y venganza ahora ambientada en nuestros tiempos. Un camino interesante para que un nuevo público conozca la obra de Shakespeare.

En el camino: Walter Salles retoma la obra insignia de la generación beatnik, una de las grandes referencias literarias de Jack Kerouac con su autobiográfica On the road para construir esta historia sobre el viaje, el auto descubrimiento, el dejar atrás ataduras sociales y definir la personalidad propia. Para quienes hayan leído el libro de Kerouac, la puesta en escena de Salles no logra reflejar del todo el vendaval de ideas y reflexiones que la obra literaria ofrece como estilo propio, con esa intensidad con la que fue escrita sin descanso en un solo rollo después de las experiencias del viaje.

Tanta agua: Un padre (divorciado, sin la custodia de sus dos hijos) se va con estos de vacaciones por unos días a un popular balneario uruguayo. Hacen tours, visitan lugares, pero la lluvia está ahí constantemente y provoca un sentimiento de frustración que acompaña en particular los intentos de conexión que padre e hija adolescente buscan… pero en los cuales no logran coincidir. En los detalles de trato mostrados por las realizadoras Ana Guevara y Leticia Jorge, en los juegos entre padre e hijos, se nota el sincero amor entre ellos. Pero cada uno está en lo suyo también. Con la misma facilidad chocan cuando las intenciones o momentos emocionales no coinciden, pero no por ello dejan de intentarlo, de acercarse al otro o de entender cual es su rol en la familia. Una película sencilla, íntima, bien llevada, sin falsos dramatismos extremistas sobre esas situaciones tan familiares, tan humanas y que sin aparentarlo, tanto pueden dejar en nosotros.



comments powered by Disqus