La Otra Cartelera – ‘Cantinflas’


Un retrato romántico, complaciente y de sencillo entretenimiento es lo que ofrece esta visita a tan célebre personaje cómico mexicano.


POR Staff Rolling Stone México  



Un retrato romántico, complaciente y de sencillo entretenimiento es lo que ofrece esta visita a tan célebre personaje cómico mexicano.

Por @Arturo Aguilar

Son dos las historias que arman la trama de Cantinflas, película dirigida por Sebastián del Amo y protagonizada (de manera notable por su actuación, hay que destacar) por Oscar Jaenada.

La primera es la realización del proyecto fílmico La Vuelta al Mundo en 80 días, filme de 1955 que a la postre se llevaría varios premios Oscar, y que sería el vehículo por el cual Mario Moreno recibiría el reconocimiento de Hollywood vía un Globo de Oro por su actuación en la misma. Los problemas detrás de su producción y las circunstancias (vistas bastante por encima) en las que la participación de Mario Moreno se convertiría en el factor determinante para que se llevara a cabo, mientras sus productores descubrirían la verdadera fama y relevancia internacional (en todo Latinoamérica y España) de Cantinflas, el personaje más emblemático de Mario Moreno.

Por otra parte vemos, bastante resumido, y con escala en referentes de posible identificación de diversas etapas en su carrera, el desarrollo, o la evolución del personaje de Cantinflas. Las circunstancias de su creación, de cómo Mario Moreno llegó a una carpa y en la pre-historia latina de lo que hoy muchos conocen como stand-up comedy, se hizo de una dinámica única de interacción con su público, a partir del personaje del peladito, del tipo de la calle que habla mucho y no dice nada, pero que esconde ahí algunas ideas y reflexiones curiosas o interesantes, y sí, también divertidas.

Así está armada Cantinflas, sin mayor complejidad, exagerada en su ruido a partir de sus intenciones de un Oscar cuando se revisa la lista de nominadas de los últimos años, y que ha distraído un poco la atención de su real propuesta: una historia muy sencilla y complaciente de un personaje muy importante en el imaginario colectivo latino, interpretado de manera notable por Oscar Jaenada.

Y no pasa de esto, para bien o para mal, según gustos fílmicos o intensidades de cinefilia.

Curiosamente, pareciera que el ánimo de este homenaje fílmico está inscrito al de las películas de Cantinflas (en especial las de su última etapa: El Padrecito, El Señor Doctor) que por décadas acapararon la programación de cine en fin de semana, en la televisión abierta, en el Canal 2 de Televisa (quizás solo comparable con la cantidad de veces que la saga de Volver al Futuro ha sido programada en Canal 5), esto es, cintas familiares, agradables, de mensaje motivacional y poca polémica, donde queda claro quiénes son los buenos, y quiénes sus antagonistas.

En todo momento la película muestra que estas son sus intenciones, desde el artificio clásico de recreaciones y ambientaciones que buscan hacer un guiño al cine de otra época, al cine del que se habla en una de las dos tramas del filme, hasta el nulo asomo a facetas más polémicas de la vida de Mario Moreno.

Quizás para muchos, la innegable relevancia como icono cultural de Cantinflas en el imaginario nacional requería de una semblanza fílmica más profunda y compleja, con mayores matices alrededor de este singular personaje. Quienes esperen esto saldrán decepcionados.

Pero de eso no va esta película. Sus intenciones son otras, y son claras. Incluido el repaso por un reparto (buena parte de origen televisivo) dándole vida a figuras históricas del entretenimiento mexicano de la época: de Julio Bracho como Jorge Negrete a Ximena González-Rubio como María Félix con escala en Bárbara Mori como Liz Taylor y Joaquín Cosío como Emilio ‘El Indio’ Fernández.

En concordancia con los fenómenos taquilleros del año pasado y de los últimos meses, la muy positiva respuesta en taquilla de los espectadores (casi un millón de espectadores en su primer fin de semana) es hacia una cinta sencilla, de aspiraciones de entretenimiento, sin exceso de capas de análisis o complejidad o propuesta fílmica. Ahí están Dérbez y No se aceptan devoluciones, y Nosotros los Nobles, y Martha Higareda, y Más negro que la noche como confirmación de esta reciente tendencia de audiencia.

Una cinta entretenida, si no esperan o piden mucho. Lo cual, como espectador, también se vale.






comments powered by Disqus