La Otra Cartelera: Grandes documentales y ‘El gigante egoísta’


Historias con poderosas realidades, una que llega a las salas mexicanas, y otras que vale la pena conocer a través de otras plataformas.


POR Staff Rolling Stone México  



Historias con poderosas realidades, una que llega a las salas mexicanas, y otras que vale la pena conocer a través de otras plataformas.

Por Arturo Aguilar

Hace unos pocos días, la revista británica Sight & Sound publicó el resultado de su encuesta entre críticos, académicos y especialistas de cine de todo el mundo para definir una versión actualizada de la lista de los mejores documentales de la historia del cine. Aquí pueden ver los resultados. También es posible conocer los resultados de esa misma encuesta, pero realizada entre cineastas aquí.

De la larga lista, destacamos 3 joyas que es posible disfrutar a través de Netflix en la comodidad de su hogar u oficina:

box-of-popcornGrizzly Man. Werner Herzog hace un profundo y complejo retrato alrededor de la trágica historia y muerte de Timothy Treadwell, otrora defensor de los osos hasta que fue destrozado por uno de ellos. Las reflexiones humanas, psicológicas, sociales y emocionales que alcanza este documental son en verdad extraordinarias. Emotivo, directo, crudo e inteligente. http://nflx.it/Xhz4Pu

10031160-carrete-de-pelicula-sobre-fondo-blanco-3d1The thin blue line. Errol Morris se asoma a un complejo caso policíaco-legal para evidenciar el cúmulo de errores e inconsistencias en su proceso, pero no se detiene solo en una intención de esclarecer una injusta culpabilidad, sino que plantea una observación amplia del absurdo alrededor de todo el caso, donde ya no se piensa en los conceptos de culpables o inocentes, sino en qué podemos creer o pensar que es ‘una verdad’ en estos tiempos. Su uso de las recreaciones falsas ha sido considerado un recurso único en su aproximación documentalista. http://www.netflix.com/WiMovie/60034937

box-of-popcornThe Act of Killing. De Joshua Oppenheimer. Se trata del perturbador retrato (en formato de tragi-comedia-musical-homenaje-a-géneros-fílmicos) de las confesiones del líder de un escuadrón de la muerte en Indonesia. Un documento antropológico, sociológico y psicológico aterrador y hechizante. Sus productores son los señores Werner Herzog y Errol Morris. http://movies.netflix.com/WiMovie/The_Act_of_Killing/70271652

Cabe mencionar que para acceder a otros catálogos internacionales de Netflix con tu misma cuenta – algo que está permitido por Netflix – puedes usar la extensión hola! en el navegador chrome (gratis) o un servicio de VPN-IPvirtual (pago).

Y en la cartelera nacional…
El Gigante Egoísta
(The Selfish Giant, Dir. Clio Barnard)

La realizadora británica Clio Barnard llamó la atención en la escena mundial cinematográfica tras su notable documental experimental The Arbor, un ensayo de narración entre el documental y la ficción alrededor de la figura y trágica vida de la joven escritora y dramaturga inglesa Andrea Dunbar. Su uso de las recreaciones actuadas en lugares públicos y el uso de audios originales de Dunbar en entrevistas, que servían como guía para que una actriz hiciera lip-sync con dichos discursos en otros momentos del documental, son tan sólo un par de los interesantes y originales recursos de Barnard para sumergirnos en esa compleja y cruda historia.

Curiosamente, el personaje protagónico de su nueva cinta, ahora totalmente en los terrenos de la ficción, comparte nombre con su anterior filme: Arbor.

El Gigante Egoísta es una fábula (inspirada en una historia de Oscar Wilde del mismo nombre)  sobre Arbor y su amigo Swifty. Ambos tienen 13 años y enfrentan en casa situaciones precarias y adversas, hogares rotos, familias numerosas y fragmentadas, padres sin empleos o dados al abandono familiar, violencia social y un pesado y largo etcétera.

En estas circunstancias, Arbor, quien vive medicado por sufrir de un desorden de hiperactividad, está más interesado en conseguir dinero y trabajar para quien compra y recolecta chatarra y metales en donde vive, que en ir a la escuela. Swifty, callado y taciturno, casi siempre hace lo que Arbor decide.

Así terminan comenzando a juntar chatarra y cosas viejas para llevarle a su nuevo ‘jefe’, quien al verlos ‘progresar’ en la labor, acepta rentarles el caballo de su propiedad (y que usa para apostar en carreras) para hacer un mejor trabajo.

Swifty tiene una conexión inmediata con el animal, cosa que Arbor no asimila bien. Cuando el dueño del tiradero a donde llevan las cosas, comienza a tener mayor empatía con Swifty, Arbor reaccionara queriendo forzar cosas en un intento por recibir un poco de atención, de ser él el consentido.

A partir de ahí, una espiral de eventos nos llevará a un desenlace muy lejano del lugar común o el final feliz, en total congruencia con el universo que Barnard observa: crudo, realista, poco idílico, cruel, violento, complejo. Con consecuencias para las malas decisiones.

En todo el sentido del término cinematográfico, un verdadero ‘tour de force’, de una directora que hay que seguir de cerca.


DESCARGA TU ROLLING STONE MÉXICO




comments powered by Disqus