La Otra Cartelera – ‘Héctor y el secreto de la felicidad’ + ‘El juicio de Viviane Amsalem’


Llegan a la cartelera una entretenida comedia motivacional y un interesante drama de juzgado israelí sobre un divorcio imposible de conseguir.


POR Staff Rolling Stone México  



Llegan a la cartelera una entretenida comedia motivacional y un interesante drama de juzgado israelí sobre un divorcio imposible de conseguir.

Por @Arturo Aguilar

Las recomendaciones para esta semana son una entretenida comedia motivacional y un interesante drama de juzgado israelí sobre un divorcio imposible de conseguir.

Héctor y el secreto de la felicidad.

A los pocos minutos de iniciar la trama, Héctor (Simon Pegg), el psiquiatra protagonista de la historia afirma que todos sus pacientes creen estar en una situación sin esperanza, y que presenciar eso es realmente desesperanzador.

La introspección dará pie a la necesidad de un viaje entre de escape y de investigación para poner en perspectiva su trabajo, su vida con su novia Clara (Rosamund Pike) y para tratar de responder la ancestral pregunta filosófica “¿Qué nos hace felices o qué es la felicidad?”.

El filme, de un claro tono motivacional, de película para hacer sentir bien al espectador y desconectarlo de su realidad, se pasea en la zona de filmes como La vida secreta de Walter Mitty, y a pesar de tener que pasar por los mismos clichés y exageraciones respecto a los destinos y el tipo de aprendizajes y personajes que un viaje de este tipo deberá ofrecer para cambiar la perspectiva de la vida de un hombre acostumbrado a cierta repetitiva dinámica profesional-personal-emocional, Héctor y el secreto de la felicidad logra en el espectador algunos momentos de genuina reflexión y de natural curiosidad sobre las preguntas lanzadas, aprovechando situaciones extremas como peligros de muerte, secuestros y más.

Además de algunas salpicaduras de humor negro en algunos puntos, el reparto de la cinta ofrece un atractivo extra a la experiencia de la película de autoayuda con ánimo inspiracional, desde la neurótica novia de Héctor, Clara (Rosamund Pike), el millonario inversionista en china (Stellan Skarsgard), hasta el investigador neurológico (Christopher Plummer) o el contrabandista/narcotraficante en África (Jean Reno).

El juicio de Viviane Amsalem

foto-simon-abkarian-en-gett-el-divorcio-de-viviane-amsalem-2-633

En Israel, el matrimonio y el divorcio son actos sociales fuertemente vinculados a la religión. Son rabinos quienes se encargan de dar el visto bueno, en otras palabras, de oficializar estos eventos.

En esta historia, que curiosa e interesantemente se desarrolla por entero en una sala de juzgado, seremos testigos del larguísimo proceso de divorcio de Viviane Amsalem, mujer con ninguna clase de empatía o relación emocional con su marido, buena madre y esposa, quien simplemente quiere divorciarse, y no la dejan.

Y aquí es donde arranca un intenso y curioso desfile de posturas, perspectivas y argumentos, mientras familiares, amigos y vecinos desfilan durante años frente al juzgado para dar sus declaraciones sobre la situación del matrimonio de Viviane, en un contexto que le ofrece cero apoyo y que con una férrea moral religiosa, se pone de lado de un marido dogmático y conservador.

No solo resulta interesante observar y escuchar (que en verdad va desesperando a uno como espectador) el absurdo que los argumentos para negar o aplazar el divorcio pueden encontrarse en el camino, sino también los perfiles de cada uno de estos testigos, y las actuaciones de los actores interpretándolas, todos en este pequeño espacio al que regresamos cada X meses para ver qué sigue en este viacrucis burocrático-religioso-social.

Una cinta muy bien realizada, que atrapa y que sabe superar con recursos y talento las limitaciones de espacio o lugares de la historia misma.

BANNER APP 145




comments powered by Disqus