La Otra Cartelera – ‘Las Voces’ y ‘Edén’


Llegan a la cartelera una comedia de humor negro y asesinos seriales con Ryan Reynolds y una mirada a la escena de la música electrónica francesa de los 90 con apariciones especiales de Daft Punk.


POR Staff Rolling Stone México  



Por @Arturo Aguilar

Las Voces

La realizadora iraní Marjane Satrapi, responsable de esa joya fílmica de la animación y el cine de denuncia social y recuento histórico de título Persépolis, Premio del Jurado del Festival de Cannes 2007 y nominada al Oscar a Mejor Película Animada en 2008, regresa con un filme que se mueve del registro del retrato social-cultural de sus primeras cintas pero se mantiene en el interés de las profundidades emocionales y mentales de sus protagonistas.

Jerry (Ryan Reynolds) trabaja en una fábrica de tinas, es un empleado amable, un tanto reservado y tímido, quien se siente atraído por la guapa Fiona.

Sin embargo, Jerry guarda un secreto: vive entre la psicosis y la esquizofrenia. Y las voces de su mente se transforman en las voces de su perro y su gato, que pronto se convertirán en su lado bueno y malo respecto a las posibilidades de acción en su vida.

Con un registro iniciar que podría recordar ese tipo de filme independiente reflexivo, como Lars and the real girl con Ryan Gosling, donde un personaje incapaz de adaptarse completamente a su entorno enfrenta una exposición pública de su secreto, Las Voces juega entre la comedia y el terror, sin definirse del todo, con tonos de humor negro interesantes, a ratos llevado a los extremos y una sátira del asesino serial con detalles de comedia romántica.

Una interesante y curiosa experiencia cinematográfica, donde sin ser algo sobresaliente al compararlo con su filmografía previa, se nota el sólido oficio de Satrapi como directora y las capacidades de Reynolds como actor.

Edén

1609706_508706805940758_1682713920665245662_n

Historia con tinte semi-biográfico sobre el surgimiento, éxito y posterior declive de un DJ parisino (Paul) en la escena musical de la música electrónica francesa desde mediados de los 90 hasta nuestros días.

La trama, basada en parte de la vida del hermano de la propia realizadora Mia Hansen-Love, se centra en Paul, joven DJ parisino que pronto encontrará la fama, y con ella, excesos y experiencias difíciles de asimilar, mucho sexo, muchas drogas y al final del camino, poca relevancia o trascendencia.

Paralelamente a este retrato bastante visto o conocido (no hay nada particularmente atrevido o sorprendente en el desarrollo de la historia de Paul), en diferentes puntos de la evolución de la carrera musical de este, aparecen los referentes más importantes de la música electrónica francesa de los últimos 20 años, un fenómeno de fama global: Daft Punk.

En un puñado de ocasiones, observamos a Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter (interpretados por actores), también en diferentes etapas de su carrera, desde sus primeras fiestas en departamentos parisinos en donde su innegable calidad y propuesta llamaba la atención a un puñado de desconocidos, hasta su rotundo éxito global y su fama, aunque muchos no sean capaces de reconocerlos físicamente al llegar a algún lugar donde vayan a tocar.

Probablemente sea esto, junto con su soundtrack, lo realmente más interesante de un filme que de otra forma, sería una nueva versión del lugar común de la historia del músico que alcanza fama y luego la pierde.

BANNER APP 147




comments powered by Disqus