La Otra Cartelera – ‘Mommy’


La película ganadora del Premio del Jurado del pasado Festival de Cannes, del llamada nuevo “niño terrible” del cine mundial, Xavier Dolan, de 25 años, llega a la cartelera mexicana.


POR Staff Rolling Stone México  



La película ganadora del Premio del Jurado del pasado Festival de Cannes, del llamada nuevo "niño terrible" del cine mundial, Xavier Dolan, de 25 años, llega a la cartelera mexicana.

Por Arturo Aguilar

En una Canadá ficticia donde los padres pueden hospitalizar a sus hijos con problemas psicológicos, Diane Després (una extraordinaria Anne Dorval) es una madre viuda que enfrenta la dificultad de criar a un violento adolescente, Steve (Antoine-Olivier Pilon).

Tratando de rearmar su vida, Diane cambia de domicilio, trata de hacer amistades o de conseguir ayuda para su hijo, pero siempre está latente la explosión de carácter de Steve. Ahí observamos la delicada y muy cercana relación entre ellos. Y la de la madre con su nueva amiga, la tímida y tartamuda maestra Kyla. Y la de la maestra y el joven.

Y la mirada de Dolan es cruda, directa, a ratos visualmente poética, intimista, atrevida, con diálogos excelentemente escritos y mejor ejecutados.

Las relaciones familiares-emocionales (con toques o tonos sexuales) ya estaban bajo la lente de su breve pero meteórica filmografía. Desde su opera prima Yo maté a mi madre, donde un hijo adolescente homosexual confiesa que la relación con su madre no es nada sencilla; el duelo de amor entre dos amigos –un hombre y una mujer- por conquistar a un misterioso joven (Los Amantes Imaginarios); a la compleja vida, a lo largo de 10 años, de un hombre que decide ser transexual (Laurence Anyways); y los secretos sobre la persona que amas, en una pareja gay (Tom en la Granja).

Con una carrera que inició a los 6 años como actor, a los 19 como realizador, con apenas 25 años, Xavier Dolan ya puede ser considerado uno de los nuevos directores predilectos del Festival de Cine de Cannes, donde ha presentado 4 de sus 5 películas a la fecha.

Transgresor, agresivo, psicológica y emocionalmente, casi en las fronteras de la bipolaridad sentimental (en instantes –literalmente en segundos- es capaz de cambiar el tono de una escena de risas a tensión y violencia), que se siente de una completa honestidad. Las explosiones y los intentos de conexión, de acercamiento, las confesiones entre personajes.

La concepción artística, casi onírica de ciertas secuencias y momentos que conducen directamente a intensos momentos de realidad emocional de empatía absoluta en conversaciones íntimas y confesiones entre madre e hijo o madre y amiga, o simplemente por sus momentos y reacciones cuando están solos.

Un ejercicio notable de control de una tensión constante, la incertidumbre no solo de a dónde podría ir un desenlace, sino de a donde puede llevar cada instante, qué reacción se esconde detrás de una frase, un cambio de ánimo o una mirada, y esta experiencia atrapa al espectador en un auténtico tour de force que no se puede dejar de ver.

En Dolan hay un natural ánimo transgresor, experimental y revolucionario. Se lanza por completo a lo más profundo de nuestras psiques emocionales (la prueba, los escenarios y contextos de sus filmes previos y de este). Y ahora hace que la forma sea un curioso y funcional ensayo fílmico.

Mommy es una película en formato 1:1. En lenguaje moderno-digital, es como si toda la película la viéramos a través de un filtro de Instagram, donde la fotografía, cuidada y diversa, hace ese mismo ejercicio de dotar de un aura especial ciertos pasajes. En ese tono se suma también el soundtrack, atinado y moderno. Prolijo en su uso.

Mientras tanto, la cámara que flota, los tiempos que se vuelven eternos gracias a una cámara lenta, o la cámara fija y esquinada como testigo de un secreto en una habitación, y los planos cerrados, denotan que hay en Dolan un dominio del lenguaje cinematográfico y de lo que se busca provocar con el.

Mommy es una película de emociones, de retartos profundos, con una forma atractiva. Un obra de autor de un cineasta de 25 años. Una de las mejores películas de 2014.





comments powered by Disqus