La Otra Cartelera por Arturo Aguilar


‘Una separación’, ganadora a Mejor Película en Lengua Extranjera en la pasada entrega de los premios Óscar y ‘¿Sabes quién viene?’ de Roman Polanski en las recomendaciones de cine de esta semana


POR Staff Rolling Stone México  



'Una separación', ganadora a Mejor Película en Lengua Extranjera en la pasada entrega de los premios Óscar y '¿Sabes quién viene?' de Roman Polanski en las recomendaciones de cine de esta semana

Por Arturo Aguilar

@aguilararturo

Una Separación (A Separation, Dir. Asghar Farhadi)

Estreno: 20 de abril

Durante la pasada entrega del Oscar, una de las pocas categorías que parecían tener un claro ganador (por los reconocimientos obtenidos en otras premiaciones y festivales así como por las muy favorables reseñas y comentarios) era la de Mejor Película en Lengua Extranjera.

La película a la que los expertos le apostaban y que a la postre resultó la ganadora de la estatuilla dorada de la Academia hollywoodense de cine es Una Separación, filme iraní que finalmente estrena en nuestro país.

Resultaría simplista decir que se trata de la historia de una pareja en divorcio. De hecho, esto sería incorrecto, y aquí radica una de las partes más interesantes de esta propuesta cinematográfica: Una Separación es una profunda película sobre muchas cosas, sobre decisiones, sobre principios, sobre contextos y realidades, sobre consecuencias, sobre enseñanzas… pero no necesariamente enmarcados estos elementos en el escenario de un matrimonio, sino mucho más allá, a nivel emocional y humano, social y moderno.

Se trata de una equilibrada historia que retrata sin inhibiciones, sin exaltaciones y sin prejuicios, el vaivén mental y emocional de un par de seres enfrentados a complejas decisiones en un mundo también en exceso complejo, en una sociedad no menos complicada, y de la que a la distancia, se sabe y conoce poco de su real cotidianeidad social y familiar.

Y por ello resulta un atractivo especial en el filme, la naturalidad con la que logra llevarnos y mostrarnos con detalles tan llenos de información, con diálogos y escenas tan cuidadosamente construidos, la realidad social y cultural de un país lejano, de una cultura distinta. Nos muestra las diferencias tanto como las sencillas coincidencias y empatías humanas, y en ese doble discurso en el que se nos descubre un mundo desconocido y reconocemos emociones o situaciones familiares, la película trasciende la simple narración de una ficción específica para convertirse en una obra compleja y valiosa, universal.

Una de esas películas que nos dejan pensando, meditando y reflexionando por un largo rato después de dejar la sala de cine. Si ustedes son de los que agradecen este ‘efecto secundario’ tras ver películas, Una Separación no los defraudará.

ESPACIO

¿Sabes quién viene? (Carnage, Dir. Roman Polanski)

Estreno: 20 de abril

Dos matrimonios se encuentran en el departamento de uno de ellos a raíz de una pelea escolar entre sus dos hijos. Esta premisa funciona como mero caldo de cultivo para que Roman Polanski juguetee con algunas muy interesantes y divertidas dinámicas de dirección y actuación, más correspondientes al teleplay o al teatro que al cine, en una pieza sencilla pero intensa en la que a lo largo de la siguiente hora y media (poco menos), verá a esos personajes transformarse, cambiar a partir de discusiones y ejercicios de retórica.

El filme se desarrolla como un juego de esgrima verbal y emocional en el que los contendientes van arrancándose capas de protección para quedar (no literalmente) desnudos respecto a sus sentimientos, inseguridades, deseos, miedos y fantasmas en el transcurso de minutos. Y dichos cambios influyen incluso en la dinámica que se da entre los propios personajes, readaptando posiciones, haciendo equipo por empatía pragmática, funcional o de género y no sólo por la relación marital.

Nada se le puede reprochar a la cuarteta actoral formada por Jodie Foster, Kate Winslet, Christopher Waltz y John C. Reilly, quienes tienen la capacidad suficiente de saber cuándo tomar un rol protagónico y cuándo ceder la atención con enorme naturalidad. Quizás sea en el guión y en la historia misma donde Polanski no termina de escarbar tan profundo como podría.

No es que se trate de una película superficial, no es el caso, pero si bien es un hecho que Polanski logra ir apretando los botones adecuados para ir llevando a sus personajes a externar a través de ciertas dinámicas su sentir, hay un último paso al lado oscuro, a lo más privado de estos personajes que no se anima a mostrar. Y aunque hayamos sido testigos de un curioso encuentro entre dos parejas que se conocieron y se deshicieron mutuamente en el lapso de una hora, que nos lleva a varias interesantes reflexiones, es probable también que salgan del cine sintiendo que hubo algo más que ya no nos enseñaron.

ESPACIO



comments powered by Disqus