‘Here Comes the Song’


Las historias detrás de las canciones de The Beatles.


POR Staff Rolling Stone México  



vía Rolling Stone
vía Rolling Stone

Por Cecy Amkie

LOGO ANAHUAC

Durante décadas nuestra curiosidad ha despertado tras escuchar las letras de las canciones de The Beatles, esa banda de origen británico que nació para quedarse de por vida. Letras que nos demuestran la genialidad y creatividad de sus autores, pero, ¿en qué se inspiraban para escribir tantas cosas tan diferentes? Lo que algunos no sabíamos es que muchas de sus letras son una ventanita a su vida personal del día a día, ya que la mayoría nos cuenta anécdotas del cuarteto. A continuación unos ejemplos:

“I Am The Walrus”
Esta canción surge de la fusión de tres ideas que tenía Lennon para diferentes canciones que llegaron a formarse en una de las más locas del cuarteto. Una le llegó al escuchar un sonido de sirena de policía que venía de la calle, así nace el “Mister City Policeman”. La otra era por una idea absurda de una persona “sentada en un corn flake” y la otra sobre una melodía de John sentado en el jardín de su casa. Mientras esto ocurría (en 1967, para ser exactos), John se enteró a través de una carta de un pupilo del Quarry Bank School que había un maestro que les hacía analizar canciones de The Beatles. Aprovechando esto decidió confundir a todos y crear una historia perpleja y sin sentido, con cosas y personajes sin relación alguna. Algunas de las frases salieron cuando Lennon, con ayuda de su amigo Pete Shotton, comenzaron a recordar una rima que cantaban los niños ingleses: “Yellow matter custard, green slop pie, All mixed together with a dead dog’s eye, Slap it on a butty, ten foot thick, Then wash it all down with a cup of cold sick”. La morsa fue inspirada, una vez más, en un escrito de Lewis Carroll: La morsa y el carpintero. Finalmente, el misterioso eggman se refiere al vocalista de la banda The Animals, Eric Burdon, quien era conocido de esa manera por sus colegas, haciendo referencia a un mito sexual que involucraba huevos y mujeres. Y “Goo-Goo-Goo-Joob”, nace “I Am The Walrus”.

“Eleanor Rigby”
¿Quién fue Eleanor Rigby? Una mujer que conocía Paul, tal vez o que se encontró algún día en la iglesia. No. Eleanor es producto de la creatividad de Paul. Decidió crear un personaje de una mujer solitaria, cuya labor era recoger el arroz de las bodas; con esto le surgió el pensamiento de todas las bodas a las que la mujer asistiría pero tendría que perderse por recoger el arroz del piso, y a su vez que se perdería también de su propia boda por cumplir su labor. Al principio, la mujer se llamaba Miss Daisy Dawkins, pero el nombre no le convencía a Paul. Pensó en el nombre de Eleanor porque tiempo atrás había trabajado con una mujer llamada Eleanor Bron. Rigby apareció mientras esperaba a una amiga en la calle y en la esquina vio la firma Rigby & Events Ltd. Eleanor Rigby le pareció perfecto. Agregó a la canción un nuevo personaje: Father McCartney, a lo que Pete Shotton, amigo de Lennon, sugirió que le cambiara el nombre para no hacer pensar al público que la canción hacía referencia al padre de Paul. Tras una pasada por el directorio telefónico nace Father McKenzie. George Harrison propuso una frase que tuviera que ver con la gente solitaria –lonely people– y fue Shotton quien mencionó que los dos solitarios se acompañaran al final, Father McKenzie en la tumba de Eleanor Rigby. Tiempo después (en los años ochenta) se descubrió la tumba de una tal Eleanor Rigby en un cementerio de Woolton, Liverpool, cerca de donde Paul y John vivían. Se dice por ahí (John Lennon) que alguna vez de jóvenes él y McCartney tuvieron una plática en ese cementerio y que probablemente Paul vio la lápida con el ahora-famoso nombre. Tal vez Eleanor Rigby se quedó en su subconsciente y renació para quedarse.

“Strawberry Fields Forever”
Para los que se lo preguntaban, Strawberry Field sí existió, y era un gran edificio que se encontraba en Woolton, muy cerca de donde vivía John de chico. El Strawberry Field albergaba a niños y hacía anualmente una feria a la cual John le encantaba asistir con su tía Mimi. Pasó placenteros momentos en ese lugar; él y sus amigos de la infancia, Pete Shotton e Ivan Vaughan, se juntaban detrás del edificio por las tardes a tener largas charlas o a componer canciones. Sin embargo, Lennon se refiere a Strawberry Fields como un estado mental. Cuando quería distraerse, pensar y dejar volar su imaginación, acudía a su lugar secreto como escape personal. En 1966, año en que escribió la canción, Lennon se encontraba en el rodaje de una película en una playa de España tras aceptar un papel en el filme How I Won The War, de Dick Lester. Entró en “Strawberry Fields” y así compuso la canción que simboliza su propia creación de un estado mental, y de la vida a través de sus ojos.

BANNER APP 156




comments powered by Disqus