Nuestro grito de esperanza


Luis Fernando Cuevas, estudiante del Tecnológico de Monterrey, nos comparte un inspirador poema sobre el heroísmo del pueblo mexicano tras el sismo.


POR Staff Rolling Stone México  



Foto: Luis Fernando Cuevas

Por Luis Fernando Cuevas

Logotipo_Vertical_Azul

México, del soldado sin casco.
Del corazón y la voluntad propia.
México, de orgullo sin cansancio.
Del pueblo que humildad desborda.

De los que levantan la mano para ayudar.
De aquellos que donan aunque poco tengan
De quienes hombro a hombro quieren trabajar.
De los que fueron, son y serán leyenda.
Por cada rocío de crueldad, un mexicano.
Un mexicano por cada bien colectivo.
Mil mexicanos por cada edificio tronado.
Una unión acorazada de bondad; México.

Que quienes pisen firme enseñen a caminar.
Y los sabios enseñen a aprender.
Que las manos laboriosas laboren paz
Y las mentes piensen en lo suyo defender.

“Y tus templos, palacios y torres
se derrumben con hórrido estruendo,
y sus ruinas existan diciendo:
de mil héroes la patria aquí fue”.
Y sigan los legados eficientes.
Que México se una con pasión.
Y griten sin afán de inocentes.
Todos juntos por la misma nación.
La unión nos hace fuertes y grandes
La unión que nuestra historia dejó
Recuerda, patria, que en escasez:
un soldado en cada hijo te dio.
Sigue cantando, a grito de esperanza,
Canta y grita por quienes dieron honores.
Porque cantando se alegra,
Cielito lindo, los corazones.
Que no sonemos de lástima sino de ejemplo.
Y que el ejemplo perdure por siempre.
Que si levantamos México por voluntad
no dejar que ninguno se apodere de él.



comments powered by Disqus