Cuando los hombres duros también bailan


Hugh Jackman habla de su papel en la cinta ‘Los Miserables’


POR Staff Rolling Stone México  



Hugh Jackman habla de su papel en la cinta 'Los Miserables'

En comparación de populares creaciones como Wolverine y Van Helsing, Hugh Jackman hace una diferencia al interpretar a Jean Valjean en ‘Los Miserables’

Por @Óscar Uriel

Hugh Jackman estaba tan convencido de querer participar en la versión cinematográfica del clásico musical Los Miserables que prácticamente acosó al director Tom Hooper una vez que se enteró que el proyecto podría convertirse en realidad.

“El proyecto ni siquiera estaba consolidado. Esto sucedió apenas dos meses después de que Tom ganara el premio Óscar por su dirección en El discurso del rey y los estudios sólo habían manifestado su interés de convertir este proyecto en una realidad. Busqué al director y lo convencí que me diera la oportunidad de interpretar a Jean Valjean”, nos advierte el actor australiano en una charla exclusiva.

Platicar con Jackman resulta una tarea fácil. Es considerado una de las escasas figuras en Hollywood que prácticamente puede transitar en todos los géneros cinematográficos, además de poseer la reputación de ser un intérprete carismático en el set y poseedor de una rigurosa disciplina al momento de filmar.

“Prácticamente, todas las escenas en Los Miserables fueron muy demandantes en el aspecto emotivo. Mi objetivo particular fue poder convencer al espectador que el personaje deja de ser un mísero preso para transformarse, años después, en un importante administrador, pero, ¿qué ha sucedido en ese preciso momento que cambió al personaje? Intentamos resumir en esa única escena la evolución de Valjean y creo que lo logramos, a pesar de que se trata de una secuencia que aparece en los primeros cinco minutos de la película”.

Finalmente, el clásico texto de Víctor Hugo nos plantea un escenario de importantes cambios políticos y sociales situado en la Francia de 1830. Los personajes se ven inmersos en dilemas de carácter moral en donde los conflictos definirán el bien del mal, la bondad de la intolerancia. “Creo que nunca me he encontrado en una situación en la que yo requiera de una clemencia como la de ese compasivo sacerdote quien perdona a Valjean. Cuando nací, mi madre se encontraba en muy mal estado de salud, así que mis padrinos se responsabilizaron de mi cuidado. Pareciera que no se trata de un evento relevante, sin embargo, ahora que soy padre de dos niños, me doy cuenta del esfuerzo que se requiere para atender a un bebé hasta sus 18 meses cumplidos y, después, entregarlo a sus verdaderos padres. Creo que se trata definitivamente de un acto de bondad”, agrega Jackman al rememorar su precaria infancia en donde su padre tuvo que responsabilizarse de sus cuatro hijos.



comments powered by Disqus