Sin caer en la tentación: Katy Perry


Katy Perry habla de convertirse en la voz de un amado personaje de dibujos animados.


POR Staff Rolling Stone México  



Katy Perry habla de convertirse en la voz de un amado personaje de dibujos animados.

Por Óscar Uriel

Compositora. intérprete. actriz. entrepeneur. El vigor con el que Katy Perry entra a un salón para conceder una entrevista, es abrumador. La estrella pop, se caracteriza por una particular energía contagiosa de sí misma, que la ha convertido en una de las figuras más adoradas y polémicas, en la música contemporánea.

“Tenía mucha energía cuando era niña. Quisiera poseer aunque sea un poco de esa vitalidad hoy en día. Literalmente era como un chango, pero también, debo de reconocer que todo ese dinamismo es lo que me ha llevado hasta dónde estoy hoy en día”, nos dice bromeando Perry antes de iniciar una charla sobre el lanzamiento de la secuela de Pitufos. En la cual, Perry vuelve a dar voz, en su versión original, al amado personaje de Pitufina. Aquí la ecuación resulta sumamente elemental ¿quién, si no Perry, para prestar su voz a este popular personaje?

Resulta inevitable cuestionarla, acerca del preciso momento en el que descubrió que quería dedicarse, de una manera profesional, al entretenimiento. “Fue a los nueve años. Soy la hija de en medio, por lo que siempre estás compitiendo con tus hermanos mayores. Un día, mi hermana llegó a casa después de pasar dos semanas con sus padrinos y trajo un demo, ya que ellos eran dueños de un estudio de grabación, por lo que yo pedí lo mismo. Tuve que practicar con el demo de mi hermana para convencer a mi mamá, que la que necesitaba clases de canto, era yo”, confiesa Perry. “Ya no hay competencia con mi hermana. Ella es mucho más hábil e inteligente que yo, en otras ramas distintas al canto. Es la persona más cercana que tengo ahora”.

La cinta original de Pitufos se estrenó en el 2011 y aunque había modestas expectativas alrededor de ella, el estudio de cine jamás imaginó, que se transformaría en el fenómeno taquillero en el que se convirtió. “Me gusta hacer voz en off en cintas animadas, pues es un género que lleva mucha alegría al público, incluyéndome a mí. Quisiera ejercer más la actuación, pero me gusta que mis días inicien a las 11:00 hrs. y no a las 07:00 hrs.

Los llamados de trabajo en cine y televisión son muy duros. Soy una control freak de lo que hago. Necesito ser la productora todo el tiempo, pero por ejemplo, si Ridley Scott me hablara para participar en la secuela de Blade Runner, en ningún momento lo dudaría”.

De acuerdo a la misma Perry, el personaje de Pitufina, jugará un rol más preponderante en el argumento en esta segunda parte. “Es una cinta más densa que la primera. En esta ocasión, la atención está centrada en Pitufina, quien es seducida por poderes malignos para atraerla al lado oscuro; en particular Vexy [cuya voz es Christina Ricci] y por supuesto, Gargamel, [Hank Azaria]. Mi personaje se encuentra en el dilema de enfrentar su origen, ya que no podemos hacer nada con respecto a dónde nacemos, pero sí tratar de cambiar nuestra personalidad de una manera positiva. Me encantó formar parte de la primera película, pero definitivamente, me parece que esta secuela es mucho más estimulante”.



comments powered by Disqus