Ian McKellen regresa a Tierra Media para reencontrarse con amigos


Ian McKellen habla en exclusiva sobre la experiencia de rodar El Hobbit


POR Staff Rolling Stone México  



Ian McKellen habla en exclusiva sobre la experiencia de rodar El Hobbit

El célebre actor inglés habla en exclusiva sobre la experiencia de rodar El Hobbit y volver a interpretar al mago favorito de la literatura fantástica.

Por @Oscar Uriel

Ahora con la llegada de la segunda cinta de la trilogía de El Hobbit (titulada La Desolación de Smaug) se presenta una oportunidad más de admirar el trabajo que el gran Ian McKellen viene realizando desde hace algunos años atrás con su particular creación del popular y legendario mago Gandalf, uno de los personajes consentidos de la ficción moderna, rol que el británico interpretó en la trilogía de El Señor de Los Anillos y que repite en la adaptación que el mismo Peter Jackson realiza de El Hobbit.

“No hubo muchas novedades en esta experiencia. Si recuerdas, en la primera trilogía interpreté dos versiones distintas de Gandalf, una de ellas convertida al lado oscuro, lo cual resultó algo más complejo. Ahora en El Hobbit el regreso consistió simplemente en reintegrarte a trabajar con grandes amigos, con una familia que habíamos creado años atrás. Es común en el medio del cine y del teatro escuchar que los personajes de interés para un actor son los villanos, sin embargo hay un reto muy grande en caracterizar a un mago benévolo y tolerante. Es un personaje que estimo porque es un ser en el que puedes confiar totalmente. Para los jóvenes representa una figura de patriarca, como si fuese un abuelo, pero también es alguien que puede convertirse en un comprometido adversario,” nos comenta McKellen vía telefónica desde Nueva York.

También es manifiesto que el actor inglés ha conformado una de las duplas creativas más interesantes vistas en el cine en los últimos años, al ser dirigido por Peter Jackson en dos experiencias cinematográficas de mayúsculas magnitudes. “Peter es mi hermano, un amigo muy entrañable. He tenido la ocasión de trabajar con directores demandantes que dictan órdenes y vociferan en un set. Peter es todo lo contrario. Es alguien a quien le gusta montar atmósferas de trabajo confortables y pacíficas en las que puedes intercambiar ideas con el director,” agrega McKellen al referirse a las colaboraciones lideradas por el célebre director en donde ha caracterizado a Gandalf.

Sobre qué tan habitual es encontrarse al elenco con el que ha conformado una estrecha relación en los rodajes durante esos períodos entre filmación y promoción de las distintas películas, el actor nos revela las excepciones. “Veo a Orlando prácticamente todo el tiempo. Es curioso porque en la película coincidimos en algunas escasas escenas. Te comento que es irónico porque ahora los dos casi compartimos un departamento en Nueva York, puesto que estamos trabajando en Broadway a la par. Él hace Romeo y Julieta y yo participo en un montaje con textos de Beckett y Pinter. Los teatros están divididos prácticamente por un estrecho corredor. Me he topado con él en varias ocasiones, por lo que es fantástico.”

McKellen también dedicó unas palabras al trabajo de Martin Freeman, quien personifica a Bilbo, una elección que en un principio desencadenó una serie de críticas y comentarios de parte de la legión de seguidores de los textos de Tolkien. “Martin es un actor que llegó para brindar años de experiencia a la creación del personaje de Bilbo. Soy fan de su trabajo, no sólo en la pantalla grande sino también en el teatro. Creo que fue un gran acierto su elección para interpretar al personaje, puesto que ha hecho de Bilbo su propia creación. Cada momento que aparece en pantalla es explotado al máximo. Creo que el personaje es una especie de adhesivo que une todas las historias. Me siento muy complacido por el éxito que ha obtenido.”

Para finalizar cuestionamos a McKellen sobre la existencia de algún personaje de la literatura o el teatro que anhele interpretar en un futuro cercano. “Es muy peculiar tu pregunta. No creo que hoy en día tenga un personaje en específico que desee interpretar. En este momento de mi vida me interesa mucho más el equipo de trabajo con el que voy a convivir, con qué director voy a laborar, esos factores son mucho más significativos hoy en día para decidir si me involucro en determinado proyecto o no. No me considero un actor realizado. Creo que tengo mucho que aprender todavía. Evidentemente creo que soy un mejor intérprete ahora que hace algunos años pero deseo continuar con el perfeccionamiento de mi trabajo.” finaliza el actor.



comments powered by Disqus