Irán planea demanda en contra de ‘Argo’


El país del medio oriente considera que la cinta de Ben Affleck ofrece un retrato poco realista de su país, además de ser propaganda en contra de su cultura y costumbres.


POR Staff Rolling Stone México  



El país del medio oriente considera que la cinta de Ben Affleck ofrece un retrato poco realista de su país, además de ser propaganda en contra de su cultura y costumbres.

Tras triunfar como el director de la Mejor Película en la 85 entrega de los Oscares conArgo, Ben Affleck podría estar en problemas con Irán, debido a que se encuentran descontentos con su cinta.

De acuerdo con información de Associated Press, Irán planea entablar una demanda contra el filme debido a su “retrato poco realista” del país. La abogada fancesa, Isabelle Coutant-Peyre, quien entre sus clientes tiene al terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez –mejor conocido como Carlos el Chacal – se encuentra en Irán para reunirse con oficiales del gobierno e iniciar el proceso de la demanda.

Argo cuenta la historia del escape asistido por la CIA de seis empleados de la embajada, quienes se refugiaron en la casa del embajador Canadiense en el país, tras los ataques en 1979 a la embajada norteamericana en Teherán.  Cincuenta y dos americanos fueron mantenidos como rehenes por 444 días, pero usando una cinta falsa como coartada, los empleados que se encontraban escondidos pudieron escapar.

Tras el triunfo de Argo en diferentes entregas de premios, Irán la prohibió en su territorio, tachándola de propaganda anti-iraní y en pro de la CIA.

A pesar de que en los cines iraníes no se está proyectando la cinta, muchos ciudadanos han visto el filme mediante DVD’s piratas. La cinta ha dividido las opiniones entre las personas que tomaron parte en la revolución islámica de 1979 y la joven generación que no estuvo presente en el momento. Un grupo de oficiales de cultura iraníes y críticos de cine presentaron una proyección de Argo para una audiencia selecta en Teherán, para promover la demanda.

La junta en Irán, titulada “El fraude de Hollywood”, discutió los aspectos legales de levantar la demanda y llamaron a Argo una “violación de las normas culturales internacionales.” Más tarde dieron a conocer un comunicado en el que declaran que “premiar a una cinta anti-iraní es un ataque propagandístico en contra de nuestra nación y la humanidad.” El comunicado no aclaró en qué momento se muestra un “retrato poco realista” del país o su cultura, pero los oficiales consideraron al filme de Ben Affleck “demasiado violento.”

No es la primera vez que el país del medio oriente se queja de cintas de Hollywood. Este año Irán no transmitió la ceremonia de los Oscares y en 2009 su gobierno solicitó una disculpa por parte de un grupo de actores y oficiales de la industria, mencionando que los filmes como 300 y El Luchador eran “insultantes” para su país.



comments powered by Disqus