Don Draper deja que sangre


Don Draper trata de revertir su espiral descendente mientras ‘Mad Men’ comienza su última temporada.


POR Staff Rolling Stone México  



Don Draper trata de revertir su espiral descendente mientras ‘Mad Men’ comienza su última temporada.

El publicista trata de revertir su espiral descendente mientras ‘Mad Men’ comienza su última temporada.

Por Jonathan Ringen

La última vez que vimos a Don Draper terminaba el año de 1968 y la oscuridad se extendía. La habilidad “Clintoniana” del ejecutivo de publicidad de Mad Men para salir intacto de un alboroto provocado por el alcohol, un comportamiento profesional errático y las presiones de vivir una vida doble, finalmente se ha desplomado. Su hija Sally lo descubrió teniendo una aventura y, en el episodio final, durante una reunión con un cliente reveló que fue criado en un burdel, provocando que lo suspendieran indefinidamente de Sterling Cooper & Socios. “Básicamente está desempleado, su matrimonio no marcha bien y la relación con su hija es tensa”, cuenta Jon Hamm, quien ha interpretado a Draper a lo largo de seis incomparables temporadas. “Se dio cuenta que es hora de hacer un serio recuento de su vida. Ese es un buen punto de partida para la séptima temporada”.

La primera mitad de la temporada final de Mad Men comenzó el 13 de abril en Estados Unidos, retomando la acción poco después del colapso de Draper. Cuando el show termine el próximo año, habrá abarcado la totalidad de la década de los años sesenta –desde el optimismo de los años de Kennedy hasta la explosión de la ola de la contracultura con la elección de Nixon. Pero sólo porque la vida de Draper es un alboroto no asuman que los tiempos lo están pasando de largo. “La historia del show no es acerca de Don distanciándose del mundo”, comenta el creador del programa, Matthew Weiner. “Creo que la sociedad alcanzó a Don. Lo que trataba de mostrar acerca de 1968 era la sensualidad, la violencia, la inseguridad, la ansiedad… las especialidades de Don”.



comments powered by Disqus