Desde Tijuana, Mint Field nos habla más acerca de su participación en Coachella 2016


“Estamos mentalizados para aprovechar la experiencia y disfrutarla”, menciona Andrés ante la noticia de su adición a la edición de este año del festival.


POR Erich E. Mendoza  



Honestamente nunca es fácil realizar un conteo o listado de “bandas a seguir” o “mejores proyectos”. Muchos talentos buenos a veces quedan fuera y nosotros como medio, tenemos que afrontar la responsabilidad de haber emitido un juicio y hacerlo valer frente a las críticas que ustedes como lectores, tienen derecho a expresarnos si dicho texto no les parece.

Sin embargo es en momentos como estos, donde nos sentimos felices y hasta cierto punto aliviados de que nuestro radar, haya tenido la fortuna de haber detectado a una banda emergente cuyo talento, precise de tanto potencial al grado de que un festival como Coachella les haga parte de su lineup oficial.

Mint Field es esa banda y su reciente adición a dicho evento, nos hace sentir que el haberlos considerado parte de las 10 mejores producciones independientes en Latinoamérica de 2015, no fue para nada un error.

Pero una vez alcanzado este punto, vale la pena comenzar a mirarles con otros ojos (pues el lujo de no ser mirados con lupa ha quedado atrás frente a este privilegio) y cuestionar si un proyecto tan joven y primerizo, se encuentra verdaderamente listo para enfrentarse a un monstruo como el que tienen por delante.

Por acá en México no es ningún secreto que festivales como el Vive Latino, son un arma de doble filo donde las bandas pueden impulsarse hacia cosas más grandes o morirse tras un evento tan gigantesco. Mint Field tiene esa cuestión por delante y por eso mismo, pese a que sentimos una profunda y gratificante emoción de que Coachella mire no sólo a nuestro país, sino a las propuestas independientes del mismo (porque ojo, esto puede ser el inicio de algo muy grande para las bandas en general), decidimos charlar con Andrés Corella Monzón, pieza fundamental del proyecto quien de vez en vez pareciera esconderse al momento de hablar de la banda, pero que hoy es quien nos abre las puertas a la situación y sentir de Mint Field frente a este próximo reto:

Mint Field es un proyecto que en lo personal, nos ha parecido interesante por el obvio enfoque noise/pop que maneja, aunque dentro de su sonido hay destellos de post-punk y shoegaze. La verdad, me da la impresión de que cada uno aporta una obvia influencia proveniente de su sonido favorito, y nos gustaría que nos platicaras cómo se fue dando esta mezcla, esta unión. ¿Cuando comenzó Mint Field y qué integrante sientes tú que aporta cada cosa?

Andrés Corella: Mint Field comenzó en el otoño del 2014. En ese entonces escuchábamos música de los géneros ya mencionados, así como garage, ambient y dream pop –entre otros–, por lo que en nuestras primeras composiciones y demos reflejamos dichas influencias a través de los ritmos y estructuras líricas, que a nosotros nos parecían características de los mismos.

Amor apenas llevaba tres meses practicando la batería, y Estrella estaba por cumplir un año tocando la guitarra. Sin embargo por mi parte, yo ya tenía un par de años de experiencia en guitarra y bajo, por lo que supongo que este sentido “amateur” nos ayudó a expresarnos, sin tener que pensar mucho antes de hacer las cosas.

Con el paso del tiempo hemos aprendido mucho. De igual forma la dedicación que le damos cada uno al proyecto ha evolucionado a su manera pues al momento de componer, no seguimos un proceso estandarizado, cualquiera de nosotros llega al ensayo con una idea en mente y a partir de interpretaciones y experimentación, todos terminamos aportando algo propio.

Tenemos que hablar del elefante en la habitación. Aunque es verdad que a todos nos pone enormemente felices que un proyecto independiente y del escenario underground mexicano toque en Coachella, es necesario preguntar qué caminos, personas o situaciones formaron parte del que hoy, Mint Field forme parte de Coachella?

Andrés Corella: Todas aquellas personas que de cierta forma se han interesado en escucharnos, invitarnos a dar una presentación o compartido nuestra música, son a quienes les atribuimos este tipo de sucesos. Claro que somos muy dedicados y entregados con el proyecto, sin embargo creemos que son los esfuerzos realizados por las personas que dedican su tiempo a organizar eventos musicales y manejar blogs musicales, los responsables de que hoy tengamos una presentación tan importante en el panorama. Solo por mencionar a algunos de dichos esfuerzos están: Viva Presents, All My Friends, MAPACHE, entre otros.

¿Hace cuánto se enteraron? Antes del anuncio en redes, ¿cuál fue su reacción al saber que un festival de esta magnitud los recibiría y honestamente –como persona Andrés– cuáles fueron tus pensamientos, dudas o reacciones y qué nos puedes decir de Amor y Estrella?

Andrés Corella: Nos enteramos apenas el lunes pasado. Fuimos a San Diego puesto que nos esperaba un show junto a Los Nastys y Policías y Ladrones, y creo eran las siete de la tarde cuando yo me encontraba descargando nuestro equipo mientras Amor y Estrella comían en un local cercano. Fue entonces que recibí una llamada telefónica de Estrella en la que me pedía que saliera del venue con un tono exaltado. Salí angustiado y ansioso del lugar, pensando que estaba por enterarme de algo muy malo.

Para mi sorpresa las noticias eran buenas y un tanto surreales. Durante los primeros minutos en los que lo platicamos, Estrella y Amor no paraban de sonreír, sin ebargo mientras se desenvolvía la conversación notaba que sus sonrisas se hacían menores al darse cuenta de que esta noticia significaba mucho trabajo por delante, y poco tiempo para hacerlo.

En estos precisos momentos ya nos encontramos preparando todo para nuestra presentación.

Muchos medios hemos hablado de lo importante que es mirar al escenario emergente de Tijuana, pero poco hemos hablado con los talentos que lo conforman. Como músico y parte importante de este nuevo movimiento, ¿qué opinión tienes respecto a la música independiente en Tijuana, sus antecedentes y su futuro?

Andrés Corella: Percibo un constante crecimiento en la cantidad de personas que deciden compartir una propuesta musical con discurso propio. Respeto el hecho de que en mi ciudad haya gente haciendo y manifestando lo que quiere. Este sentido de percepción sobre lo que pasa en mis alrededores, hoy me inclina a ser optimista al respecto de los movimientos que se presentan en Tijuana.

Me gusta pensar en lo que ha ocurrido con los lugares que solían recibir movimientos similares a los de hoy hace un par de décadas. Cada que se me presenta la oportunidad, aprovecho para conversar con personas que experimentaron aquello, de esta forma he conocido un poco de la gran historia que Tijuana tiene como ciudad, así como referente de manifestaciones independientes.

Espero que en el futuro se conserve una relación entre generaciones como la que existe hoy en día, al menos en Tijuana. Una en la que los proyectos jóvenes tengan la posibilidad de acercarse a aquellos de larga trayectoria con la finalidad de trabajar juntos. De esta forma se mantiene un sentido de historia musical. De igual forma espero que en un futuro cercano, Tijuana cuente con más foros en los que puedan continuar manifestándose las propuestas regionales y foráneas.

¿Cómo visualizas a Mint Field en Coachella? ¿Cómo te ves en el escenario con Amor y Estrella arriba frente a miles de personas?

Andrés Corella: Nos visualizo nerviosos y emocionados. Mentalizados para aprovechar la experiencia y disfrutarla.

BANNER APP 154