Cecilia Suárez, multifacética


La actriz habló en exclusiva sobre la película ‘Hombre al agua’, el movimiento #MeToo en México y su pasión por el teatro.


POR Noemí Contreras  



Cecilia Suárez nació y creció en Tampico cuando todavía era tranquilo. Ella cuenta que “crecer ahí fue muy especial en cuestión de contacto con la naturaleza y poder disfrutar como niña al aire libre”. Ella siempre creyó que sería abogada, sin embargo, en aquel entonces no se hacían juicios orales en México y la vía burocrática le parecía poco emocionante. A los 18 años, se fue a Estados Unidos a tomar clases de actuación y se dio cuenta que era una profesión que le permitía explorar un universo que le llamaba la atención.

En Tampico, estar afuera, correr y ser libre compensaban el hecho de que no había cine ni teatro en ese lugar. “Mis amigos no podían creer que no había visto El Padrino. Estaban como en shock y ahora me da mucha risa y puedo imaginar lo que pensaban”, comenta. “Hay algo increíble en descubrir ese tipo de películas a esa edad, porque tienes un hambre muy particular. Yo quería ver esas cosas y era una edad perfecta para eso”.

Ahora, Cecilia tiene una carrera de actriz completa: hace cine, teatro y televisión. “Me gustan todas justamente porque le dan un balance a lo que hago y permiten que no me aburra”, reconoce. “Pero de esas tres, el lugar del actor es, sin duda, el teatro”. Hace un par de meses, protagonizó —junto con Enrique Arreola— la obra Testosterona, escrita por Sabina Berman y actualmente se encuentra trabajando en la puesta en escena de Después de casa de muñecas, dirigida por Mauricio García Lozano. “Tener la cercanía del público ha sido muy especial. Está así de lejos como estamos tú y yo. Es más tangible y fuerte lo que sucede. Determina muchísimo la naturaleza de la función”, explica.

Testosterona y Después de casa de muñecas tienen una fuerte crítica a la equidad de género. “Es un ejercicio interesante contar [estas historias] por la relevancia de lo que está pasando afuera”, reconoce la actriz. A principios de este año, la periodista Carmen Aristegui realizó una serie de entrevistas como continuación del movimiento #MeToo, donde se invita a las mujeres a compartir sus historias de abuso y acoso sexual. “Es un movimiento importante en el sentido de que arroja luz sobre una problemática que difícilmente es hablada en este país. Creo que quienes han emitido su testimonio son sumamente valientes y, hablo especialmente por Karla (Souza) y por Stephanie (Sigman), son seres muy conscientes de que eso tiene un impacto en otros ámbitos. Para que las mujeres sepan que eso no es la normatividad, que eso no es normal, que eso no tiene por qué pasar”, enfatiza Cecilia. “Lo interesante será ver el nivel de discurso que se maneja. Ojalá esté a la altura de las circunstancias y de lo que realmente merece ser hablado”.

Además del teatro, Cecilia Suárez es reconocida en el cine y en la televisión y 2018 está lleno de nuevos proyectos para ella. Uno de ellos es La casa de las flores, una serie mexicana original de Netflix con fecha de estreno aún por confirmar. “Mi papel es Ava Paulina, quien es la hija mayor que tiene, entre otros negocios, una florería”, cuenta sin más detalles. El director de esta serie, Manolo Caro, también ha estado a cargo de películas con largos títulos donde Cecilia Suárez se ha vuelto parte de la memoria colectiva: No sé si cortarme las venas o dejármelas largas (2013), Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando (2014) y La vida inmoral de la pareja ideal (2016). “Manolo y yo trabajamos desde hace mucho tiempo juntos, somos muy buenos amigos. Creo que hemos seguido trabajando porque hemos logrado un entendimiento como colaboradores que ha sido muy claro y fluido. En ese sentido, te puedo decir que es muy fácil trabajar con él”.

Por otro lado, Cecilia también actúa en la película Hombre al agua, un remake de la aún recordada película Overboard de 1987, la cual fue producida esta vez por Eugenio Derbez. Esta cinta estará a partir del 10 de mayo en cines: “La vuelta de tuerca que dieron al cambiar los personajes de género es muy atinada”, comenta Cecilia. Poco a poco, los mexicanos han tenido más presencia en Hollywood, por lo que la inclusión de Eugenio Derbez es muy importante. “Creo que Eugenio es muy consciente de lo que ha logrado y de la injerencia que tiene en los proyectos en los que participa. Eso es de admirarse, no es fácil”, concluye.

Mira el tráiler de Hombre al agua aquí:



comments powered by Disqus