Gary Numan, el último electrohéroe de mente y mundo rotos


Platicamos en exclusiva con el músico inglés sobre su presentación en Control Fest, sus influencias y la evolución que ha tenido a lo largo de su carrera.


POR Mario Lafontaine  



Foto: Facebook Gary Numan

En ocasiones es difícil olvidar al personaje que se da en un escenario y sobre todo, si se trata de un mundo sci-fi. Cuando de manera relajada, el ser humano muestra su genialidad; sencillo, elegante, discreto y encantador, el momento glorioso tiene que quedar documentado. Eso sucedió la semana pasada al recibir la grandiosa noticia de que podría platicar con Gary Numan y escribir una nota en esta respetada publicación –cómplice en mi vida desde la adolescencia—.

Gary Numan es parte vital del elenco del Control Fest que se realizará el próximo sábado 28 de abril (Pepsi Center WTC): Black Line, Front 242, The Horrors, Luke Vibert, Nonotak Studio, Richard Devine, Tom Furse (The Horrors) y Década 2, proyecto de mi hermano, Mateo Lafontaine.

De Numan sólo puedo decir que conozco y tengo grandes momentos con su música como banda sonora de 1979 a 1989, el periodo noventero y del nuevo siglo es desconocido pero predecible a la vez, salvo sus dos más recientes y notables grabaciones Splinter (2013) y Savage (2017).

Gary, ¿qué sensación pasa por su cabeza con respecto al Control Fest en México?
Estoy nervioso pero a la vez muy emocionado, soy una persona insegura.

Sé sobre la colaboración que tuviste con Titán. Además de ellos, ¿conoces o has oído a alguna banda o artista mexicano?
No, pero seguro lo haré en este viaje. La experiencia con Titán fue muy buena, son tres tipazos muy divertidos, disfruté mucho colaborar con ellos.

Conozco el sonido “Numan” desde los últimos años setenta y sigue siendo atemporal, visionario y además, luces fabuloso. ¿Qué diferencia existe entre tu material de hoy en día como Splinter o Savage a tus álbumes clásicos como Replicas (1979) o Telekon (1980)?
La sensación cuando grabo es la misma que tuve en el primer disco, insisto en que soy muy inseguro y me lleva tiempo y dedicación absoluta… introspección, experimentación. A pesar de lo fácil y accesible que es trabajar en estos tiempos, lo hago ceremoniosamente. Estoy absolutamente satisfecho con mis trabajos más nuevos, hubo un periodo extraño y vacío en los años noventa y parte de los dos mil pero me he propuesto renacer y estoy orgulloso de esos álbumes y sobre todo de sentirme en el mejor momento de mi vida.

Tienes casi 40 discos de estudio, sin contar los que son en directo, compilaciones, EPs y sencillos. Desde las épocas de Beggars Banquet hasta Mortal Records, ¿qué trabajo es tu favorito en tu prolífica discografía?
Sin duda alguna Splinter, que son canciones para una mente rota y Savage, canciones para un mundo roto. En verdad han revolucionado y me han echado a andar de nuevo en todo sentido: creativo, tranquilo, maduro y con los pies en la tierra.

La ciencia ficción y los ambientes apocalípticos siempre han sido parte de tu firma, visualmente hablando, ¿te consideras un artista conceptual?
Así es, hay mucho de teatralidad, actitud, glamour y surrealismo.

Has sido llamado “El padrino de la electrónica” por grandes estrellas como Trent Reznor o Marilyn Manson, ambos te han mencionado como una gran influencia. ¿Cuál ha sido tu influencia musical más grande?
Cuando era un niño y adolescente, The Monkees. Estaba loco por ellos; Mike Nesmith era un verdadero genio, poco tiempo después llegó la generación glam a mi vida con David Bowie y Marc Bolan dejando una profunda marca para siempre. También me gusta Ultravox con John Foxx.

Llámalo industrial, synth rock, gótico o dark wave pero en todos ellos existe un nombre que ha creado un sonido y estilo que quedarán iluminados con luz neón en la historia de la música y ese es Gary Numan, ¿alguna vez has pensado trabajar con otra clase de instrumentos y géneros?
Ha habido intentos caseros y momentáneos que se han quedado en el tintero. Inclusive hace tiempo quise hacer un musical y me encerré a crearlo pero lo dejé a un lado. Hago algunos temas de vez en vez intentando otros estilos, aunque siempre gana la música creada por máquinas, pero con la cabeza, manos y boca del hombre.

Si los amigos son eléctricos (“Are Friends Electric?”) aquí en México tienes a miles de ellos que iremos felices al Control Fest, de Noiselab, para alimentar el alma de las canciones para mente y mundo rotos, y algunos clásicos de la electrónica de ayer, hoy y mañana. “Love & Respect”, Mr. Numan.
“Me! I Disconnect From You”.



comments powered by Disqus