Los amigos desconocidos de Mew


Platicamos con Jonas Bjerre previo a sus presentaciones en El Plaza Condesa para celebrar el quinceavo aniversario de ‘Frengers’.


POR Andrés Díaz  



Foto: Facebook Mew

México tiene la facultad mágica de atraer artistas de distintas latitudes del mundo. Lo hemos visto con Kashmir, Kakkmaddafakka y un largo etcétera, pero el caso de Mew es muy especial. Hay una complicidad única, como el reencontrarte con ese amigo de la infancia o con el que se fue a vivir a un lugar lejano: al conectarte de nuevo, inmediatamente sientes eso que no se puede traducir en palabras.

En 2009 fue su primer concierto en el extinto José Cuervo Salón y establecieron una conexión que pocas veces se alcanza entre el artista y su público. Seis años después se presentaron en el Corona Capital para apropiarse del escenario y de nueva cuenta se detuvo el tiempo durante su presentación para regalarnos uno de los momentos más memorables en la historia del festival.

Ahora regresarán por el quince aniversario de Frengers, una palabra que combina “amigo” y “extraño” en inglés. No hay mejor palabra que pueda describir lo que ha pasado con ellos y México ya que está implícita la confianza entre ambas partes, pero los tormentosos tiempos han impedido que la relación sea más cercana.

Para ahondar en todo lo que hay detrás de Frengers, platicamos con Jonas Bjerre, quien contestó desde la intimidad de su hogar mientras se preparaba su cena.

Muchas bandas están saliendo de gira celebrando el aniversario de su disco más emblemático, ¿cómo te sientes tú al respecto? ¿Cómodo o nostálgico?
Al principio no quería porque es algo que las bandas suelen hacer cuando están al final de su carrera, pero Frengers es uno de los discos favoritos de nuestros fans y que lanzamos de forma internacional. Pasaron muchas cosas con ese disco: nos mudamos a Londres, nos firmó una trasnacional, giramos por el mundo y de repente se volvió el trabajo que nos sustentaba por lo que nos permitió dedicarnos a hacer música solamente. Fue una gran época en nuestras vidas aunque muy tumultuosa. Pienso en cómo a cierta edad las bandas se vuelven una parte importante de nuestra vida y de repente tú haces un disco que logra eso con alguien más, eso realmente me hizo revisitarlo. Nunca lo habíamos hecho y se nos hizo muy cool hacerlo. No quisimos hacer una gran gira mundial, sólo queríamos unos cuantos shows en lugares que han sido especiales para nosotros.

Frengers es un álbum de grandes éxitos porque recolecta canciones que hicieron antes. La disquera pudo decirles que hicieran nuevas canciones pero ustedes las defendieron ferozmente, ¿por qué?
Tuvimos la oportunidad de rescatarlas y de darle el sonido correcto que deberían, ya que al tocarlas en vivo cambian mucho. La canción “156” cambió mucho y queríamos grabar esta versión que fue mutando. Hicimos el mejor álbum que podíamos hacer en ese momento y es probablemente el único disco donde cada canción habla por sí misma, cada una tiene una voz auténtica.

Las letras de Frengers hablan sobre crecer, dejar cosas y enfrentarte a nuevas, ¿crees que estas canciones hablan de ti hoy en día?
¡Muchísimo! El álbum representa el movimiento de la niñez a la adolescencia o entrar a la edad adulta. Es un sentimiento raro de que todo se deshace, la desilusión, pero también la alegría de enamorarte por primera vez… son sentimientos muy fuertes. Dicen que el sentido del olfato es el que te ayuda a recordar mejor, pero yo creo que la música es igual de buena. Hay ciertas canciones que te transportan en el tiempo y recuerdas perfectamente lo que sentías al escucharla. En la banda creemos que cada álbum es una página de un diario, una colección de sentimientos y humores que se han convertido en nuestro testamento. Sólo hemos hecho un par de shows con Frengers y ha sido muy nostálgico para la audiencia y para nosotros.

¿Has estado en contacto con Georgia Becky, con quien cantaste la canción de “Symmetry”?
Claro, la invité para que nos viera en un show en Estados Unidos pero no pudo ir. Unos años después vino a Copenhague con su esposo y me dio gusto verla. Fue muy raro y casual que acabara en el disco. La razón por la cual la invité es porque estaba muy clavado en el musical de Annie y la canción “Tomorrow”. Estaba hablando con desconocidos por internet (antes solíamos hacer eso más que ahora) y me topé con ella porque me dijo que había hecho el papel de Pepper y la invité. De hecho, hace poco publicó en su cuenta de Facebook un video de cuando hizo ese papel, ¡qué raro!

Muchos fans tienen teorías sobre lo que significa “156”: unos dicen que es un número de ayuda, otros que es un código postal…
Sí, he visto muchas teorías interesantes pero decidí nunca revelar qué significa. Ese secreto me lo llevaré a la tumba. El misterio es más importante que la solución.

Sus conciertos en México han sido mágicos. Recuerdo que en su aparición del Corona Capital mencioné en una reseña que ustedes se adueñaron del festival y se convirtió en un concierto de Mew.
¡Qué amable! Definitivamente pasó algo ahí porque normalmente las bandas en un festival tratan de convencer a la gente para verlas y es un gran reto atraparlas. En esa ocasión me sentí muy bien recibido, mi única queja fue que no tocamos tanto como hubiéramos querido por el tiempo. Fue muy grato saber que los fans aún les importaba nuestra música seis años después de nuestra primer visita.

Han tenido muchos movimientos en la alineación… ¿para esta gira recobrarán a los miembros originales?
Desafortunadamente Bo no estará con nosotros. Actualmente está en una banda llamada Turbolens que es genial y recomiendo que la escuchen. La formó con muchos niños porque tenía la idea de volver a algo más intuitivo y espontáneo y “menos pensado” y lo entiendo. Nosotros siempre hemos sido perfeccionistas y eso puede ser duro. Siento que está muy feliz con la banda y eso me hace feliz.

Mew se presentará el próximo 3 y 4 de octubre en El Plaza Condesa para celebrar los 15 años del lanzamiento de Frengers.

Los boletos para este concierto están disponibles en taquillas del inmueble y a través del sistema Ticketmaster.

Precios:

• Pista General $600.00
• Palco $680.00
• Balcón $780.00



comments powered by Disqus