Mystery Jets: rescatando el sentido de las cosas ordinarias


Los músicos encarnaron su pasado, platicaron sobre su alquimia musical y definieron por qué se sienten exitosos.


POR Brenda Arriaga  



Para contar la historia de Mystery Jets es necesario regresar a 2003 cuando Blaine Harrison en compañía de su padre deciden iniciar su camino en la música. Con el deseo de establecer un proyecto, el par convoca a William Rees, Kapil Trivedi y Jack Flanagan, quienes se suman a la alineación para conseguir un estilo sólido y finalmente, durante la primavera de 2006, debutar con el álbum Making Dens.

La particularidad sonora que Mystery Jets consigue, resulta de una mezcla de matices que pulen la psicodelia de los sesenta y se funden en alternanzas de synth pop. Para aderezar esta atmósfera, la banda regala versos sencillos pero interpretados con profunda emoción. Este aglomerado de sensaciones ha evolucionado desde el primer álbum hasta su más reciente material Curve Of The Earth, el cual, la banda describe como un disco en diferentes dimensiones.

“Tiene una historia larga. Lo grabamos en nuestra casa en el este de Londres y fue un proceso muy interesante. Es el disco más rápido que hemos producido, tratamos de crear suficientes experiencias para cubrir este álbum. Lo que intentamos hacer fue escribir más sobre algunas vivencias y dejar ir algunas cosas que nos han pasado”.

Foto: Leslie del Moral

A través de su historia, Mystery Jets ha grabado cinco discos de estudio de los cuales se desprenden sus principales temas “Young Love”, “Two Doors Down”, “Bubblegum”, “Telomere”, entre otros. Cada una de estas piezas con estilos diversos pero en sintonía con los valores de la banda. En palabras del grupo, la esencia de su musicalidad es su fórmula secreta para lograr notoriedad y poder definir a la banda como “expansiva, llamativa e introspectiva”.

Mystery Jets entiende que el éxito es diferente para cada persona pero algo en lo que todos pueden coincidir es en que se construye desde una base sólida. Es por ello que, el triunfo para la banda significa mantenerse unida porque “una aventura no es exitosa si se vive en solitario”.

“Somos una banda muy exitosa, no importa cómo nos sentimos, somos exitosos. Hemos trabajado duro un largo tiempo”, afirma William Rees.

Bajo esta línea cobra relevancia la labor artística que ha realizado Mystery Jets, así como su afán para abanderar con su música las causas sociales. Esta es la razón para unir esfuerzos con la organización Attitude is everything y lograr la inclusión de las personas con discapacidad en los recintos de conciertos. Este último objetivo nace desde las entrañas del grupo, ya que Blaine Harrison se reviste de fuerza para enfrentar la Espina bífida.

De cuna inglesa, Mystery Jets ha tomado la tierra que le perteneció a los Stones para sacudir los vestigios de la vieja escuela y modernizar el rock. Lo anterior le ha brindado al grupo la posibilidad de recorrer las principales ciudades del mundo y traer su sonido hasta México, donde su séquito de seguidores cobija a los músicos en cada visita. “Amamos estar aquí, definitivamente queremos volver; es alucinante”, subraya Jack Flanagan.

En retrospectiva, los integrantes de Mistery Jets se detienen a analizar su historia y reflexionan sobre sus principales logros juntos: “El resto no importa, no importa ser el número uno o el número 10. Hay mucho dinero en la industria y nosotros no estamos haciendo dinero; lo que hacemos es algo para que la sociedad sienta”. “Ser fiel a uno mismo es lo que más importa”, complementa Jack y resalta su punto de vista sobre el éxito.

“Me siento muy feliz con lo que hacemos. A lo que me refiero es que todos tenemos muchos éxitos cada día, ese es el verdadero sentido”.

Foto: Leslie del Moral

Blaine Harrison, vocalista y miembro fundador, posee una habilidad de autoanálisis que le ayuda a dedicar letras profundas y crear conexiones agudas con el público. “Creo que la música te da la posibilidad de ser honesto con lo que quieres emocionalmente, te puede hacer sentir cómodo contigo mismo y hacerte leal con lo que ocurre”.

La música, desde sus palabras, le muestra a la gente cómo mantenerse unida y sentir a los demás. Lo anterior es posible cuando Mystery Jets baja el interruptor de la cotidianidad y emana la energía que desea ver la audiencia. Desde su óptica, si el público se involucra y canta, se crean memorias que duran para siempre.



comments powered by Disqus