The Cribs: una historia de contradicciones, libertad y hermandad


Platicamos con Gary Jarman sobre su próxima visita a México y ’24-7 Rock Star Shit’, su nuevo álbum de estudio.




Parece que mantenerse fiel a un estilo se ha convertido en una tarea extremadamente difícil, los tiempos cambian y la inmediatez ha provocado un estado de alteración constante. Para Gary Jarman, un tercio de The Cribs, es interesante tratar de encontrar belleza en esta constante metamorfosis. Con un sonido cada vez más crudo, la banda del oeste de Yorkshire presenta 24-7 Rock Star Shit, un álbum que ejemplifica perfectamente el estilo de los hermanos Jarman y cómo este ha prevalecido.

“Fue realmente rápido y realmente divertido. Durante el proceso creativo no dudamos nada, sólo hicimos lo que creímos que sería lo mejor y siento que cuando empezamos no tuvimos ningún prejuicio y comenzamos a escribir mucho y a hacer mucha música. No sentimos presión y sólo nos enfocamos en crear cosas que nos gustaran ‘pensamos en que se jodieran los demás’. Fue un disco muy divertido y me recuerda a nuestro primer álbum, en el cual hicimos cosas que nos hicieron sentir bien. Esta producción no se parece a las anteriores en las que pasamos mucho tiempo perfeccionándolas. Simplemente tocamos”, mención Gary sobre el comienzo de producción de su más reciente disco.

La descripción de 24-7 Rock Star Shit es exprés y relativamente sencilla: “Quisimos hacerlo rápido, porque ese es el espíritu de lo que queríamos transmitir. Cuando entramos al estudio honestamente no conocíamos bien las canciones, todas eran muy nuevas, en ocasiones anteriores intentábamos tener todo listo, con 24-7 Rock Star Shit sólo teníamos las letras, fue en el estudio donde les dimos forma, es por eso que trabajamos con Steve Albini (productor de Nirvana), él le dio un gran ritmo y le transmitió mucha energía. Hablamos con él y le mencionamos que teníamos 10 canciones y él respondió que no tardaríamos mucho en producirlo, es por eso que alquilamos el estudio sólo 5 días (la verdad es que lo pudimos haber terminado en 4). Albini colocaba todo y nosotros sólo tocábamos; una vez que teníamos la pista realmente no la revisábamos mucho, creo que esto encajó perfectamente con nuestro estilo. Mucha gente nos ha dicho que este es su disco favorito y es gracioso porque es el que menor presupuesto ha requerido y el que hemos grabado más rápido. Esto nos funcionó, pero no quiere decir que sea la manera correcta de lograr cosas, creo que a muchos de nuestros seguidores justamente les gusta eso de nosotros”.

La agresividad en los álbumes de The Cribs va en aumento con el paso de los años, Gary Jarman se siente orgulloso del sonido incluido en su séptimo material discográfico: “Sin duda es agresivo y crudo, nuestro primer disco tuvo mucho lo-fi, pero las canciones fueron un poco suaves y la verdad es que las nuevas son bastante pesadas de inicio a fin. Mucho tiene que ver Albini, él sabía el camino para hacer que este disco fuera agresivo y crudo. Las guitarras y la batería tienen un sonido muy fuerte porque no utilizamos tantos niveles”.

Foto: Instagram The Cribs

El nombre de su más reciente disco podría hacer alusión al estilo de vida de los músicos, pero para Gary es una confirmación de éxito: “Creo que va con nuestra personalidad, siento que es un elemento de la banda, en ocasiones nos han pasado por alto y hemos trabajado realmente duro para obtener el reconocimiento que tenemos ahora. Tenemos excelentes fans y nuestros discos han estado en los puestos más populares, pero nada de esto ha sido obra de los medios, realmente hemos sido nosotros quienes nos hemos colocado en buenas posiciones, como te decía, hemos luchado mucho por estar donde estamos ahora. Todo esto nos hizo ser una especia de banda de culto, los medios mainstream realmente no nos cubrían, éramos callados y continuamos siéndolo, es algo que está en nuestro ADN, es por eso que el título es una broma sarcástica, porque no hace sentido su significado. No somos una banda que dependa de la radio o la televisión, no somos objetos de mercadotecnia, sentimos que somos afortunados de poder hacer lo que queramos. Sólo tratamos de pasarla bien”.

Durante la amena charla también hubo oportunidad de platicar y recordar su excelente álbum Men’s Needs, Women’s Needs, Whatever que cumplió 10 años en este 2017: “Es muy raro mirar atrás, porque cuando estás en una banda normalmente ves hacia adelante, lo normal es seguir avanzando y no retrasarse. Honestamente no pensamos mucho sobre nuestros discos, pero con respecto a Men’s Needs, Women’s Needs, Whatever mucha gente nos preguntó si teníamos algo planeado para celebrar y la verdad es que no, pero es muy halagador que las personas nos hayan hablado sobre el disco, es halagador que sigan teniendo en mente ese material. Como músicos y artistas no hay ninguna muestra de cariño más grande que ser recordados. Es increíble que después de 10 años nos sigan pidiendo que toquemos temas de este álbum. Hace unos días volví a escucharlo y fue increíble, hubo muchas sensaciones, normalmente no escuchamos nuestros discos. Estoy muy orgulloso de Men’s Needs, Women’s Needs, Whatever.

Los ingredientes en el inconfundible estilo de The Cribs se han mantenido a lo largo de más de 13 años de trayectoria: “Creo que en este disco nos enfocamos en un solo lado de la banda, nuestras influencias y nuestro estilo no ha cambiado mucho con el paso de los años, siempre hemos estado inclinados hacía las mismas cosas. Algunas veces te enfocas en varias cosas y pierdes las perspectiva inicial, pero en 24-7 Rock Star Shit volvemos a mostrar que somos una banda pesada porque crecimos escuchando punk y hard rock. En ocasiones nos frustra recordar la época del britpop, no nos gustaba y en este disco optamos por concentrarnos en el lado pesado de la banda, es por eso que fue divertido y fácil hacerlo. Con el transcurso del tiempo no hemos modificado nuestra fórmula, lo que ha cambiado ha sido la manera de ver las cosas, vemos cómo hay grupos que se preocupan por su reputación y por las críticas, realmente a nosotros no nos importa eso, queremos ser libres y hacer lo que siempre hemos hecho”.

Precisamente esa manera de realizar música es la causa por la cual Gary Jarman cree que sus fans se han mantenido con ellos por más de una década: “Me gusta creer que nuestros fans nos siguen porque confían en nosotros, a lo largo de nuestra trayectoria hemos pasado por diversas tormentas. Al principio éramos muy underground y comenzamos a construir un base de culto y con nuestro tercer LP logramos incursionar de manera importante en la radio, ese disco fue reproducido muchas veces en la radio. En esa época muchas bandas que fueron populares desaparecieron del mapa, es algo natural, todo termina y creo que el hecho de que continuáramos con nuestro estilo nos mantuvo alejados de lo mainstream y pensamos que muchos de nuestros seguidores siguen con nosotros por eso, nos mantenemos libres y somos afortunados de tenerlos como fanáticos. Este año hemos hecho nuestros shows más grandes y es increíble ver los inmuebles llenos de gente cantando todas nuestras canciones, es algo mágico, nos inspira a seguir adelante y a continuar aprendiendo y fortaleciéndonos. Sentimos que estamos en una gran posición, una que nunca pensamos alcanzar. Siempre nos alejamos de las personas que piensan que nos pueden ordenar, es una especie de manifiesto de la banda y creemos que es algo que aprecian los fans”.

Recientemente, The Cribs estrenó un documental que muestra el lado más personal de la banda, uno que los hermanos Jarman querían compartir desde hace tiempo: Vevo se acercó a nosotros y nos preguntó si queríamos hacer un documental sobre la banda, dijimos que sí y fue genial. Cuando estás en un grupo la gente sólo ve una parte de ti, no pueden observar el panorama completo y como nosotros somos hermanos eso aumenta el morbo y la idea que plasmamos en la cinta fue justamente mostrar nuestra relación, creemos que contamos una historia muy íntima. Queríamos exponer nuestra versión más honesta, por eso le dimos a Vevo nuestra colección de grabaciones caseras, les dijimos que pusieran lo que quisieran. Como hermanos siempre hemos sido muy unidos y queríamos que las personas vieran ese lado que no es fácil descubrir para los fanáticos. Sonará a cliché, pero mostramos la versión más real de los Jarman”.

La química entre Gary, Ryan y Ross siempre ha sido especial, por eso el bajista y cantante habló sobre su sueño de convertirse en estrella de rock: “Desde niños siempre hicimos eso y mientras crecimos usamos nuestra imaginación y los tres siempre jugábamos juntos y creábamos canciones de fantasía. Recuerdo una vez que hicimos chamarras de cuero negro con bolsas de plástico, obviamente para fingir que éramos estrellas. Conforme pasaron los años fuimos madurando y nuestros intereses también, por ejemplo creo que Ross, el más pequeño, nunca quiso tocar la batería, pero Ryan y yo ya estábamos consolidándonos en nuestros instrumentos, entonces no le quedó mucho espacio para maniobrar. Nos gustaba tocar en bares y creo que ahí fue cuando nos dimos cuenta que ser músicos era nuestra verdadera pasión, nunca hubo otro plan. Ryan y yo siempre hemos escrito canciones, me parece que fue el clásico sueño, crecer en un pueblo pequeño y lograr ser reconocido. Es increíble tocar con mis hermanos, compartimos todo, es fácil tocar con ellos, el paso de los años no ha modificado eso. Somos afortunados”.

Foto: Facebook The Cribs

En palabras de Gary, la esencia de la banda es una difícil de encontrar, una que no suele aparecer: “Somos una contradicción total porque somos punks que quieren tocar pop y escribimos canciones pop, pero las destruimos con nuestro estilo, somos contradictorios y superconflictivos, eso es lo que nos hace ser buenos, creo que ese conflicto entre quiénes somos y qué queremos hacer es lo que llena nuestro motor”.

En los próximos días, The Cribs visitará México para presentar su nuevo álbum de estudio y sus mejores canciones: “Estamos verdaderamente emocionados, la última vez que tocamos en México fue increíble y los fans fueron de otro planeta, creo que los mexicanos entienden perfectamente lo que queremos hacer, fue una gran experiencia. Antes de anunciar las fechas, varias personas nos preguntaron sobre nuestro regreso y ha sido difícil para nosotros responder porque no está en nosotros decidir eso, siempre que veíamos a nuestro agente le mencionábamos que deseábamos regresar y cuando supimos de nuestros shows nos emocionamos mucho. México es un lugar muy gratificante para nosotros, es un honor volver”.

Gana un pase doble para su concierto en SALA Corona cortesía de TAPE. Lo único que tienes que hacer es compartir la publicación en Facebook o Twitter (obligatorio) y contestar correctamente las siguientes:

1. ¿Cuando fue la última vez que tocaron en México?
2. ¿Quién dirigió su documental?
3. ¿Quién produjo Men’s Needs, Women’s Needs, Whatever?

Manda tus respuestas a [email protected]

LOS GANADORES SERÁN NOTIFICADOS POR CORREO ELECTRÓNICO



comments powered by Disqus