Un buen gancho al hígado


Arranca la serie biográfica de Julio César Chávez –máximo boxeador en la historia de México– la cual mostrará la verdad sobre su vida, excesos y triunfos.


POR Daniela Nuño  



Foto: Cortesía Space

La máxima leyenda mexicana del boxeo, Julio César Chávez, regresa a los cuadriláteros pero no para pelear, sino a través de la nueva serie El César, la cual revivirá los hechos que marcaron la vida de este personaje emblemático para México. “Estoy muy emocionado de que esto suceda y que lo pueda ver en vida; porque a la mayoría de quienes les hacen una serie o una película, ya fallecieron. Me gusta poder vivirlo y lo voy a disfrutar mucho”, señala el ex pugilista en la presentación de la serie.

Su pegada, considerada excepcional, su poderoso gancho al hígado y su mandíbula extremadamente resistente le dieron parte de la fama de la que gozó en los años noventa, cuando fue considerado uno de los mejores libra por libra del boxeo, pero cuando tocó las mieles del éxito también conoció la desgracia de los excesos. La serie, de 26 episodios, narra desde su infancia hasta sus días de gloria y claroscuros. “Hay cosas de mi vida muy dolorosas que no quisiera tener que volver a recordar, pero voy a tener que vivirlas a través de la tele, sé que va haber capítulos que no me van a gustar, pero tenía que contarlo todo, para que resultara honesto. Viví una infancia difícil, ver a mi papá tomar, ofender a mi madre, fue duro y decía: ‘No voy a ser igual’; y fui peor. Es lo que viví y tengo que aceptarlo”, mencionó Julio César.

Foto: Cortesía Space

“Soñaba como niño en triunfar y salir adelante, no me gustaba ver planchar y lavar ajeno a mi madre y pues con mucho trabajo, logré todo con mi deporte, todo lo que me propuse, gracias a Dios. Tuve yates, millones de dólares y ¿qué fue lo que busqué? La cosa más tonta y estúpida que fue el alcohol y las drogas y ¿a dónde me llevó eso? A perder a mi familia”, recordó con los ojos brillosos. “Empecé a perder todo a causa de mi adicción, pero sobre todo me estaba perdiendo a mí mismo”, sentenció.

Con esta serie, Julio César Chávez, de 55 años, señaló que le gustaría que toda una generación tomara conciencia de que se puede tener todo o también perderse en el intento. “En mi deporte ya logré todo; lógicamente hubiera podido lograr más si hubiera llevado una vida ejemplar, ¿pero qué me falta?, me falta seguir estando como estoy, estar bien; llevo ocho años limpio y el legado tendrá que ser como persona –como deportista ahí está, en las estadísticas– pero quiero que todo el mundo sepa que uno puede caerse, pero sobre todo levantarse”.

Foto: Cortesía Space

Chávez nació en Ciudad Obregón, Sonora, en 1962, asegura que cree en Dios y que hoy está consciente que debido a sus adicciones hizo mucho daño a sus seres queridos, por lo que hoy trata de ayudar a quienes se lo permiten y tiene dos centros de rehabilitación al norte del país. “Parece que me ha llovido sobre mojado, ahorita por ejemplo, estoy pasando por momentos muy tristes en mi vida con la pérdida de mi hermano, tengo otro hermano enfermo; pero estoy tranquilo con lo que estoy haciendo actualmente y tratando de ayudar a la gente que padece de esta enfermedad que nos acecha a toda clase de personas (el alcoholismo)”, relata conmovido.

De la vida real a la ficción

“Fue muy difícil para mí aceptar esta serie. En un principio me resistí, estuvieron como un año rogándome, pero de tanto insistir, mi familia me dijo: ‘Acéptalo, sobre todo ahora que estás en plenitud, ahora que estás limpio y puedes contar todo lo que viviste, todo lo que pasaste’. No fue nada grato porque pasé momentos muy difíciles en mi vida”, asegura el excampeón del mundo.

El actor Armando Hernández, quien da vida a Julio César Chávez en la serie, expresó que fue duro interpretarlo, pues necesitó muchos meses previos de preparación, desde el plano físico hasta la forma de hablar del deportista. “La complejidad de la vida de Julio requería mucho trabajo previo. Seis meses antes me fui preparando. Físicamente tenía una alimentación estricta y entrené para tener la técnica de boxeo y el estilo particular que caracteriza a Julio. Su acento y timbre de voz también es difícil”.

Foto: Cortesía Space

El campeón, con la sinceridad que lo caracteriza, aseguró que en un principio dudó de la capacidad del actor que habían asignado para que lo interpretara en la pantalla chica y hasta bromeó diciendo que él esperaba que eligieran a uno más guapo. “Te soy sincero, cuando me dijeron que iba a ser Armando, dije: ‘Pues ni en su casa lo conocen’, la verdad no estuve muy de acuerdo, pero ya viéndolo actuar y tratándolo, es una finísima persona y me siento muy orgulloso del trabajo que hizo”.

Chávez lució contento y conmovido por ver en pantalla el reflejo de lo que fue y lo que lo hizo ser quien es hasta ahora. “Me siento muy contento de estar aquí y poder ver finalmente el capítulo, halagado porque me permitieron contar mi vida con toda honestidad”. El César se estrenará el lunes 18 de septiembre a las 8:30 pm por el canal Space.



comments powered by Disqus