Ximena Sariñana: una década de dejar atrás la mediocridad


Platicamos en exclusiva con la cantautora jalisciense sobre la reedición en vinilo de su álbum debut y algunos detalles sobre su próximo material.


POR Jonathan Matamoros  



Foto: cortesía de Warner Music

Diez años pueden parecer mucho o poco tiempo, dependiendo de la perspectiva de donde se mire. En 2008, el mundo de la música iniciaba la transición de un sonido influenciado por el hip hop y el R&B a uno totalmente dominado por los sintetizadores, la radio aún reinaba sobre los dispositivos móviles —el reproductor MP3 era la única estrella en ese entonces—, MySpace era la red social líder y servicios de streaming como Spotify o Deezer ya habían sido fundados, pero estaban lejos (muy lejos) de ser los gigantes que son ahora.

Ximena Sariñana comenzó a actuar a muy temprana edad, saltó del teatro a la televisión para finalmente llegar al cine. Fue en este entorno donde a los 15 años decidió escribir tres temas para la banda sonora de Amar te duele. Cinco años más tarde, compuso el tema Niñas mal para la cinta del mismo nombre que protagonizó al lado de Martha Higareda, Camila Sodi, María Aura y Blanca Guerra.

Después de formar parte de la banda Feliz No Cumpleaños, su inquietud de adentrarse en el mundo de la música creció y a inicios de 2008 lanzó Mediocre, su disco debut que la llevó a conseguir una nominación al Grammy en la categoría de Mejor Álbum de Rock Latino/Alternativo, así como dos más en la versión latina de los premios.

Con el título de este material, Ximena quizo reinterpretar el significado que se le suele dar a la “mediocridad” dentro de los estándares sociales: “Era quizá un sentimiento. Lo peor que me podía pasar en la vida a esa edad era parecer mediocre. Cuando empecé a hacer el disco tenía 20 años, a esa edad tienes ganas de salir adelante y sobresalir en la industria, de probarte ante la gente”.

Es justo este concepto el que Sariñana quizo plasmar en el arte del LP: “Es esta idea de los años cuarenta, de las mujeres que eran perfectas y cómo a su vez no lograban nada en su vida. Eso era muy mediocre, conformarte con la ilusión perfecta de la mujer y no cuestionarla y transgredirla de otras maneras. Afortunadamente, hoy en día ya vemos muchísimos movimientos a favor de la mujer, dándoles la oportunidad de ser lo que quiera ser. Transgrediendo absolutamente todo y si quieren ser esa mujer perfecta de los años cuarenta también lo puede ser, pero esta vez ya es una elección. Es increíble que hoy en día esa sea la conversación del momento, la equidad de género”.

Sariñana decidió celebrar el décimo aniversario de Mediocre con una edición especial en vinilo que contiene los tracks originales remasterizados, la cual ya está disponible para su compra a través de este enlace. Platicamos con la cantautora previo a este relanzamiento.

Sariñana estrenó su primer material de larga duración poco tiempo después de cumplir 22 años. Sin embargo, comenzó a componer las piezas que formarían parte de esta producción dos años antes. Ximena describe a Mediocre como “un disco muy orgánico que se dio de una forma muy natural”.

Dentro de las muchas razones que motivaron a Sariñana a publicar un LP no se encontraba el éxito comercial: “La verdad es que no teníamos expectativas más allá de hacer un álbum increíble, de pasarla muy bien y en mi caso, de poder trabajar con productores con los que me había dispuesto hacerlo”, comentó la cantante.

Mediocre resultó ser un material muy personal para Ximena y una experiencia muy diferente para ella después de formar parte de un colectivo donde debía sumar su voz y pensamientos a los de sus compañeros, los cuales conoció durante su estancia en la Academia Fermatta. Sariñana nos cuenta que su álbum debut significó “un ejercicio para ser lo más honesta posible y hablar de un lugar cien por ciento personal”, poniendo especial énfasis en el contenido lírico de cada uno de los temas. “Todas las canciones se sentían como contarle a alguien mis secretos más íntimos y exponer mis sentimientos, a través de una forma muy mía de decir las cosas”, añadió.

Bajo el cobijo de Warner Music, Ximena viajó a Argentina y a Uruguay para encontrarse con Tweety González y Juan Campodónico, músicos que colaboraron en la materialización de su LP soñado. Al cuestionarla sobre la posibilidad de cambiar algo de la historia y el proceso de creación de Mediocre en caso de tener la oportunidad, Sariñana respondió: “La verdad creo que no. Al final todo fue increíble, hasta las cosas que no salieron como yo quería”.

Algo que rescata Ximena en especial, son los vínculos que pudo cultivar con otros artistas: “Las relaciones que me llevo son maravillosas. Hasta la fecha, Tweety sigue siendo “el tío Tweety”. Campodónico y yo seguimos en contacto; tenemos muchas memorias bonitas de ese disco. Para mí era como empaparme de todos mis ídolos. El poder grabar en el estudio de Gustavo (Cerati) cuando aún estaba vivo y poder decir ‘¡Ah! aquí es donde graba Gustavo’, conocer a Luis Alberto Spinetta, comer en su casa y que escuchara tu música. Que Illya Kuryaki y Emmanuel Horvilleur fueran al estudio fue como ‘¡Ay, wow!’. Yo estaba como la mujer más rayada del mundo, son esas cosas que te llevas y que son muy bonitas, sobre todo cuando estas iniciando tu carrera”.

Ximena escribió diez de las pistas que forman parte de Mediocre, siendo “Normal” su favorita: “Es muy significativa. Para mí tiene una moraleja muy padre por una anécdota. Es la típica canción que al escucharla los de la disquera, los mánagers o alguien que no fuera yo o el productor, decían: ‘No, le hace falta un coro, no es buena’. Eso obviamente te provoca mucha inseguridad, sobre todo en una época cuando todavía eres muy inestable, no sabes si eres buena escritora o no, estás dudando todo el tiempo porque nunca has mostrado tu trabajo en público. Pero yo le tenía mucha fe a ese track, me pareció muy bueno, muy sólido y muy original. Al final nos neceamos muchísimo —yo y el productor— para que estuviera incluida en el disco y al final fue por la cual nos nominaron al Grammy como Mejor canción alternativa. Fue un sentimiento padre, como decir: ‘¡Tómenla!’. Una total satisfacción confiar en ti mismo. Hay veces que vale la pena pelear por el arte de uno, independientemente si va a ser algo comercial o no, o si le va a ir bien o no. Puedes lanzar un tema y tú crees que es lo máximo en la vida y a lo mejor no le va tan bien”.

A lo largo de estos diez años, la cantante originaria de Guadalajara ha cosechado muchos éxitos y satisfacciones. Al respecto comentó: “La verdad me siento muy afortunada por poder llevar la carrera que he tenido hasta ahora, una donde no me he dejado encasillar mucho”; haciendo hincapié en que hasta ahora ha logrado lo que se ha propuesto, sea un álbum en inglés o uno con un sonido más alternativo al lado de los productores y músicos con quienes deseaba colaborar e inclusive involucrarse en la producción de sus piezas. “En ese aspecto es muy satisfactorio el poder decir: ‘Bueno, ok. ¿Qué sigue?’ Ya logré lo que tenía ganas de conseguir. Se quita mucho la presión y ya puedes hasta divertirte. Que agradable hacerlo por el simple gusto de hacerlo, sin tener la necesidad de probarte ante nadie”, dijo.

“Creo que me he vuelto una mujer mucho más segura de mí misma, sigo con la misma convicción, esforzando muchísimo en cada trabajo que hago. Ahora que estuve reabriendo los archivos de Mediocre, leyendo correos, viendo fotos y videos, me empecé a dar cuenta que esta niña de 20 años también estaba súper determinada en lograr sus objetivos y el disco fue hasta cierto punto bastante independiente dentro de la enormidad de una disquera o de un management como lo era OCESA en ese entonces y lo sigue siendo, pero yo le escribía directamente a los productores y músicos con los que quería trabajar y con MySpace a todo lo que da. Aventarme a la aventura de irme a Argentina y a Uruguay a trabajar y creo que eso sigue bastante presente en mi vida, soy muy aventada con mis proyectos y me gusta mucho simplemente hacer lo que se me ocurre y no perder esa parte creativa del proceso”, agregó Sariñana.

En exclusiva para Rolling Stone, Ximena reveló que además de este relanzamiento, compartirá música nueva muy pronto: “Estamos súper emocionados, creo que es un sencillo muy poderoso. Habla un poco de este rollo de aceptarte a ti y no preocuparte por lo que los demás vayan a pensar. La verdad está muy divertido, me gustó muchísimo el trabajo que se logró. No quiere decir mucho más porque tengo muchas ganas de que lo escuchen”.



comments powered by Disqus