Del ‘Mexican Rock & Roll’ al ‘Rocanrol Mexicano’


Llegada y apropiación de un nuevo ritmo.


POR Staff Rolling Stone México  



Llegada y apropiación de un nuevo ritmo.

Por Julia Palacios

El entusiasmo por la música y los bailes estaba presente en prácticamente todas las clases sociales del México de los años cincuenta. Era música de distintos géneros que se producía dentro del país o que se importaba de Estados Unidos, Cuba, Italia y España. En específico los bailes, como el cha cha chá, la rumba y otros ritmos de moda, que parecían ser fuente inagotable de posibilidades comerciales.

Se supo entonces en México el impresionante éxito que estaba teniendo el rock & roll en Estados Unidos y en otras partes del mundo. Pero en 1956, se pensó que era nada más uno de tantos ritmos novedosos, y que probablemente su popularidad no duraría mucho tiempo.

A pesar de ello, comenzó a incorporarse cada vez con más frecuencia, como parte del repertorio de las grandes orquestas, que básicamente se encargaban de amenizar los eventos con ritmos bailables. Entre las orquestas más famosas de baile destacan la de Luis Arcaraz, Juan García Mireles, Cuco Valtierra, Venus Rey y Lupe López. Incluso, varias grabaron sus propias versiones de “Rock Around the Clock” original de Bill Haley & His Comets que para entonces era la canción que era considerada como el ejemplo por excelencia del ritmo naciente, esto gracias a su popularidad y ventas millonarias.

Otras orquestas, como las de Mario Patrón y Juan García Esquivel, con mayor influencia del jazz, también hicieron sus propias interpretaciones del rock & roll con un sonido jazzeado más próximo al boogie-boogie.

Entre todas las orquestas y grupos de jazz que comenzaron a interpretar y grabar rock & roll, destaca la de “El Millonario” de Pablo Beltrán Ruiz. Visionario musical, que no solamente adaptó a su repertorio varios éxitos norteamericanos, sino que realizó sus propios intentos de composición original del nuevo ritmo. Y es precisamente el “Mexican Rock and Roll” de Pablo Beltrán Ruiz, el que está considerado como el primer rock grabado en México, en la compañía RCA Victor y que se registró con fecha 9 de marzo de 1956.

Más fue hasta noviembre de ese mismo año, que en los medios se comenzó públicamente a hablar del éxito de este primer rock & roll, a escucharse a través de la radio y a ocupar un lugar preponderante en las listas de popularidad, compitiendo con boleros, cha cha chás y canciones rancheras. El éxito del “Mexican Rock and Roll” de Beltrán Ruiz pronto fue acompañado por otra composición de su autoría, “Rico Rock and Roll”.

Definitivamente las fiestas decembrinas de aquel 1956 estuvieron amenizadas por la gran novedad musical. Las estaciones de radio incrementaron su programación con canciones del nuevo ritmo y las compañías disqueras vieron un aumento en sus ventas de discos de rock & roll.

Y si bien el rock & roll en los Estados Unidos se había popularizado gracias a Elvis Presley y a otros intérpretes juveniles que se comenzaron a poner de moda, en México, los primeros intérpretes fueron básicamente adultos y no jóvenes.

Así, Pablo Beltrán Ruíz compuso y popularizó el primer rock & roll instrumental en México. En el caso del primer rock & roll cantado en español, el mérito corresponde a la versátil vedette Gloria Ríos, que por el impacto que tuvo en su momento, llegó a ser promovida y reconocida como “la reina del rock & roll”.

Desde 1955, junto con Mario Patrón, había formado el grupo de Gloria Ríos y sus Estrellas del Ritmo, integrado básicamente por destacados músicos en el ámbito del jazz. Y fue el 8 de agosto de 1956, que grabó para la compañía RCA Victor “El Relojito”, versión en español de “Rock Around the Clock”, así como “La Mecedora”, una composición original de Mario Patrón.


ESPECIALES ROLLING STONE





comments powered by Disqus