Los Locos del Ritmo a sus 55 años


Especial Rock Latino: Los Locos del Ritmo a sus 55 años


POR Staff Rolling Stone México  



Especial Rock Latino: Los Locos del Ritmo a sus 55 años

Por Federico Rubli Kaiser

En 1958, bajo el nombre de Pepe y sus Locos del Ritmo, nació el grupo juvenil que detonó el rocanrol en México. Los fundadores, el tecladista Pepe Negrete y el inolvidable cantante Toño de la Villa, invitaron a otros tres amigos a formar parte del conjunto. Poco después concursaron en el programa televisivo La hora internacional del aficionado; triunfaron, y el premio consistió en que participaran, en julio de 1958, en una emisión similar en Nueva York: el Ted Mack Show. Sorprendentemente, estos jóvenes ganaron el segundo lugar. De regreso en México, decidieron dar el paso al profesionalismo reduciendo el nombre a Los Locos del Ritmo. Hicieron también algunos cambios de integrantes, y es cuando se unieron Rafael Acosta en la batería, Mario Sanabria en el bajo, Chucho González en el requinto y Manuel López “El Che” Reyes en la segunda guitarra. Junto con Pepe y Toño, esta formación fue la que catapultó el rock & roll de los covers en español entre 1959 y 1962. Pero, además, el grupo fue de los primeros que se animó a componer canciones originales.

Así nacieron las conocidísimas “Tus ojos”, de Rafael Acosta, y “Yo no soy rebelde”, de Chucho González. La extraordinaria voz de Toño de la Villa se extinguió con su fallecimiento prematuro, a los 22 años (1962). Desalentado por la muerte de su amigo, Pepe dejó a Los Locos y fue entonces cuando se les unió el talentoso Lalo Toral. El grupo habría de seguir varios años más con algunos cambios de integrantes.

Entre los momentos memorables de su historia –y que se conocen poco–, está la temporada que tuvieron en 1966 en el conocido Whisky a Go Go de Los Ángeles. Ahí alternaron con un grupo estadounidense que apenas empezaba; se llamaba The Doors (¡ni más ni menos!).

También actuaron en el Red Velvet Club de esa ciudad. Ahí se apareció un día el Rey Elvis, quien no dejó de aplaudir desde la primera fila el show de los jóvenes mexicanos. Finalmente el grupo se desintegró en 1969. Hoy, a 55 años de su fundación, el rock & roll en México simplemente no podría haberse concebido sin, por ejemplo, las inolvidables interpretaciones de “Chica alborotada”, “La mantequilla”, “Aviéntense todos” o “Un gran pedazo de amor”.

Escucha “Yo no soy rebelde” de Los Locos del Ritmo
[audio:http://www.rollingstone.com.mx/mplayer/mp3/Yo no soy Rebelde.mp3]


ESPECIALES ROLLING STONE





comments powered by Disqus