Aretha y Cadillac: dos íconos de la cultura


Durante el funeral de la Reina del Soul, 100 Cadillacs rosas se reunieron para homenajear a una voz inmortal.


POR Staff Rolling Stone México  



#InspiredbyCadillac

Aretha Franklin no sólo fue un referente musical desde que empezó a destacar a mediados de los sesenta, con el paso del tiempo se convirtió en un ícono de la cultura gracias a su gran pasión y particular estilo. Aretha logró lo pocos pudieron: transmitir los sentimientos de toda una comunidad a través de la música.

La llamada “Reina del Soul” no tuvo una vida fácil, desde pequeña afrontó adversidades como la partida de su madre, quien se distanció de ella cuando apenas tenía seis años y murió poco tiempo después a causa de un paro cardiaco. Franklin tuvo a su primer hijo con tan sólo doce años de edad y a los catorce se embarazó por segunda vez. Estas situaciones no fueron suficientes para desvanecer su sueño, ya que con gran dolor dejó encargados a sus hijos para perseguir su gran ilusión de convertirse en una cantante profesional y viajó a Nueva York a los 18 años para firmar con Columbia Records.

Los primeros años no fueron particularmente afortunados para Aretha; fue hasta 1967 cuando el éxito llegó después de cambiar de disquera, pero no todo fue color de rosa en su vida: enfrentó diversos problemas personales con su mánager (quién después se convertiría en su esposo) y también tuvo problemas con el abuso del alcohol debido a los conflictos que ocurrían en su hogar.

A pesar de estas dificultades, Franklin jamás se dio por vencida y con base en esfuerzo y talento logró convertirse en una de las grandes figuras de la historia musical. Trascendió en la memoria colectiva gracias a su gran espíritu y entrega, valores que la hicieron inmortal: “Nadie encarna más plenamente la conexión entre el espíritu afroamericano, el blues, el R&B y el rock and roll —la forma en que las dificultades y el dolor se transformaron en algo lleno de belleza, vitalidad y esperanza. La historia de Estados Unidos surge cuando Aretha canta”, comentó Barack Obama en 2015. “A través de sus composiciones y musicalidad inigualables, Aretha ayudó a definir la experiencia estadounidense. En su voz, podíamos sentir nuestra historia. Ella nos ayudó a sentirnos más conectados el uno con el otro, más esperanzados y humanos”, escribió el expresidente de Estados Unidos para despedirse de la cantante.

Aretha murió el 16 de agosto de 2018 a los 76 años víctima del cáncer. Numerosos medios internacionales y grandes celebridades le rindieron homenaje a la Reina del Soul a través de distintas publicaciones. Su funeral se llevó a cabo el pasado 31 de agosto en el museo Charles H. Wright de Historia Afroamericana ubicado en Detroit. En este lugar se reunieron cientos de personas, incluidas algunas importantes figuras del mundo de la música y del entretenimiento para celebrar la vida y el legado de Aretha Franklin.

Una de las canciones más emblemáticas de Aretha es “Freeway of Love”, tema que la intérprete estadounidense lanzó en 1985 como el primer sencillo de su álbum Who’s Zoomin’ Who? y que se convirtió en su primer éxito en doce años, alcanzando el tercer peldaño del Billboard Hot 100. En esta pieza, la icónica intérprete canta en repetidas ocasiones: “Vamos por la autopista del amor en mi Cadillac rosa”, e incluso, en la portada del sencillo podemos ver a Franklin dentro de un Cadillac rosa. Fue así cómo otro ícono de la cultura, Cadillac, quedó inmortalizado en una canción legendaria.

Es por esta misma razón que al menos 100 Cadillacs rosas se reunieron en su funeral para homenajear a la Reina del Soul. La idea fue de Crisette Ellis, directora nacional de ventas de una compañía de cosméticos, quien pidió que cualquier empleado que poseyera un Cadillac rosa se presentara al servicio funerario de la cantante. Al percatarse de ello, otros dueños de Cadillacs rosas se unieron a la caravana.

Ese mismo viernes, se publicó un homenaje a la Reina del Soul dentro de las páginas del periódico New York Times, donde se puede ver el logo de Cadillac sobre un fondo rosado, junto a la leyenda: “Respect” (Respeto), haciendo referencia a uno de los más grandes éxitos de la cantante.



comments powered by Disqus