CD: ‘Damn.’ – Kendrick Lamar


Cuando las rimas eran cruciales.


POR Staff Rolling Stone México  



Damn.

Kendrick Lamar

Top Dawg/Aftermath

cuatro-estrellas

Por Christopher R. Weingarten

Kendrick Lamar ya había difuminado los límites del estilo hip hop con su resonancia y talento, pero en Damn. toma el volante y se dirige hacia la gloria del rap. Su álbum To Pimp a Butterfly, fue el mejor LP de hip hop de 2015, una evidencia deslumbrante de rimas hábiles y astutos beats. Las rimas en canciones como “DNA.”, “Element.” y “Feel.” llegan rápidas, furiosas y casi puristas en su propia naturaleza. Lamar construye un puente hacia el pasado. En “XXX.”, en la que figura la asistencia melódica de U2, se percibe una venganza ultra violenta, un tributo a su héroe Tupac. Pero se adentra cada vez más en su propia mente, contraponiendo situaciones sangrientas e hipotéticas con letras sobre el control del uso de armas. En “Pride.” trata sus propias presunciones como una carga. En “Element.” se debate entre morir por lo que cree o lograr que no le importe. Ser testigo de cómo se decide es uno de los mejores dramas de la música actual.



comments powered by Disqus