CD: ‘Heartworms’ – The Shins


Aventuras en el pop alternativo.


POR Staff Rolling Stone México  



shins-heartworms-3

Heartworms

The Shins

Aural Apothecary/Columbia

tres-estrellas-y-medio1

Por Jon Dolan

James Mercer ha jugado a ser el amigable y ansioso chico bueno del alt pop desde el 2001, con el debut de The Shins, Oh, Inverted World, expandiendo su sonido sin tocar ni diluir su característica intimidad. La última vez que fuimos testigos de esta confianza, fue en 2012 con Port of Morrow, producido por Greg Krustin (Adele), quien le permitió a Mercer pulir su melódica. Heartworms parece haber sido cocinado en casa, se respira un aire de Beach Boys y patadas de new wave que le añaden calor a este soft rock, con letras que oscilan entre la ternura de crecer y el romanticismo juvenil.

El resultado es la música más encantadora que jamás se haya hecho. El optimista track que le abre la puerta al álbum, “Name For You” y la ligeramente psicodélica “Fantasy Land”, encuentran a Mercer con torturas propias, hasta el fondo de su vaso de vermouth y lástima propia. Pero sus indulgencias siempre han sido las dulces melodías, “Mildenhall”, una balada country que ahonda en el cambio de países y lo que puede implicar. Finalmente viaja hasta el baile terso de “So Now What”, encuentra fe en el futuro y revisita su propia oda al matrimonio. El chico amable del pop alternativo parece haber creado un show digno de ver.



comments powered by Disqus