CD: ‘Hopeless Fountain Kingdom’ – Halsey


Una historia de corazones rotos cargada de sintetizadores.


POR Staff Rolling Stone México  



Hopeless Fountain Kingdom

Halsey

Astralwerks

Por Rob Sheffield

Tiene sentido que Halsey se proclame a sí misma como “una nerd de Marvel”, su propia historia de origen es maravillosa. Nacida en 1994, se convirtió en un icono pop de la noche a la mañana con el himno “New Americana”, hablando por toda una generación de depresión juvenil y electro.

Halsey mantiene su nivel de pop rebelde con grandes confesiones: bisexual, con orígenes de dos razas, bipolar; retando al mundo a que continúe subestimándola. Su segundo disco consolida las fortalezas de su debut de 2015, Badlands y persigue nuevas y arriesgadas ambiciones. Halsey mantiene el álbum en movimiento, escogiendo synth pop distópico, sonando como Trent Reznor en “Closer”, mucho más en confort que en el hit al lado de The Chainsmokers. En “Heaven in Hiding” y “Alone”, recuerda su gusto por el melodrama y se inspira en Shakespeare y Depeche Mode, con ayuda de mega productores: Greg Kurstin, Benny Blanco y Lido. La más atrevida de todas: “Sorry”, en donde deja su voz vulnerable junto al piano y se cuestiona si alguna vez se amará a sí misma suficiente para dejar que alguien más se acerque. Después de este LP, Halsey podría ir a cualquier sitio.



comments powered by Disqus