La odisea soñadora


Frank Ocean lleva el pop a un estado alterno en su esperado álbum.


POR Staff Rolling Stone México  



Blonde_-_Frank_Ocean
Blonde
Frank Ocean
Boys Don’t Cry

Por Jonah Weiner.

A pesar de que Frank Ocean guardó silencio por la mayor parte de los últimos cuatro años, dejando al público preguntándose cuándo lanzaría un álbum que le diera seguimiento a su maravilloso debut de 2012, Channel Orange, este nuevo disco increíblemente ha válido la espera.

Resultando en una serie de acertijos y guiños, en el apropiado y psicodélico Blonde, el mareo es una sensación común. El disco es oblicuo, disonante y encantador, un vertiginoso marco del pop psicodélico en la era digital. En el sencillo principal, “Nikes”, Ocean envuelve su voz en una confusa distorsión que resalta en el espacio de tan solo dos líneas (“If you need dick, I got you”). El ambiente oscila de jubiloso a sombrío, siguiendo una rara lógica permisible solamente para Ocean. Hay algo radical en esa premisa que reafirma la fortaleza más grande del artista: Se rehúsa a ser opacado.

BANNER 1



comments powered by Disqus