5 películas independientes que deberías ver este verano


Una lista con filmes de distintas partes del mundo que no te puedes perder.


POR Priscila Núñez  



97029631_THE_NEON_DEMON-large_trans++eo_i_u9APj8RuoebjoAHt0k9u7HhRJvuo-ZLenGRumA

1. Taxi Teherán

Taxi Teherán es una maravillosa oda en contra de la censura. El gobierno iraní ha encarcelado en varias ocasiones al director Jafar Panahi, acusado de crear propaganda antigubernamental y le ha prohibido seguir filmando (una condena impuesta por 20 años). Pero eso no lo detuvo para filmar clandestinamente esta cinta en la que Panahi utiliza un taxi que él mismo conduce para narrar la historia de un ladrón, un vendedor de discos pirata, una defensora de los derechos humanos, entre otros peculiares personajes.

La cinta ganó el Oso de Oro en la Berlinale de 2015 y encontró su camino al Festival de Cannes dentro de una tarta para poder librar la vigilancia del régimen que en su país lo tiene a raya. Pero más allá de todo lo que se esconde detrás de la obra, esta brilla por la narrativa innovadora que utiliza, así como por la inteligente —y a la vez cómica— crítica social que, si bien sucede en Teherán, bien podría referirse a París o a la Ciudad de México.

2. Te prometo anarquía

Esta cinta narra la historia de Miguel: un joven de clase media que pasa los días en su patineta, que está enamorado de su mejor amigo de la infancia y que vende su propia sangre a un contacto ilegal para ganar dinero. Pero su vida da un giro de 180 grados cuando esta última actividad se convierte en negocio y una transacción grande no resulta como ellos imaginaban.

Se trata del quinto largometraje del director guatemalteco Julio Hernández Cordón, que ha llamado la atención no solo por su contenido y temática, sino también por sus triunfos en las ceremonias de premiación de diversos festivales dentro y fuera del país.

3. Mis mejores días

Mis mejores días, la más reciente película del director francés Arnaud Desplechin, cuenta la historia de Paul, un hombre de edad madura que es confundido con un espía comunista en la aduana y mientras ofrece explicaciones, recuerda su infancia, los ataques de locura de su madre, el vínculo con su hermano Ivan, a su padre, pero sobre todo, recuerda a Esther. Ella era el amor de su vida.

Ambientada en los años ochenta, con el trasfondo de la URSS y de la caída del muro, la cinta se nutre del contexto y de las vivencias de los protagonistas: jóvenes solitarios que buscan su identidad construida entre la política y el rock; y como lo hizo Truffaut en Los 400 golpes, Desplechin desdobla en esta cinta la identidad de un personaje arquetípico de su cine, su alter ego, Paul Dedalus.

4. El demonio neón

El demonio neón es una de las películas que más cautivó en el pasado Festival de Cannes. Dirigida por uno de los cineastas galardonados en pasadas ediciones: Nicolas Winding Refn, director de Drive.

Para esta cinta, el director se hizo de las habilidades histriónicas de Elle Fanning para contar la historia de Jesse, una chica que llega a Los Ángeles en busca de una carrera como modelo que la llevará por caminos más obscuros que le enseñarán que el mundo de la moda no es tan hermoso como sus modelos.

5. La delgada línea amarilla

Bajo una premisa tan simple como lo es el viaje de cinco hombres que son contratados para pintar la línea divisoria de una carretera que conecta dos pueblos de México, el director Celso García construye en su debut cinematográfico una historia que nos muestra la delgada línea que existe entre el bien y el mal, entre la risa y el llanto, entre la vida y la muerte.

La delgada línea amarilla es protagonizada por los talentosos Damián Alcázar, Joaquín Cosío, Silverio Palacios, Gustavo Sánchez Parra y el joven Américo Hollander, y ha sido aclamada por la crítica desde su estreno mundial en la edición 30 del Festival de Cine en Guadalajara.

BANNER 159 2



comments powered by Disqus