94 años de Marlon Brando


Un día como hoy nació Marlon Brando, una de las figuras más celebres de Hollywood.


POR Jonathan Matamoros  



Foto: Facebook Marlon Brando

Marlon Brando nació el 3 de abril de 1924 en Omaha, Nebraska y desde su infancia estuvo rodeado por el arte. Su madre, Dodie Brandon, era una actriz local de teatro y fue su primera influencia para llegar a convertirse en uno de los actores más celebrados y admirados del cine.

Desde pequeño, Brando mostró gran habilidad para imitar los gestos de otras personas. George Englund —director de cine y amigo de la infancia— dijo en Brando: The Documentary que lo recordaba imitando a las vacas y caballos de la granja de la familia para distraer a su madre del alcoholismo.

La rebeldía siempre estuvo presente en la vida de Marlon. Fue expulsado en dos ocasiones del bachillerato, la primera vez por conducir una motocicleta por los pasillos de la escuela y después por escabullirse al pueblo tras ser castigado por insubordinación.

Después de dejar la escuela e intentar, sin éxito, enlistarse en el ejército, Brando viajó a Nueva York para estudiar actuación, donde fue elogiado por su naturalidad (en un época donde el dramatismo en exceso era lo común).

Inició su carrera como actor de teatro para después saltar al cine en los cincuenta. En 1951 interpretó a Stanley Kowalski —considerada una de sus mejores interpretaciones— en la cinta Un tranvía llamado deseo, la cual lo llevó a recibir su primera nominación (de un total de ocho) al Óscar como Mejor Actor, estatuilla que ganó en dos ocasiones por Nido de ratas y El Padrino.

Desde entonces, Brando interpretó numerosos papeles que han dejado huella en la historia del cine. Su gran carisma y talento le permitieron dejar un legado que hoy es apreciado y alabado por la comunidad del cine y por todos los que disfrutamos de este arte. Te presentamos tres de sus interpretaciones más memorables que lo han llevado a ser considerado por muchos como el mejor actor de todos los tiempos.

El Padrino (1972)

Su interpretación de Vito Corleone en esta cinta dirigida por Francis Ford Coppola le valió a Brando su segundo Óscar como Mejor Actor. Premio que rechazó en protesta al mal trato recibido por los nativos americanos en Hollywood.

Un tranvía llamado deseo (1951)

Esta cinta dirigida por Elia Kazan es la responsable de poner a Brando en el mapa y de convertirlo en una estrella de Hollywood de la noche a la mañana.

Julio César (1953)

Basada en la obra de teatro homónima de William Shakespeare, representó un reto actoral para Brando y lo llevó a obtener su tercera nominación consecutiva al Óscar como Mejor Actor.



comments powered by Disqus