Alfonso Cuarón presume la fuerza de los mexicanos


El cineasta mexicano está feliz de ser parte del aniversario 70 de Cannes.


POR Daniela Nuño  



Alfonso Cuarón ha inscrito su nombre con letras doradas en la cinematografía mundial con grandes películas internacionales. Ha recibido un premio Óscar al Mejor Director por su cinta Gravity y ahora, durante el 70 aniversario de Cannes, fue homenajeado al ofrecer una de las Master Class con mayor audiencia de esta edición.

“Estoy emocionado de estar aquí, estoy muy feliz de estar en un evento como éste y muy honrado de poder ser parte de esto, del festejo de 70 años del festival con la presencia de los verdaderos maestros. Fue algo extraordinario, muy bello y emotivo. Estoy muy agradecido de ser parte y estar envuelto en esta celebración. Terminamos la celebración de la cena al estilo mexicano con mariachis, mezcal y tequila… No estoy muy seguro si a Cannes realmente le gustan las películas mexicanas, ¡pero ama como festejamos!”, dijo emocionado.

Alfonso estuvo casi dos horas platicando de su historia e inicios haciendo un recorrido por su cinematografía, donde no faltaron las referencias al cine mexicano que lo inspiró.

“Estoy muy identificado, tenía muy en claro quienes eran la nueva generación de maestros como Ripstein y Cazals, era algo de locos. Una de las películas que movió mi vida y la puso de cabeza fue Canoa, de Felipe Cazals. Dejó una marca en mi vida y en cómo me acercó a las cosas. Mi sueño era ser su asistente, le ofrecí mis servicios muchas veces, pero nunca tuve la oportunidad”, confesó.

“Las personas de esa generación eran muy generosas y algunos de ellos fueron quienes me ayudaron. Esa generación me amamantó, por así decirlo. Estoy muy agradecido con ellos. Cuando ‘El ChivoLubezki y yo empezamos, nos partíamos la cabeza encontrando la forma de no seguir con ciertas tendencias de esa generación. Sin embargo, los aspectos técnicos, visuales y los photoshoots nos encantaban. De alguna manera, eso nos distrajo de nuestro propio viaje, pues traíamos el bagaje, ciertos estilos del cine francés y estadounidense, y queríamos crear formas de ese tipo de cine. El cine mexicano se nos hacía un tanto informal. Ahora que lo veo en retrospectiva, el cine mexicano de esa generación nos distrajo mucho”.

Durante la charla, repleta de mexicanos, latinos y franceses que admiran a Cuarón que colmaron la sala Buñuel del Palacio del festival, también estuvo presente Guillermo del Toro, uno de sus grandes amigos quien lo ha acompañado en su trayectoria, incluso él fue quien lo convenció para realizar Harry Potter y le dio la idea del final en Y tu mamá también. “En Y tú mamá también estaba escribiendo con Carlos [Cuarón], pero en la resolución del final estaba enredado, no encontraba el punto de conexión para que fuera relevante y quedara y Guillermo me dijo: ‘Lo que tienes que hacer es que se besen, que tengan sexo entre ellos. Eso es lo que debe pasar porque les va a provocar vergüenza; la estúpida vergüenza que tenemos por nuestro bagaje cultural’. Fue Guillermo, recuerdo bien esa tarde y yo dije algo como: “¡Ahhh! claro… ¡tiene razón!”.

Al final, entre aplausos y gritos de “¡Viva México!” en una charla cercana y emotiva, Guillermo subió al escenario y junto a Cuarón recibieron el cariño de la gente que hasta tuvo la oportunidad de llevarles nuevos proyectos.

BANNER APP 168



comments powered by Disqus