‘Anónimo’, El misterio detrás de Shakespeare


‘Anónimo’, El misterio detrás de Shakespeare, según el director Roland Emmerich


POR Staff Rolling Stone México  



'Anónimo', El misterio detrás de Shakespeare, según el director Roland Emmerich

De acuerdo a Roland Emmerich en ‘Anónimo’

Por Óscaruriel

Seguramente los conservadores y puristas no estarán de acuerdo con la respuesta a una truculenta teoría que pone en tela de juicio la autoría de uno de los legados literarios más importantes de la historia de la literatura, misma que el director norteamericano Roland Emmerich nos ofrece en su más reciente película titulada Anónimo. ¿Es realmente William Shakespeare el responsable de la célebre dramaturgia considerada la obra cumbre del teatro universal? Emmerich responde al cuestionamiento que académicos y especialistas se han realizado en los últimos años con un melodrama exacerbado protagonizado por un elenco de estupendos actores entre los que destacan Rhys Ifan como el Conde de Oxford (autor auténtico en la versión de Emmerich), David Thewlis como William Cecil y, en una estrategia en el renglón de reparto, Vanessa Redgrave y Joely Richardson (madre e hija en la vida real) compartiendo la caracterización de la Reina Isabel I de Inglaterra en dos etapas distintas de su vida.

Shakespeare es considerado un tesoro mundial. En lo personal me intriga y me fascina la interrogante sobre la autoría de su legado. Desconocía sobre esta teoría. Me parece sumamente extraño que no tenía libros, que nunca leyó algo para sus hijos. Mi padre, por ejemplo, tenía una amplia biblioteca, cada libro que compró signifi caba algo muy importante” abre el diálogo la legendaria Vannesa Redgrave.

Anónimo es el contundente nombre de la película que ha puesto a Emmerich en boca de todos. Es un tratado que propone, a través de una excéntrica dramatización, el otorgar a Eduardo de Vere (Ifans) la autoría completa de las obras de teatro a la par que se presentan pasajes que involucran al personaje con una trama desarrollada en palacio en donde la misma reina juega un determinante rol en la historia. Obviamente la película ha sido objeto de ataques por parte de académicos quienes insisten que Emmerich no posee el sostén histórico como para crear un relato así, de esta manera Anónimo se ha convertido en objeto de ataques y burlas por parte de los maestros en material quienes han condenado la mezcla de la historia del dramaturgo con la sucesión real.

“La idea de combinar la historia de Shakespeare con una conspiración en palacio es prácticamente mía. Pero necesitaba una razón mucho más sólida como para justificar el por qué un autor no pondría su firma en la obra y de repente tuvimos la idea de crear una situación mucho más emotiva en la que el autor pedía por la vida de su hijo a cambio de jamás poner su nombre en alguna de las obras de teatro. Siempre tuve la inquietud de crear una tragedia alrededor de la vida de Shakespeare pues me siento mucho más identificado con la obra trágica del escritor”, comenta Emmerich al cuestionarle la bizarra mezcla entre ficción e historia que resulta Anónimo en donde la figura de la Reina Isabel juega un rol determinante en la anécdota.

Los críticos han coincidido en alabar la exquisita puesta en escena de la cinta. “El diseño de arte del estudio del Conde de Oxford simplemente es inspirador. Me informé sobre lo que acontecía en esa atormentada mente” concluye Joely Richardon quien a su vez tuvo que pasar horas portando un corsé para dar vida a una joven y apasionada Reina.

BANNER CONTENIDO 2 DIC



comments powered by Disqus