Bitácora Cinéfila desde el TIFF IV


En esta ocasión les hablamos de películas, en ficción en documental, que enfrentan realidades agresivas y crueles, y cómo dichas experiencias les cambian la vida.


POR Staff Rolling Stone México  



En esta ocasión les hablamos de películas, en ficción en documental, que enfrentan realidades agresivas y crueles, y cómo dichas experiencias les cambian la vida.

Por Arturo Aguilar

Beasts of No Nation
El director Cary Fukunaga, responsable de Sin Nombre y de la primera temporada de True Detective, dirige esta película protagonizada por Idris Elba y el niño Abraham Attah, sobre un niño soldado en un país sin identificar en África.
Como en su anterior película y en la serie de HBO, Fukunaga retrata el proceso de descubrimiento de un mundo cruel, complejo y sorpresivo, donde ya no queda espacio para la inocencia sino la ‘simple’ admisión de que hay seres humanos capaces de las más atroces acciones.
Además, el filme cuenta con una serie de guiños de carácter político y social que hace directa referencia a las actuales crisis de refugiados llegando a Europa, exhibiendo la raíz de uno de los problemas que en África, durante las últimas décadas, ha provocado dichos éxodos masivos, sus consecuencias y la forma en que un niño inocente, separado de su madre por los conflictos de la zona, acaba perteneciendo a uno de estos grupos criminales como única opción de supervivencia.
Visual y técnicamente, Fukunaga confirma el enorme talento mostrado en True Detective, con una esmerada atención al detalle y un logro nada menor al poder integrar a jóvenes no-actores a la producción y sacar de ellos una naturalidad frente a la cámara que aporta a la historia en completo.
Una película que puede meter a Netflix en la pelea de premios y nominaciones de la Academia de Hollywood en unos meses (en la ficción, ya que en el género documental ya lograron una nominación al Oscar con The Square, sobre la revolución en la Plaza Tahrir de El Cairo, Egipto).
Se estrena en octubre en dicha plataforma.

He Named Me Malala
Davis Guggenheim, el director de Una verdad Incómoda y Esperando a Supermán, retoma su interés por los temas de la educación y las historias que buscan un llamado a la acción, convertirse en un fenómeno y un movimiento después de ser una película, al hacerse cargo del documental sobre la vida de la Premio Nobel de la Paz 2014, la activista pakistaní Malala Yousafzai.
Malala, quien sobrevivió un ataque de un sicario talibán quien le disparó en el rostro en 2012, fue antes del incidente, bloguera para la BBC escribiendo sobre la situación de la educación en su país cuando los talibanes llegaron a la región, impusieron una serie de nuevas reglas y prohibieron la asistencia de las mujeres a la escuela.
En este emotivo e interesante documental es posible conocer la singular dinámica y relación entre Malala y su padre, su inspiración en el rol de defensora de los derechos de las niñas de todo el mundo por acceder a una educación mínima de 12 años.
Tras el traumático incidente y su recuperación, y aun con una amenaza de muerte que no le permite regresar a su país, Malala decidió seguir adelante con su causa.
Las razones, filosofías y creencias detrás de esta decisión resultan un interesante tour por la mente y emociones de una niña ejemplar y admirable.
Guggenheim sabe mostrar las diferentes caras de una niña que a la vez solo quiere ser estudiante, prepararse para sus exámenes y bromear con sus hermanos mientras viaja por el mundo promoviendo su causa.
Estrena en México a finales de octubre.

Banner app 148




comments powered by Disqus