Cobertura especial Festival Internacional de Cine de Morelia 2011


Cobertura especial Festival Internacional de Cine de Morelia 2011


POR Staff Rolling Stone México  



Cobertura especial Festival Internacional de Cine de Morelia 2011

Parte III

Parte II

Parte I

La fiesta del cine en Morelia

El Festival Internacional de Cine de Morelia debe de ser siempre visto como una enorme fiesta de varios salones interconectados. Salones que han ido creciendo y apareciendo año con año.

En un salón de esta gran fiesta algunos realizadores trabajan en sus futuros proyectos asesorándose con especialistas o gente de la industria, en otro se bala al ritmo del cine michoacano, en uno más se puede escuchar a Terry Gilliam hablar de su cine y en el siguiente disfrutar de una selección de cine B mexicano de Quentin Tarantino.

Hay salones para los que quieren ver lo más reciente de la Semana de la Crítica del festival de Cannes, para la filmografía completa o joyas casi nunca vistas de algún gran director o para descubrir el quehacer fílmico latinoamericano actual. Incluso hay salones al aire libre donde la gente ver cine gratuitamente.

Como los salones son muchos y demasiadas cosas pasan al mismo tiempo, hemos enviado a nuestros especialistas en cine Arturo Aguilar y OscarUriel a que se metan en tanta fiest… perdón, en tanto salón les sea posible para contarnos desde Morelia lo más destacado que se va exhibiendo, las reacciones, eventos y las recomendaciones que surjan.

Este año, los salones de los que Oscar y Arturo recomiendan estar pendientes son los siguientes (si alguno de ustedes asiste, no dejen de saludarlos):

Salón Documental mexicano: Lo venimos diciendo desde hace tiempo y hay que reiterarlo. El documental nacional vive un gran momento. En forma o fondo, siempre aporta algo interesante. Este año, por primera vez, son más los documentales mexicanos que las ficciones mexicanas en competencia en la sección oficial. Imperdibles: El lugar más pequeño, El Cielo Abierto y Agnus Dei.

Salón de clásicos: La oportunidad de ver en pantalla grande y en cine clásicos del séptimo arte es una oportunidad pocas veces apreciada y de una enorme satisfacción para el cinéfilo. Este año, ahí estarán joyas de Jean Vigo, Béla Tarr, Aki Kaurismäki, Alain Resnais y la maravillosa Touch of Evil de Orson Welles.

-Salón de estrenos: Desde la muy interesante We need to talk about Kevin o Pan Negro (reciente multiganadora en los premios Goya) a los ensayos sobre la vida que Malick hace en El Árbol de la Vida y las reflexiones sobre los sacrificios paternos de A Better Life (función inaugural), el FICM trae una dosis interesantes de cintas que aparecerán en algunos meses en la cartelera mexicana y que darán de que hablar hacia la temporada de premios de Hollywood.

Salón de rarezas: Está medio escondido pero vale la pena encontrarlo. Gracias a la Gira Ambulante, en Morelia muchos podrán ver el maravilloso documental en 3D, La cueva de los sueños olvidados, de Werner Herzog. Busquen también Gainsbourg: vie heroïque, interesantísimo y lúdico retrato de este célebre artista francés.



comments powered by Disqus