Desde el FICM 2016 – Día 2


En esta segunda entrega hablamos sobre los filmes ‘Ma Loute’, ‘Zeus’ y ‘Mientras se busca al Diablo’.


POR Arturo Aguilar  



Ma Loute

El realizador francés, Bruno Dumont aprovecha los terrenos de la sátira, en esta ocasión en un registro exagerado y estridente para mostrar a un atractivo reparto coral liderado por Juliette Binoche, Valeria Bruni Tedeschi, Fabrice Luchini, Angélique Vergara y Jean-Luc Vincent.

Estamos en el verano de 1910 en las costas de la Bretaña francesa en el norte del país. Durante los últimos días, algunos turistas han desaparecido de la playa local. Por un lado, el inspector Machin descubre una pista que lo conduce hacia los Brufort, una familia de pescadores locales con curiosas preferencias alimenticias. Mientras tanto, los Van Peteghem, una degenerada familia burguesa, llegan a su villa vacacional para disfrutar del sol, como acostumbran cada año.

Cuando los hijos de ambas familias se conocen y enamoran, la vida de todos los involucrados sufrirá un intempestivo giro y a partir de ello comenzarán a surgir aspectos de su verdadera personalidad, que es donde Dumont aprovecha para señalar las más extrañas patologías personales y familiares, sociales y de la época, alrededor de excesos y creencias, valores y necesidades. Un entretenido paseo que para cierto público podría resultar también demasiado estrafalaria y desbordada, pero en esas exageraciones es donde el director dibuja sus comentarios sobre las situaciones y sus protagonistas. El filme fue parte de la Selección Oficial del Festival de Cannes de este año.

Zeus

Zeus-1

Un nini treintañero vive con su madre mientras asegura trabaja en una novela, pero la realidad es que procrastrina a niveles profesionales mientras pasa buena parte de su tiempo obsesionado con su halcón Zeus y en salir a cazar con ella.

Joel, el protagonista, está atrapado en una viciosa relación de constante autosabotaje y chantaje emocional con su madre, una exitosa cirujana que pasa por encima de su hijo en cada oportunidad posible, sometiendo los intereses de su hijo a sus necesidades. Pero cuando el intento de desarrollar una relación (o al menos una aventura) con una secretaria que conoce vía el único amigo que parece tener (otro amante de la cetrería) y su amada mascota desaparece por culpa de su madre, él deberá confrontar su realidad y en el camino provoca una serie de acontecimientos imprevisibles. Sin embargo, cuando la historia necesita aprovechar estas premisas y la creación de una dinámica de confrontaciones entre los personajes, su director, Miguel Calderón, prefiere dejar las cosas en el mismo status quo y simplemente mantener un retrato de los círculos viciosos en los que viven sus personajes, sin arriesgar una posible salida o un cambio. Ni una sugerencia de lo mismo. Una idea inicialmente atractiva y con un potencial y momentos interesantes, que resultan desaprovechados en su segunda mitad.

Mientras se busca al Diablo

lookingdevil

Este documental de la sección mexicana en competencia es un interesante ensayo fílmico construido a partir de un material ya existente.

Hace una década, el realizador holandés Kees Hin viajó por el Sureste Asiático, Europa y América preguntando a habitantes de distintos países por el diablo, a partir de creencias culturales y religiosas o de experiencias personales. Dicho viaje quedó registrado en 102 cintas que sumaban un archivo de 97 horas.

Diez años después, los cineastas Diego Gutiérrez y Danniel Danniel usan el material no editado para crear una curiosa y sugerente experiencia sobre la idea colectiva del Diablo. Lejos de cualquier narración convencional y utilizando una suerte de “generador aleatorio de código de tiempo” Danniel y Gutiérrez crean un mosaico de momentos en que el azar es también parte del proceso de reconstrucción del viaje de Hin.

Más que una película con una trama o un camino claro, la experiencia de este filme es como la de un cuarto con infinidad de ventanas que van rotándose frente al espectador para asomarse a diferentes momentos y entrevistas, en diferentes lugares y con distinta gente. Un ensayo que ofrece al espectador la posibilidad de lanzar más preguntas al aire, en lugar de obtener respuestas claras sobre la definición o creencia alrededor del Diablo. Un viaje sugerente y provocador.

BANNER 2



comments powered by Disqus